¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

GV Face: Rompiendo el silencio de Pakistán sobre Baluchistán

Hace dos semanas una destacada universidad privada paquistaní fue obligada a cancelar un debate académico sobre derechos humanos en la provincia de Baluchistán, en el sudoeste del país, “debido a una intervención del estado“.

Baluchistán, la provincia más pobre y densamente poblada de Pakistán, está siendo testigo de su quinto movimiento separatista desde 1947. Las discusiones públicas acerca de la guerra en Baluchistán son extremadamente poco frecuentes. Los nacionalistas consideran que mantener el silencio en cuanto a Baluchistán es su deber patriótico, otros se autocensuran por temor al poderoso ejército paquistaní.

Pero pocos realmente entienden lo que está sucediendo en la provincia, porque la cobertura mediática y los reportes desde allí son escasos.

En este episodio de GV Face, rompemos el silencio acerca de Baluchistán conversando con activistas y periodistas paquistaníes y baluches que se atreven a hablar e informar acerca de las violaciones a los derechos humanos que ocurren en la provincia. Estos activistas y periodistas están caminando en una delgada y peligrosa línea. Mir Mohammad Ali Talpur (@mmtalpur), un veterano activista de derechos humanos que debía participar de la charla suspendida por la facultad de Ciencias de la Administración de la  Universidad de Lahore (LUMS según su sigla en inglés) conversa con nosotros. También contamos con la participación de Fahad Desmukh (@desmukh), que dirige PakVoices, un sitio de noticias que informa sobre comunidades en la zona costera de Baluchistán, Adnan Aamir (@iadnanaamir), que lidera la publicación en línea Balochistan Point, y Ali Arqam (@aliarqam), un activista y reportero de la revista Newsline.

Antecedentes

Los hechos vinculados con el conflicto de Baluchistán son difíciles de verificar. Lo que sabemos es que los nacionalistas baluches pretenden independizarse de Pakistán, y los agentes de los servicios de inteligencia paquistaníes intentan reprimirlos, en ocasiones mediante “desapariciones forzadas” extrajudiciales. Según la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán, desde 2010, fueron encontrados los cuerpos de centenares de “desaparecidos” baluches con indicios de haber sufrido torturas. Solamente en 2013, se encontraron 116 cadáveres en la provincia, 87 de los cuales fueron identificados por familias que habían denunciado a las agencias de seguridad de Pakistán del secuestro de sus seres queridos.

El gobierno afirma que los separatistas son financiados por “fuerzas extranjeras”.

Diversas milicias sectarias e islamistas también usan la zona como campo de entrenamiento de reclutas para combatir en Irán y Afganistán, ambos con fronteras con Baluchistán. Estos grupos también lanzaron ataques dentro de Pakistán.

En ocasiones estos grupos se unen para conseguir dinero y recursos. El resultado es que los habitantes de Baluchistán tienen que protegerse de numerosas ideologías peligrosas distintas.

Desde 2001, miles de hazaras chiítas, la principal minoría étnica en Baluchistán, han sido asesinados por grupos militantes. Muchos más han sido obligados a abandonar la provincia que han considerado su hogar por generaciones.

Algunos grupos nacionalistas baluches están tratando de expulsar a todos los que no son baluches y al ejército paquistaní de la provincia. Convoyes militares han sido bombardeados. Familias punjabíes que han vivido durante décadas en Baluchistán ahora están siendo tratadas por algunos grupos como “pobladores” no deseados, cientos han muerto en ataques y miles han sido obligados a huir de la violencia.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.