¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los recuerdos persisten en una aldea croata, 71 años después de que los nazis la destruyeran

Lipa houses

Algunas de las casas en Lipa destruidas durante ese 30 de abril de 1944. Las ruinas se han conservado para mantener viva la memoria del horror del odio. Crédito de la foto: Marinella Matejčić.

El 30 de abril de 1944, alrededor de las 2:30 de la tarde, la aldea de Lipa en Croacia fue rodeada por un grupo de oficiales de la división alemana de las SS y miembros de la Wehrmacht así como la milicia fascista italiana. Supuestamente, había chetniks y miembros de la Guardia Nacional Eslovenia en el grupo, y estaban bajo el mando de Aurelio Piese, jefe de la milicia fascista en Rupa, Croacia.

Irrumpieron en la aldea cerca de las tres de la tarde, y empezaron a robar todo lo que pudieron cargar, incluido ganado. El grupo violó a mujeres y niñas, masacró a los bebés y los ancianos. Después de torturar y asesinar a 21 personas, se dieron cuenta de que no iban a poder destruir la aldea de esa manera, así que cambiaron de táctica. Reunieron a todos los de la aldea, les dijeron que empacaran sus objetos de valor en un atado y ordenaron que los enviaran a campos de internamiento.

Los nazis llevaron a la gente a la casa de Kvartika, la casa número 20 a la entrada de la aldea, y les dijeron que entraran, después de lo cual arrojaron bombas incendiarias y dispararon contra la casa. El grupo militante luego empapó la casa con petróleo y la quemó con todos encerrados.

Asesinaron a 269 personas, de las cuales 121 eran niños de entre siete meses a 15 años. Los nazis quemaron toda la aldea hasta sus cimientos y retiraron los cuerpos incinerados. Lipa quedó completamente destruida, todas sus 87 casas y 85 construcciones nexas. De todos los aldeanos que estuvieron ahí ese día, solamente sobrevivieron un hombre y una mujer.

Nazis going trough victim's bundles, collecting valuables Original photographs, curtesy of Maritime and History Museum of the Croatian Littoral Rijeka

Nazis rebuscan los bultos de las víctimas, juntando objetos de valor. Fotografías originales, cortesía del Museo Marítimo y de Historia del Litoral Croata Rijeka, publicado con autorización.

La acción del grupo nazi fue registrada en cámara por los perpetradores, con la idea de ser material de alardear para sus superiores y amigos, y luego la película fue llevada al taller de fotografía de Silvestar Marož en Ilirska Bistrica, Eslovenia, apenas a 17.5 kilómetros de Lipa, para ser desarrollada. Su hermana hizo duplicados de las fotografías y los escondió, así que fueron preservados hasta el final de la guerra. Cuando todo terminó, las fotografías se pusieron en la vitrina del taller para que alguien las reconociera. No pasó mucho hasta que un transeúnte reconoció la aldea.

Las fotografias son ahora parte del Centro Conmemorativo Lipa Recuerda, que abrió oficialmente el 8 de marzo de 2015. La curadora Vana Gović explicó a Global Voices:

Fotografije zamišljene kao ratne trofeje mi danas koristimo za osudu tog čina. Ostvarili smo dostojanstven tretman memorijalne građe, jer ove potresne fotografije prikazuju se samo ako se pojavi osoba, koja može uspostaviti odnos prema njima. Prostor na katu je intiman, zagušenog osvjetljenja i namijenjen refleksiji, kako bi posjetitelji mogli uspostaviti odnos sa žrtvama i zločinom kojeg su pretrpjeli.

Las fotos que se concibieron como trofeos de guerra las usamos hoy para condenar este acto. Hemos logrado un trato digno para estos artículos conmemorativos, pues estas imágenes trascendentales se muestran solamente si hay una persona que puede demostrar una relación con ellas. La habitación del primer piso es privada, con iluminación tenue con la intención de ser lugar de reflexión, para que los visitantes puedan establecer una relación con las víctimas y los crímenes que sufrieron.

Un museo para conmemorar ese horrible día

El antecesor del Centro Conmemorativo de ahora fue el Museo Conmemorativo de Lipa, inaugurado en 1968, aunque la colección etnográfica y las ruinas preservadas se agregaron en mayo de 1969. El mismo edificio albergó un colegio para niños de preescolar, un jardín de niños y una guardería para después de horario de oficina para niños de Lipa que asistían al colegio en las aldeas lejanas de Rupa y Matulji. El museo y colegio estaba bajo la dirección de Danica Maljavac, profesora de historia y geografía, cuya abuela fue una de los dos sobrevivientes y que a menudo ha hablado públicamente sobre las atrocidades cometidas en Lipa.

El Centro Conmemorativo, ubicado en el corazón de la aldea, consiste de un sótano, plata baja y piso superior. El sótano contiene la colección etnológica de la región y todavía no ha abierto, mientras que la planta baja y el piso superior están abiertos y cuentan la aterradora historia de la Segunda Guerra Mundial en los Balcanes del oeste. La planta baja tiene un espacio multifuncional y una exhibición permanente sobre la historia y la vida de Lipa y toda el área Liburnia Karst. Además de las fotografías con contexto, los vistantes pueden ver el documental eslovenio “El día que Lipa murió”, donde los testigos sobrevivientes describen el terrible día y se escuchan testimonios de informantes. Como el centro está tratando de continuar la tradición del Centro Conmemorativo, la planta baja será usada como una habitación comunitaria para encuentros, diversas exhibiciones y otras actividades.

Victims, which were later collected and burned. Original photograph, curtesy of Maritime and History Museum of the Croatian Littoral Rijeka,reposted with exclusive permission

Víctimas, que luego fueron reunidas y quemadas. Fotografía original, cortesía del Museo Marítimo y de Historia del Museo Marítimo y de Historia del Litoral Croata Rijeka, publicado con autorización.

Gović dice:

Stalna izložba u prizemlju posvećena je životu prije i nakon stradanja Lipe, jer namjera je, da svaki posjetitelj iz muzeja izađe sa spoznajom da ovaj tragičan i strašni događaj nije bio ni početak ni kraj Lipljana. Iako je teško stradanje pod nacistima obilježilo ovu zajednicu, riječ je o samo jednoj odrednici njihova identiteta. Kao i češke Lidice i francuski Oradour sur Glane, i Lipu su nacisti u potpunosti uništili i pobili svo stanovništvo koje su zatekli, no Lipa je specifična po tome što je jedina od ta tri mjesta nastavila živjeti.

La exhibición permanente en la planta baja está dedicada a la vida antes y después del sufrimiento de Lipa. Nuestra intención es hacer que todo visitante, luego de visitar el museo, sea consciente de que este acontecimiento trágico y horrible no fue el inicio ni el final del pueblo de Lipa. Aunque la severa destrucción de los nazis marcó a esta comunidad, es solamente una parte de su identidad. Como Lidice checo y Oradour Sur Glane en Francia, también Lipa fue destruida completamente por los nazis, que mataron a todos los que encontraron. Pero Lipa es único en un aspecto: es el único lugar de los tres que siguió viviendo.

La planta baja cuenta la historia de la destrucción, personas y odio. Cuando los visitantes suben las escaleras, hay un sonido instalado de la marcha nazi, llamada “paso de la oca“, y las paredes están cubierta con réplicas de cascos militares. Los peldaños y las habitaciones de arriba son negros, con luz tenue y en silencio –para que todas las personas puedan identificarse con las víctimas y leer su historia. Los nombre de las personas muertas no se pusieron en una gran lista colectiva, en un intento de preservar su identidad. En cambio, sus nombres han sido marcados en casitas con nombres individuales y direcciones, imitando la aldea que fue alguna vez. El Centro Conmemorativo Lipa Recuerda es parte de Museo Marítimo y de Historia del Litoral Croata de la ciudad de Rijeka.

Nunca más

Pero, ¿cuáles fueron los hechos que antecedieron a este horror? Luego de la capitulación de Italia en setiembre de 1943, la zona de Liburnia karst cayó bajo la fascista “República Social Italiana”, que fue fundada por Adolf Hitler en el norte de Italia, para el Duce italiano Benito Mussolini. De todas maneras, tanto en la “República” y en la zona de operaciones del litoral del Adriático, del que Lipa era parte, las tropas nazis alemanas estaban a cargo.

El general Ludwig Kübler era el oficial al mando de los XCVII Corps alemanes, mientras la policía y las SS estaban a manos de Odilo Globocnik, uno de los mayores criminales nazis y el cerebro detrás de los campos de exterminio en Polonia. A comienzos de 1944, el movimento de resistencia partisano aumentó el tamaño y cantidad de sus acciones en la zona. Como los partisanos eran superados en número por los alemanes, usaban tácticas de guerrilla de choque y fuga. Atacando ferrocarriles y caminos, las tropas de la resistencia partisana destruyeron infraestructura vital para las fuerzas nazis.

Los partisanos eran liderados por Josip Broz Tito, que era el jefe del clandestino Partido Comunista Yugoslavo (KPJ), y recibía apoyo de la Unión Soviética de Stalin. Era un campesino croata-esloveno, que luego de ser capturado como soldado austro-húngaro por los rusos durante la Gran Guerra, se convirtió en comunista fanático.

Aunque los partisanos demostraron ser elusivos, la población local, que ofrecía asistencia y apoyo a los partisanos, era un blanco fácil. Debido a sus problemas específicos con  los partisanos, el general Kübler llevó sus diez unidades para luchar contra lo que llamaba las “pandillas”. Ordenó y animó las muertes, los saqueos y las represalias masivas contra la población, que a los ojos de los nazis, no era más que la base logística de sus enemigos jurados, los partisanos. “Terror contra terror, ojo por ojo, diente por diente”, eran sus órdenes.

La curadora Vana Gović explica:

Nacisti su obilazili selo i nekoliko dana nakon ubojstava – njihove mete su bili svi koji su pomagali partizanima. Tijekom jednog kontrolnog posjeta su presreli starog seljana Josipa Simčića i njegovu kći,Vinku. Nakon što su ju silovali, pitali su ih tko će biti prvi obješen. Josip je rekao – ubijte nju prvu, jer će meni biti lakše gledati nju kako visi, nego ona mene. Obješeni su na raskršću između Lipe i Rupe.

Los nazis siguieron visitando la aldea varios días después de las matanzas –su objetivo era cualquiera que ayudara a los partisanos. Durante una patrulla, se encontraron con el anciano Josip Simčić y su hija Vinka. Luego de violarla, los nazis les preguntaron quién quería ser ahorcado primero. Josip dijo que la mataran a ella primero porque sería más fácil para él verla ahorcada que al revés. Los ahorcaron en el cruce de caminos entre Lipa y Rupa.

La casa de Kvartika, donde casi toda la aldea fue asesinada, es ahora un monumento y un osario. El cruce de caminos donde ahorcaron a Josip Simčić y su hija Vinka tiene un cenotafio. Toda la aldea se ha convervado como un recordatorio para la posteridad, para que una barbarie así no se repita. Lipa recuerda. Lo mismo deberíamos hacer todos los demás.

Kvartika's house

La casa de Kvartika es ahora un monumento y un osario. Crédito de la foto: Marinella Matejcic.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.