¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Tiene la pegadiza canción “China es mi hogar” el propósito de lavarle el cerebro a los niños de Hong Kong?

Screen capture from the children video "China is my home".

Captura de pantalla del vídeo musical para niños de la canción China es mi hogar

China China is my mother
China China is my home
China China is getting stronger
China China I love her

China China es mi madre
China China es mi hogar
China China se esta fortaleciendo
China China yo la amo

Esta canción para niños, de tres minutos de duración y cuatro líneas que se repiten una y otra vez, preocupa a los padres de Hong Kong. Recientemente, se la escuchó en dos ocasiones durante las asambleas semanales de una escuela católica primaria de esta ciudad, y algunos de los adultos creen que esta pegadiza canción es un intento de lavarle el cerebro a los niños en un momento de mucha tensión entre China y Hong Kong.

Hong Kong es una región administrativa especial de China que goza de un alto grado de autonomía del gobierno central, pero Pekín ejerce una increíble presión para que Hong Kong se alinee con sus políticas. Lo que los gobiernos de Hong Kong y Pekín quieren para la ciudad a menudo difiere con los que los mismos habitantes de Hong Kong quieren, como demuestran las recientes protestas pro-democráticas del movimiento Occupy Central que se apoderaron de las calles del centro de la ciudad por más de dos meses.

Debido a una serie de protestas, el gobierno de Hong Kong descartó, en el 2012, sus planes para implementar la ‘educación patriótica’, la llamada “Educación Nacional” que promueve a China, como parte del plan de estudios obligatorio de las escuelas primarias. Sin embargo, el Departamento de Educación de Hong Kong sigue fomentando este programa a través de su plan de financiación y muchas escuelas lo han introducido como parte de su plan de estudios o como una actividad extracurricular.

Como consecuencia de las protestas de Occupy Central, Pekín presionó a Hong Kong para que volviera a lanzar el programa de educación nacional. Grupos activistas, tanto de padres como de alumnos, están atentos al desarrollo de la situación

El director de una escuela católica admitió que había mostrado el video de China es mi hogar dos veces en un mes durante las asambleas semanales y dijo que las imágenes del vídeo de la canción son acordes con el tema general de las discusiones acerca de la “devoción” y la “cultura” que surgen durante estas reuniones. Insistió que desconocía la letra de la misma y no forzó a los niños a cantarla.

Con solo cuatro líneas que se repiten una y otra vez, es difícil de imaginar que alguien podría desconocer lo que dice la canción.

Algunos padres pertenecientes al “Grupo de padres preocupados por la Educación Nacional” en Facebook están escribiendo una carta que aborda el tema dirigida a la escuela y a la Iglesia Católica.

Mok Chi Wai, un escritor de la plataforma de periodismo ciudadano inmediahk.net, analizó la relación entre los miembros de la Iglesia Católica y el gobierno de China central:

香港天主教會中,與香港大環境一樣,實在不乏「愛國」人士。而「愛國」分兩種:愛國民主派以及親共派。所謂愛國民主派,即擁有所謂的大中華意識,認為教徒必定要愛國,要了解國情,幫助國家發展,同時支持民主運動,而或多或少不滿共產黨統治。[…] 他們也喜歡把單純而缺乏思考的「愛國」意識,frame成為道德議題。「中國是我的媽媽」,我們是子女,大家有血緣關係,因此要孝敬。質疑「愛國」就變成不孝、不道德。他們或許自稱是「批判地愛國」,但他們的「批判」,也只流於表面。日講「愛國」夜講「愛國」,卻永遠講不清為何要「愛國」、「愛甚麼國」。[…]

另一種,就是投共派。他們基本上不只是愛國,而且也愛黨,相信習近平是好人,西方國家批評中國都是帝國主義作祟。[…]

還有些教會中人,為了要到大陸傳教,或協助中梵建交,因而處處避忌,避免得罪政權。他們當中,有些人是真正用心良苦,而且深明如此做法是有代價的,因此不會處處宣揚,反而謙卑傳教,盡力而為,也不會去批評為義而抗爭者。但有些人卻不同,自覺自己很偉大,也自以為自己的策略很聰明,認為抗爭太愚蠢,不值得為「政治」而犧牲宗教和傳福音之機會。

Al igual que el entorno político de Hong Kong, la Iglesia Católica también tiene muchos patriotas. Existen dos tipos de patriotas: los democráticos y los pro-comunistas. Los patriotas democráticos tienen una fuerte identidad china y creen que los creyentes deberían amar y entender a su país. También deberían colaborar con el desarrollo del mismo y apoyar el movimiento democrático. Algunos de ellos son críticos del gobierno del Partido Comunista de China […] Prefieren poner al patriotismo bajo el estandarte de lo “moral”. Es por eso que China es nuestra madre y nosotros somo sus hijos, se trata de un lazo familiar de sangre y debemos tratar al país con el principio de la devoción. Cuestionar al “patriotismo” va contra este principio y por lo tanto es inmoral. Aunque se llamen a si mismos “patriotas críticos”, su crítica solo es superficial. Siguen sermoneando por el “patriotismo” pero nunca se preguntan por qué. ¿Qué es lo que amamos de este país?

Otro tipo de patriota es el que está a favor del Partido Comunista de China. Ellos no solo aman a su país, pero también a su partido. Creen en [el presidente] Xi Jinping y piensan que la crítica occidental hacia China se debe a un interés imperialista.

Algunos miembros de la iglesia evitan hablar de política ya que quieren predicar en la parte central de China o fortalecer los lazos entre China y el Vaticano. Entre ellos, hay varios que son sinceros y entienden el precio que tienen que pagar por permanecer callados. Mantienen un perfil bajo y solo se concentran en predicar humildemente, sin ofender al gobernante pero tampoco criticando a los manifestantes. Sin embargo, hay otros que se enorgullecen de su trabajo y creen que están llevando a cabo la estrategia más adecuada. Critican a los manifestantes por sus ridículas causas y creen que la “política” arruinaría la oportunidad de predicar la cristiandad.

En tanto aumenta la presión por hacer del programa de educación nacional obligatorio, la división y el conflicto dentro de la iglesia también crece. ¿Pueden la religión y la política realmente permanecer separados?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.