¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

De polémicas por personalidades públicas a discusiones por los derechos de los animales: El fenómeno de la Semana Santa y su significado en Uruguay

Foto de la Semana de Turismo

Foto publicada en Flickr por Eduardo Amorim. Publcada bajo licencia Creative Commons.

Semana de Turismo es el nombre con el que se conoce a la Semana Santa en Uruguay, aunque también se la denomina Semana Criolla, dependiendo del punto de vista de quien la nombre. El origen de este fenómeno único en el mundo está en el carácter laico del Estado uruguayo, donde la Iglesia se separó del Estado a partir de la Constitución de 1918. Si bien algunas festividades católicas se mantienen, como Navidad y Semana Santa, esta última perdió su carácter religioso en lo oficial, tomando otro nombre que la diferencia.

El nombre oficial de Semana de Turismo está relacionado con el feriado y con la época del año en que se desarrolla (a principios del otoño en el sur de América), momento que resulta particularmente propicio para el turismo y las actividades al aire libre, tanto a nivel nacional como internacional.

Esta peculiaridad uruguaya fue explicada a World News en español, por el cardenal uruguayo Daniel Sturla, en un artículo titulado: En el laico Uruguay, la semana no es Santa, sino de Turismo.

La Semana de Turismo es también semana de festejos de diferentes organizaciones, como las tradicionales agrupaciones criollas, que resaltan la cultura y tradición gauchesca, festejando con actividades típicas del campo, con el particular atractivo de las exhibiciones de doma de potros. En Montevideo, las actividades criollas se realizan en el predio de la Rural del Prado y en la Criolla del Parque Roosevelt.

Otra de las festividades que integran las celebraciones de Semana de Turismo, es la Semana de la Cerveza de Paysandú, la mayor fiesta de la cerveza de Uruguay, que este año obtuvo una excelente afluencia de público. Con muy buen nivel en los espectáculos y stands presentados, la 50ª Semana de la Cerveza de Paysandú se desarrolló en un clima alegre y tranquilo, alterado apenas por los rumores y repercusiones creados en torno a la renuncia del conductor habitual del evento, Orlando Petinatti, popular comunicador uruguayo y conductor del programa radial, Malos Pensamientos.

Al respecto, el propio Petinatti se expresó en una nota publicada por la radio Espectador

Una fiesta para todo el pueblo sanducero, para el departamento y todo el Uruguay se transformó en una batalla campal entre Montescos y Capuletos,producto de las elecciones de mayo. Yo me veo en medio de esta puja electoral por conducir esta fiesta durante 3 años y ayudar desde mi lugar a que sea un éxito luego de años de estar olvidada

En Twitter, las repercusiones no se hicieron esperar, como lo demuestra el artículo de TV Show (@tvshowuru), que el propio Petinatti retuiteó:

La tradicional Semana Criolla del Prado 2015, en su 90ª edición, recibió alrededor de 230.000 visitantes y los clásicos stands de diversos países, empresas y organizaciones rurales.

Las jineteadas: tradición o maltrato animal?

En cuanto a las jineteadas que contaron con la participación de jinetes uruguayos, argentinos, brasileros y chilenos, si bien fueron ovacionadas por el público presente, despertaron críticas y protestas por parte de activistas defensores de los derechos de los animales, que se manifestaron frente al predio de la Rural del Prado portando pancartas de rechazo a las domas y al maltrato animal, como lo registran las fotografías tuiteadas por el arquitecto y docente, Nicolás Li Calzi, Nico LC (@nicolicalzi):

La manifestación fue captada por el canal de YouTube PlanetNews:

En el video, Jonathan Pilar, activista contra el maltrato animal explica las razones principales de la protesta:

Creemos que es violencia organizada desde una institución gubernamental […] Creemos que el gobierno no debe fomentar actividades violentas […] Nos da vergüenza lo que pasa ahí adentro y cada vez somos más […] Creemos que por más que sea cultura o que sea tradición, maltratar a los seres más débiles no puede tener cabida en la sociedad que buscamos

Las polémicas a este respecto no son recientes. En años anteriores incluso el público dio muestras de rechazo durante uno de los eventos. Del mismo modo, los activistas organizaron eventos junto a las jineteadas. Asimismo, durante la Semana Criolla de 2014, se publicó en el portal Veganuy el relato de un enfrentamiento entre asistentes y activistas:

Como era de esperar , uno no puede callarse al ver a este animal dominado y golpeado y a todo el publico enajenado aplaudiendo , gritando y llenandondose el iris de violencia con cada palma , por lo que los activistas empezaron a aplaudir , gritar y hacer alusion al tipo de espectaculo que estamos consumiendo y la violencia que se le genera al animal por el simple echo de divertirnos , a todo esto patriotas enfurecidos empiezan a insultar a los activistas y en cuestion de segundos , esos insultos se convirtieron en piñazos y empujones

En el portal se comparte también un video que cuenta el incidente y recoge impresiones acerca de los pormenores de las jineteadas:

https://www.youtube.com/watch?t=34&v=DJYYMaDOZms

Otra gran fiesta de la patria gaucha, y que muestra la gran popularidad de estos eventos, es la Criolla del Parque Roosevelt, que llegó a su 38ª edición con concurrencia de 300.000 espectadores y baja recaudación. Por ello existe la amenaza de cierre para próximas ediciones, algo que podrá traer problemas, como puede apreciarse en el artículo publicado por El País: “Si cerramos la Criolla, nos van a matar“.

Las protestas contra el maltrato animal durante fiestas tradicionales comienza a verse con más frecuencia en la región. Vea también el trabajo de nuestro Colaborador J. Tadeo sobre los debates en torno a la charrería en México.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.