¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La nueva ley de seguridad de Tailandia ‘aniquila la libertad de expresión’

File photo of General Prayuth Chan-ocha (right), the incumbent Prime Minister of Thailand. Prayuth signed a new security law to replace martial law in the country. Photo by Vichan Poti, Copyright @Demotix (9/4/2014)

Imagen de archivo del general Prayuth Chan-ocha, actual primer ministro de Tailandia. Prayuth aprobó la nueva ley de seguridad que sustituye a la ley marcial en el país. Fogografía de: Vichan Poti, Derechos de autor @Demotix (9/4/2014)

Después de 11 meses, el Estado tailandés por fin derogó la ley marcial en el país el primero de abril del 2015; sin embargo, este rápidamente aprobó una nueva ley de seguridad, la cual muchos grupos defensores de los derechos humanos describen como aún más restrictiva.

En mayo pasado, el ejército de Tailandia llevó a cabo un golpe de estado, aparentemente, para cesar los conflictos que acontecían en las calles entre la oposición y las fuerzas a favor del Estado. Este ejército impuso la ley marcial, tomó el control de las salas de redacción de los medios de comunicación más importantes y vedó las reuniones de naturaleza política. Se redactó una constitución provisional que dio paso a la creación de un Estado civil respaldado por la milicia, que es dirigido por el general Prayuth Chan-ocha. Este nuevo Estado se denominó como el Consejo Nacional para la Paz y el Orden. No obstante, la ley marcial permaneció vigente pese al nombramiento de las autoridades civiles.

Apelando al artículo 44 de la Constitución provisional, Prayuth aprobó la orden número 3/2558 (3/2015), la cual revoca la ley marcial, pero a la vez impone medidas de seguridad más severas en todo el país. La nueva ley conserva el nombramiento de los oficiales de paz y orden de las filas de la milicia, a quienes les confieren poderes extensos para defender la seguridad del Estado. El personal del ejército puede inspeccionar hogares, citar o arrestar a personas problemáticas, confiscar propiedades y detener individuos sospechos en instalaciones especiales, hasta por siete días, sin necesidad de tener una autorización judicial.

La libertad de reunión todavía está restringida, según lo estipula el artículo 12 de dicha orden, ya que veda las “reuniones de naturaleza política de cinco o más personas”.

Estas caricaturas, por @stephffart, reflejan el sentir de muchos activistas y defensores de la democracia en Tailandia con respecto al artículo 44:

Junta militar demente – ruta barbárica a la democracia (o no) – caricatura 2.

- Junta tailandesa: Créanme, usaré el poder absoluto “constructivamente”
– Tailandia: Bueno, discúlpeme, si hago uso del escepticismo “constructivamente”.

Caricatura para la Nación del lunes – Prayut Max 3.

La orden adicionalmente constituye una amenaza para la libertad de expresión. El artículo 5 podría ser utilizado para suprimir la disidencia. Este dice:

Peacekeeping Officers are empowered to issue orders prohibiting the propagation of any item of news or the sale or distribution of any book or publication or material likely to cause public alarm or which contains false information likely to cause public misunderstanding to the detriment of national security or public order. (Unofficial translation by iLaw, the Freedom of Expression Documentation Center)

Los oficiales que mantienen la paz se les confiere la facultad para emitir órdenes que veten la propagación de cualquier artículo de noticias, o la venta o distribución de cualquier libro, publicación o material que pueda provocar alarma pública o que contenga información falsa que induzca confusión pública en detrimento de la seguridad nacional y el orden público. (Traducción no oficial realizada por iLaw, Centro de documentación para la libertad de expresión).

Las reacciones de esta disposicion se hicieron evidentes cuando los medios de comunicación más importantes del país, representados por la Asociación de Periodistas Tailandeses, el Consejo Nacional de Prensa en Tailandia, la Asociación de periodistas de radio y televisión tailandesa y el Consejo para la difusión de noticias de Tailandia, en conjunto, emitieron una declaración, en la que juzgan duramente al artículo como “una mayor amenaza para la libertad de prensa y la libertad de expresión que la ley marcial derogada”.

Ellos instaron al CNPO a clarificar la intención del artículo y proporcionar una definición más específica sobre “amenaza de seguridad nacional” y “difusión de información falsa”.

Without any clear definition of national security threat, cause of public alarm and dissemination of false information, the authorities might over-exercise or abuse their power, which is very contradicting to the NCPO order.

Al no contar con una definición concisa sobre amenaza de seguridad nacional, provocación de alarma pública y difusión de información falsa, las autoridades podrían sobreejercer o abusar de su poder, contradiciendo así la orden de la CNPO.

Además advierten que esta disposición, en particular, afectaría a millones de usuarios de Internet:

Civilians are also at risk, as people who communicates and discusses topics through online social media that contain information viewed by the authorities as threat to national security, cause of public alarm, spreading of false information or public misunderstanding will be punished on the same condition.

Los civiles también corren riesgo, pues las personas que se comunican y discuten temas, que contenga información considerada por las autoridades como amenaza a la seguridad nacional, que provoque alarma pública, distribución de informacion falsa o confusión pública, por medio de los medios sociales en línea, serán castigados bajo las mismas condiciones.

La Alianza de prensa del sudeste asiático, refiriéndose al mismo artículo, lanzó la pregunta:

What is the criteria for determining if the content in question ’causes alarm’ or is ‘false information likely to cause public misunderstanding’? If the content in question is true and factual, can truth be a defense against such a prohibition?

¿Cuál es el criterio para determinar si el contenido en cuestión “provoca alarma” o es “información falsa que induzca confusión pública”? Si el contenido en cuestión es real y verídico, ¿puede ser la verdad una defensa contra dicha prohibición?

El alto comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Zeid Ra'ad Al Hussein, fue más directo al juzgar la nueva orden del CNPO como una medida que ‘aniquilaría la libertad de expresión’ en Tailandia. Él agregó:

Normally I would warmly welcome the lifting of martial law, but I am alarmed at the decision to replace martial law with something even more draconian, which bestows unlimited powers on the current Prime Minister without any judicial oversight at all.

Normalmente, recibiría la derogación de la ley marcial con los brazos abiertos; sin embargo, me preocupa la decisión de sustituir dicha ley por algo más draconiano, que confiere poderes ilimitados al actual primer ministro, sin algún tipo de supervisión judicial.

La noticia sobre la derogación de la ley marcial en Tailandia inicialmente fue recibida con escepticismo, pues la publicaron el día de los inocentes, en abril. No obstante, la junta militar tailandesa, claramente, no estaba bromeando cuando aprobó una ley más severa que sustituye a la ley marcial.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.