¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

‘No es nuestra guerra': Paquistaníes no quieren nada con Arabia Saudita en Yemen

Citizens staged a protest against the involvement of Pakistan in the current Saudi-Yemen dispute, during a demonstration in Karachi. Image by ppiImages Copyright Demotix (6/4/2015)

Ciudadanos protestan contra la participación de Pakistán en la actual disputa saudita-yemení durante una manifestación en Karachi. Imagen de ppiImages. Derechos reservados Demotix (6 de abril de 2015).

Luego de días de debate, el Parlamento de Pakistán decidió por unanimidad a favor de una resolución que “Pakistán debe mantener la neutralidad” en Yemen. Eso quiere decir que Pakistán no contribuirá con su poder militar en la ofensiva militar encabezada por los sauditas contra los combatientes hutíes, que han estado en control de grandes zonas de Yemen desde enero.

Bien por el Parlamento de Pakistán, por pedir al gobierno que se mantenga completamente neutral en el conflicto de Yemen.

Arabia Saudita había solicitado formalmente que Pakistán se uniera a sus esfuerzos en Yemen, con lo que puso al primer ministro Nanwaz Sharif, democráticamente electo, en un apuro en su país.

Su pedido llegó después de informes de noticias que indicaban que Pakistán no participaría en la lucha, pero que ayudaría a Arabia Saudita a defender su territorio si fuera necesario.

El primer ministro Sharif, que ejerce el cargo por tercera vez, tiene buenas relaciones con la monarquía saudita y fue su invitado mientras estuvo en el exilio luego del golpe que derrocó a su gobierno en 1999. Arabia Saudita es la mayor potencia suní en el Golfo y es un antiguo aliado de Pakistán y contribuye con la mayoría suní en Pakistán. Los sauditas dieron a Pakistán $1,500 millones en 2014.

A pedido de los principales partidos de oposición, Sharif convocó a una sesión conjunta del Parlamento el lunes 6 de abril. El público paquistaní ha criticado abiertamente la guerra y toda participación de Pakistán — “esta no es nuestra guerra” es una frase común que se escucha en los canales de televisión y en los puestos de té.

El ejército paquistaní es sólo para Pakistán. No estamos involucrados en la guerra en Yemen. Esta no es nuestra guerra.

Ciudadanos en Karachi y Lahore realizan manifestaciones contra la posible participación de Pakistán en la guerra en Yemen.

 Esta no es nuestra guerra.

Esta no es nuestra guerra… Solamente luchamos por nuestros amos sauditas.

El instructor de ventas Ashraf Chaudhry sostuvo en Facebook que a los paquistaníes les han vendido seis mentiras para legitimizar el ataque contra Yemen y enviar tropas paquistaníes al llamado de Arabia Saudita.

Malik Siraj Akbar, periodista y activista paquistaní sostuvo en su publicación, ‘La apuesta de Pakistán en Yemen’, que Pakistán metería la pata si se uniera a la coalición de ocho naciones:

While some see the crisis in Yemen as a proxy battle between the Sunni and Shia camps led respectively by Saudi Arabia and Iran, the people in Pakistan have already seen the glimpses of this war, although in a different form, for nearly three decades. The Pakistan-based religious schools, which are allegedly substantially funded by Saudi Arabia and several other oil-rich Arab states, have been blamed for churning out Islamic terrorists and providing sanctuary to similar local and foreign fugitives. In addition, hundreds of Shias are killed each year in Pakistan in sectarian violence.

Mientras algunos ven la crisis en Yemen como una batalla por poder entre los campos suníes y shiítas, encabezados respectivamente por Arabia Saudita e Irán, la gente de Pakistán ya ha visto los destellos de esta guerra, aunque de una forma diferente, durante casi tres décadas. Colegios religiosos que están situados en Pakistán, que supuestamente tienen sustancial financiamiento de Arabia Saudita y otros varios estados árabes ricos en petróleo, han sido acusados de producir lenta y eficientemente terroristas islámicos y ofrecer santuario a similares fugitivos lugareños y extranjeros. Además, matan a cientos de shiítas cada año en Pakistán en violencia sectaria.

La posibilidad de enviar tropas paquistaníes provocó inmensa presión de parte de los partidos políticos así como en la sociedad civil. Imran Khan, jugador de críquet convertido en político del partido Pakistan Tehreek-i-Insaaf (PTI) regresó al Parlamento luego de seis meses de boicot y se unió a la sesión conjunta del lunes 6 de abril para tratar el asunto de Yemen.

El caricaturista Sabir Nazar ilustró el debate en una caricatura, que fue publicada en Facebook por el usuario Khurram Zaki:

Los sauditas dicen que Pakistán quiere unirse a la lucha contra los rebeldes de Yemen.

Pak-Saudi ties on Yemen
Sabir Nazar

Posted by Khurram Zaki on Friday, April 3, 2015

Vínculos paquistaní-sauditas referidos a Yemen.
Sabir Nazar

Miembros de la sociedad civil que se oponen a la participación de Pakistán también iniciaron un petición en línea en Change.org:

We are already cleaning the mess created in 1970's. It's been four decades and another century and it doesn't seem to end. We have already lost thousands and thousands of Pakistanis because of policies of the few. We are a much informed and politically engaged nation now and we will not let our government fight other's wars. We will not let our forces to get dragged in the self-created mess of Middle East. PM Nawaz Sharif don't try to pay back to Saudi Arabia at the expense of 180 million people.

Ya estamos limpiando el lío creado en los años 1970. Han pasado cuatro décadas y otro siglo y esto no parece terminar. Ya hemos perdido miles y miles de paquistaníes por las políticas de unos cuantos. Ahora somos un país más informado y políticamente comprometido y no dejaremos que nuestro gobierno luche las guerras ajenas. No dejaramos que arrastren a nuestras fuerzas en este laberinto autogenerado de Medio Oriente. Que el primer ministro Nawaz Sharif no trate de pagalre a Arabia Saudita a expensas de 180 millones de personas.

En Twitter, la gente se expresó en contra de la idea:

Una guerra mayor: Que Pakistán entre a Yemen sería un error.
Post-Gazette.com – La más reciente idea desafortunada en surgir de Medio Oriente y el sur de Asia es un pedido de Arabia Saudita para que Pakistán provea aviones, barcos de guerra y fuerzas terrestres para la…

Ya que parece que el envío de tropas de Pakistán a Yemen está grabado en piedra… que nos den un precio justo. Empiecen por pedir $65 B y petróleo gratis.

En la crisis de Yemen, Pakistán tuvo más que aprovechar entre las partes en disputa, ¡¡¡o bien Nawaz es tímido por naturaleza o no lo están aconsejando bien!!!

Unos cuantos días antes de que Pakistán tomara su decisión de permanecer neutral el 10 de abril, el primer ministro paquistaní había dicho que Pakistán “no tenía apuro” en avanzar en un sentido o en otro.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.