¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Cómo se las arregla la gente de Madagascar con tan poco? Con mucha ingenuidad

ady gasy

Captura de pantalla del avance de “Ady Gasy”, documental sobre cómo llegar a fin de mes en Madagascar, de Lova Nantenaina, a través de YouTube.

Madagascar ha tenido una racha de mala suerte en los últimos años. Su economía sigue luchando para recuperarse después de haber sido golpeada por repetidos ciclones y crisis políticas. La población malgache se ha acostumbrado a hacer que el dinero alcance hasta fin de mes a pesar de los abrumadores desafíos.

Ady Gasy (A la manera malgache) documenta este modo de vida que es exclusivo de la cultura y sociedad de Madagascar. Rechazando el sobreconsumo que plaga al mundo desarrollado, la película examina cómo la gente de Madagascar ha adoptado un estilo de vida conservacionista de replanificación y autodependencia en medio de una crisis económica global, usando la ingenuidad como su inspiración.

A pesar de la pobreza endémica, la desnutrición y las inundaciones en Madagascar, el documental, del prometedor cineasta Lova Nantenaina, no busca la compasión de los espectadores. Más bien se centra en cómo los malgaches han superado sus luchas diarias, visto a través de los ojos de un niño, el personaje principal del documental. Audiencias y críticos le han dado a la película reseñas positivas, en su mayoría. El crítico de cine francés Rémy Roche informa cómo el documental mostró esa ingenuidad con gran detalle:

Ce que veut montrer Ady Gasy (prononcer as “Ad Gash”), du nom d'une expression commune là-bas: débrouillons-nous. Et il savent faire, pour survivre. Un briquet jetable ne se jette pas, il se répare et se recharge de gaz, de vieux pneus on fait de belles sandales inusables, on transforme une ampoule grillée en lampe à pétrole, des boites de conserves vides on fabrique des jouets

Es lo que quiere mostrar Ady Gasy (pronunciése “ad gash”), que viene del nombre de una expresión común allá que significa: desenredémonos. La saben hacer, para sobrevivir. Un mechero descartable no se descarta, se le repara y se recarga con gas. Los neumáticos viejos se convierten en bellas sandalias indestructibles. Una bombilla de luz quemada se transforma en lámpara de petróleo, y con las latas de conserva se hacen juguetes.

Scenes from the documentary Ady Gasy

Escenas del documental “Ady Gasy”

Para los malgaches, era importante que la película fuera un retrato preciso de la situación, y que evitara presentar a los ciudadanos como víctimas. Kalabasivava, investigador malgache que vive en Francia, explica por qué:

C'est un vibrant hommage à la résistance et au courage d'un peuple longtemps abandonné et soumis à diverses contraintes extrêmement difficiles

Es un homenaje vibrante a la resistencia y coraje de un pueblo largamente abandonado y sometido a diversas dificultades extremadamente difíciles.

Vean este avance:

Tomavana, ciudadano maglache que vio el estreno mundial del documental en Suiza, quedó convencido con la visión del cineasta:

Lova Nantenaina donne la parole au rocher sur laquelle la société malgache est solidement bâti: le peuple. Sans fard ni complaisance, le regard qu’il propose est une incursion dans le quotidien des « gens ordinaires » à Madagascar. Le spectateur est invité à cheminer au travers des dédales de ruelles, de quartiers qui abritent ces petits ateliers, autant de repères pour des petits métiers où la vie bouillonne et où l’espoir foisonne, un terreau fertile pour la résilience du peuple malgache.

Lova Nantenaina [el cineasta] hace que se oiga la voz de las bases sobre las cuales la nación está sólidamente construida: su gente. Sin maquillaje ni complacencia, la mirada que propone es una incursión en la vida cotidiana de la “gente común y corriente” de Madagascar. Se invita al espectador a caminar a través de laberintos de callejuelas, de barrios que albergan pequeños talleres como referencias para pequeños oficios donde la vida hace ebullición y la esperanza abunda, terreno fértil para la resiliencia del pueblo malgache.

Lova Nantenaina at the projection of his film - with his permission

Lova Nantenaina en el estreno de su película. Usado con su autorización.

Sandrine Marques, en su blog en Le Monde, agrega que la narrativa oral es una parte integral de la identidad malgache y de la película:

De l'art oratoire pour conjurer la misère et célébrer les vertus de la solidarité. Voilà en quoi consiste l'argument de ce documentaire aussi humble que son sujet et qui nous montre les différentes facettes de la débrouille à Madagascar. L'expression « ady gasy » recouvre plusieurs sens dans la culture malgache et concerne autant les pratiques culturelles, culturales que médicinales.

Del arte de la oratoria para conjurar la miseria y celebrar las virtudes de la solidaridad. En eso consiste el argumento de este documental tan humilde como su tema y que nos muestra las diferentes facetas de cómo valerse uno mismo en Madagascar. La expresion ady gasy abarca varios significados en la cultura malgache y se refiere a prácticas culturales y medicinales.

Sorprendentemente, vale la pena mencionar que la industria del cine malgache está pasando por un auge creativo a pesar del punto muerto económico. Colin Dupre de INA Global explica esta paradoja:

Sur l’île rouge, il n’existe plus de salles de cinéma et aucune structure étatique n’est véritablement en mesure d’œuvrer pour le développement du secteur, faute de volonté politique, faute de financements… le véritable renouveau est venu du format court. Un court-métrage coûte moins cher, et le réalisateur n’a pas à besoin de chercher un apport financier auprès des financeurs du Nord. Ainsi donc, libéré de toute contrainte scénaristique et esthétique, le court-métrage s’émancipe du formatage subi par le long métrage… ll y a une vraie mutualisation des compétences durant le processus de création. Il s’agit d’un des rares secteurs artistiques à Madagascar où les acteurs collaborent afin d’optimiser les résultats.

En la Isla Roja [sobrenombre de Madagascar] no hay sala de cine ni ninguna estructura estatal que esté verdaderamente en condiciones de trabajar hacia el desarrollo del sector, falta de voluntad política, falta de financiamiento… El verdadero resurgimiento viene del formato del cortometraje. Un cortometraje cuesta menos, y el cineasta no tiene necesidad de buscar aporte financiero [de países con más recursos económicos] del norte. Así pues, liberado de toda restricción cinematográfica y estética, el cortometrje queda emancipado del formato que restringe a los largometrajes… Es una verdadera comunidad de habilidades durante el proceso creativo. Se trata de uno de los pocos sectores artísticos en Madagascar donde los artistas colaboran para optimizar los resultados.

Lova Nantenaina es muy claro acerca de lo que espera lograr con su película. Afirma en su más reciente entrevista:

Il est de notre devoir de donner confiance à tous ces héros du quotidien

Es nuestro deber dar confianza a todos esos héroes cotidianos.

El documental se está exhibiendo en Europa y en Madagascar hasta junio. Acá una lista de lugares donde se puede ver la película.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.