¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El gobierno camerunés intenta (sin éxito) culpar a los hackers de un bochornoso fotomontaje

Foto retocada aparecida en la web del gobierno que muestra al presidente Paul Biya homenajeando a los soldados muertos. El gobierno camerunés insiste en que la foto fue publicada por un pirata

Foto retocada aparecida en la web del gobierno que muestra al presidente Paul Biya homenajeando a los soldados muertos. El gobierno camerunés insiste en que la foto fue publicada por un hacker.

Treinta y ocho soldados cameruneses que murieron luchando contra el grupo extremista nigeriano Boko Haram al norte de Camerún recibieron honores en una ceremonia presidida por el ministro de Defensa del país, Edgar Alain Mebe Ngo'o el 6 de marzo. Notable fue la ausencia del presidente Paul Biya, que había viajado a Europa unos días antes para una «breve visita».

El presidente tampoco asistió a una ceremonia similar en agosto de 2014, aunque en ese momento se encontraba en el país. Para muchos observadores, las continuas ausencias del presidente de este tipo de ceremonias indican su indiferencia ante los soldados que han muerto defendiendo el país. Como lamentó el periódico francófono Journal Du Cameroun:

Pas un geste de compassion envers les soldats tombés sur le front dans le grand nord, absence récurrente du chef de l’Etat aux obsèques des soldats tombés dans le grand nord, pas un mot sur ceux qui sont sur le terrain, aucune visite de terrain d'encouragement, moult de questions qui attendent l’appréciation du président de la République dont le silence laisse songeur…

Ni un gesto de compasión hacia los soldados caídos en el frente del Norte, ausencia recurrente del jefe del estado en las exequias de los soldados caídos en el Norte, ni una palabra sobre los que siguen sobre el terreno, ni una visita a la zona para animarlos, montones de cuestiones que esperan la consideración del presidente de la República, cuyo silencio da que pensar…

Los críticos no tardaron en señalar que solo unas semanas antes, Idriss Deby, presidente de Chad, aliado clave de Camerún en la guerra contra Boko Haram, había rendido homenaje personalmente a los militares chadianos muertos en combates contra dicho grupo, e incluso visitó a soldados chadianos heridos en un hospital de Yaundé, capital de Camerún.

El comprensible el disgusto de la población cuando escasamente tres días después de la ceremonia en Yaundé, la web de la Presidencia de la República publicó una imagen retocada del presidente inclinándose ante los féretros de los soldados muertos.

«La falta de sensibilidad es tan pasmosa como inexcusable (…). Es una vergüenza increíble, los cameruneses se merecen una explicación clara de semejante ignominia» escribió Ekinneh Agbaw-Ebai, periodista camerunés residente en EE.UU. Bate Felix, otro periodista camerunés que trabaja en la agencia Reuters, publicó una serie de tuits:

Ya resultaba insultante que el presidente Biya de Camerún no hubiera asistido a la ceremonia de homenaje a 39 soldados muertos en combate contra Boko Haram

Aún es más indignante que alguien del equipo de Biya crea que retocar la foto para que aparezca el presidente es genial

Un exasperado Nelson Simo se preguntó:

¿Tan difícil es asumir que Biya no ha homenajeado jamás a los soldados? Qué chapucero montaje de la presidencia.

Frente a la avalancha de quejas en los medios sociales, la fotografía retocada fue retirada un par de horas después, y reemplazada por otra foto de los féretros cubiertos con la bandera:

El poder de los medios sociales. ¡La foto falsa de Biya homenajeando a los soldados caídos ha sido sustituida!

Al final, se borró todo el artículo de la web.

«¿Por qué tomas a los cameruneses por idiotas?»

Pero eso no acabó con la controversia, ya que la historia saltó en los días siguientes a la prensa impresa.

El diario francófono Le Messager publicó el fotomontaje en su portada bajo el título “Tras desertar… el jefe del ejército se burla de las tropas”.

Igual de despiadado fue el titular de Quotidien Mutations, otro periódico francófono: “Manipulación: el escándalo que viene de la presidencia”. La noticia también trascendió a agencias extranjeras de noticias, como France24.

Abrumado por una embarazosa historia que no ha podido acallar, el gobierno terminó por responder dos días después. En una declaración leída en francés en la cadena de radio y televisión controlada por el gobierno Cameroon Radio Television (CRTV), Issa Tchiroma, ministro camerunés de Comunicación y portavoz del gobierno, afirmó que la imagen era obra de un hacker.

Toutes vérifications faites, la fausse nouvelle attribuée au site officiel de la Présidence de la République résulte d'un grossier montage photographique, qui est l'œuvre d'un pirate informatique entré par effraction sur ledit site, et sans doute mû par la volonté de porter atteinte à l'honneur et à la dignité du Chef de l'État, de nos forces de défense et de sécurité et de la nation camerounaise tout entière.
Cette ignoble manœuvre intervient au moment où le peuple camerounais dans son ensemble, a décidé de former une union sacrée autour du Chef de l'État et des forces de défense et de sécurité dont il est le Chef, pour sans doute créer la diversion et la distraction, tenter de saper le moral des troupes sur le front de guerre et de démobiliser la nation tout entière, dans le formidable élan de solidarité qu'elle est en train de manifester.

Después de las verificaciones pertinentes, la falsa noticia atribuida a la web oficial de la Presidencia de la República es el resultado de un montaje fotográfico, obra de un hacker que entró ilegalmente en la web, indudablemente motivado por la voluntad de atentar contra el honor y la dignidad del jefe del estado, de nuestras fuerzas de defensa y seguridad y de la nación camerunesa al completo.

Esta innoble maniobra llega en el momento en que el pueblo camerunés en su conjunto ha decidido formar una unión sagrada en torno al jefe del estado y las fuerzas de defensa y seguridad que encabeza, sin duda para distraer y desviar la atención, intentar socavar la moral de las tropas en el frente de guerra y desmovilizar al país entero del formidable impulso solidario que está manifestando.

Captura de pantalla que muestra la imagen de féretros  de soldados cubiertos por la bandera que ha sustituido a la foto retocada tras la indignación popular.

Captura de pantalla que muestra la imagen de féretros de soldados cubiertos por la bandera que ha sustituido a la foto retocada tras la indignación popular.

La afirmación del gobierno provocó una oleada de burlas. Un incrédulo Felix Bate preguntó:

El ministro Tchiroma nos quiere hacer creer que la web de la presidencia de Camerún ha sido hackeada y alguien subió esta vergonzosa foto.

Pierre Christian apenas podía contenerse:

¡Jajajajajajaja! ¡¡Tchiroma dice que la web de la presidencia ha sido hackeada!! ¡¡Pero qué idiotez!! ¡¡Que mentira más descarada!!

El tuitero Jess Dina preguntó al ministro:

Tchiroma, ¿porqué tomas a los cameruneses por idiotas? Es una verdadera pena.

El diario francófono Le Jour descartó rotundamente la excusa del hacker:

Le site Internet de la présidence et la page Facebook du chef de l’Etat sont truffés de photos grossièrement montées. Contrairement aux dénégations de Issa Tchiroma, les administrateurs de ces sites sont coutumiers du fait.

La web de la presidencia y la página del jefe del estado en Facebook están cuajadas de fotos groseramente retocadas. Contrariamente a los desmentidos de Issa Tchiroma, es práctica habitual de los administradores de estos portales.

Las investigaciones en la Red confirmaron las palabras de Le Jour al revisar los medios sociales gestionados por la presidencia buscando pruebas de que el «grotesco fotomontaje» no era el primero de este tipo que había realizado el administrador de estas páginas web:

Comparen con esta otra foto tuiteada por la cuenta en Twitter de la presidencia unos días antes

Comparen también con esta otra tomada de la web de la presidencia

El portal de noticias Camerooon-info.net también publicó una exhaustiva compilación de imágenes retocadas publicadas en la página de Facebook y la web del presidente.

Arrestos de sospechosos

A pesar de la creciente evidencia de que el fotomontaje no era obra de un hacker, sino que muy probablemente se debía al trabajo de un empleado excesivamente creativo del equipo de comunicaciones del presidente, el gobierno se aferró obstinadamente a su historia. En una entrevista con el diario gubernamental Cameroon Tribune, el ministro Tchiroma aseguró que buscarían y castigarían al culpable.

Según algunas informaciones, de la investigación se encargan agentes del ministerio de Defensa y la Dirección General de Investigación Externa (el casi inofensivo nombre del temible servicio de inteligencia de Camerún).

En su intento desesperado de atrapar a los supuestos culpables, las fuerzas de seguridad han llevado a cabo hasta ahora dos extraños arrestos. El 14 de marzo detuvieron en Yaundé a un tal Foyet Eric Kennedy, sospechoso de ser el hacker según la dudosa versión gubernamental de los hechos en una radio local. Poco después fue puesto en libertad. Ese mismo día, Gerard Kuissu, periodista y prominente activista de derechos humanos fue también detenido en Douala, acusado de ser el hacker. ¿Pruebas? Había subido la foto a su página de Facebook. Kuissu fue enviado a Yaundé para ser interrogado y fue liberado tres días más tarde. (En este enlace cuenta su terrible experiencia en la cárcel).

Curiosamente, mientras las fuerzas de seguridad siguen buscando lo que muchos creen un hacker imaginario, los funcionarios de la presidencia han estado muy atareados borrando todas las fotos retocadas de la web, la página de Facebook y la cuenta en Twitter del presidente. Los enlaces que antes llevaban a estas fotos ya no funcionan o ya no dirigen a ellas. No obstante, como advierte el periodista camerunés Thierry Ngogang en su página de Facebook sobre el intento de encubrir la chapuza,

La vérité est comme la queue d'un singe: il peut essayer de la cacher entre ses pattes, elle apparaîtra toujours.

La verdad es como la cola de un mono: por más que intente esconderla entre sus patas, siempre acaba apareciendo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.