¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Protestas en Taiwán contra la energía nuclear

Protesters wrote down what they are willing to do to save energy.Photo is taken by coolloud.org. CC BY-NC 2.0.

Manifestantes escribiendo lo que están dispuestos a hacer para ahorrar energía. Foto de coolloud.org. CC BY-NC 2.0.

Manifestaciones masivas tuvieron lugar en las principales ciudades de Taiwán con el fin de abogar por políticas de energía renovable y por el desmantelamiento de las centrales nucleares del país.

El 14 de marzo hasta 45.000 personas protestaron contra el plan de la compañía estatal Taiwan Power de enviar al extranjero 1.200 barras de combustible gastado y altamente radiactivo que proceden de la primera y segunda centrales nucleares de la isla. El reprocesamiento de estas barras de combustible prolongaría la vida útil de las centrales, las cuales están previstas que cesen su actividad en los próximos seis años. No obstante, los manifestantes rechazaron el reprocesamiento porque es demasiado caro, por lo que finalmente los productos radiactivos de reprocesamiento se enviarán de vuelta a Taiwán.

Dos días después de la manifestación antinuclear, los legisladores acordaron suspender el plan de la compañía Taiwan Power de reprocesar las barras de combustible en el extranjero.

Desde que un terremoto y posterior tsunami causaran el accidente nuclear de Fukushima en marzo de 2011 en Japón, han aumentado las preocupaciones acerca de las centrales nucleares en Taiwán. Situada también en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, Taiwán se enfrenta a riesgos significativos a causa de sus tres centrales nucleares, las cuales están relativamente anticuadas.

Según el programa existente en Taiwán, en 2018 se desmantelará la primera central nuclear (puesta en marcha en 1978), mientras que la segunda funcionará hasta 2021. Manifestantes de todo el país se echaron a las calles el 14 de marzo para conseguir que las autoridades respetaran este programa o quizá incluso para acelerar el abandono de la energía nuclear.

Chiung-Li Sun, periodista de la plataforma periodística independiente Events in Focus, afirma que la primera central nuclear de Taiwán podría clausurarse incluso antes del 2018.

在去年12月10日大修,依原本計畫退出108到112束燃料束,但是由於燃料池的容量,已經不夠了,所以只退出92束,留了10到16束本來該退出的燃料束在爐裡[…]。打開原能會「核能電廠用過核子燃料貯存表」,赫然跳出的數字是,核一廠一號機,貯存容量3,083束,已儲存量3,074束,剩餘9束,這一個統計的時間是「104(2015)年2月」而「預估滿池時間」,是「104(2015)年1月」。燃料束無法退出,將導致核一廠無法運作。[…]
目前,台電已經在核一廠區內,興建「乾式貯存」裝置,燃料束從冷卻池裡拿出來。該裝置已經完工,進行過第一階段的試運轉,但是由於新北市政府尚未核發水保設施完工證明,無法進行第二階段的「熱測試」(相關資料),何時可以啟用,不知道。[…]
台電打算用110億,送1,200束燃料棒出國再處理。[…]原能會主委蔡春鴻就說,就算「再處理」搞成了,也不過是延長2個週期,也就是36個月,剛好到核一執照到期。核一廠一號機的40年大限,是在2018年12月,依法在3年前,也就是今年底前,要除役的話,得提除役計畫。

Se supone que durante las tareas de mantenimiento del 10 de diciembre del año pasado, debían extraerse del reactor entre 108 y 112 barras de combustible gastado. Debido a que las piscinas de combustible gastado no tenían suficiente capacidad, solo se recuperaron 92 manojos de barras de combustible. Como resultado, quedaron entre 10 y 16 manojos dentro del reactor. […] Si echamos un vistazo al documento “Lista de almacenamiento de barras de combustible gastado en centrales nucleares” [publicado en febrero de 2015 por el Consejo de Energía Atómica], los números nos sorprenderán: La capacidad de almacenamiento de la primera central nuclear es de 3.083 manojos de barras de combustible gastado, mientras que actualmente hay 3.074, lo que significa que solo puede almacenar 9 manojos más. Según el programa de mantenimiento de la central, el espacio de almacenamiento debería haberse agotado en enero de 2015. Si no se consiguen extraer del reactor las barras de combustible, la central nuclear no podrá funcionar. […]

[En respuesta a la situación], la compañía Taiwan Power ha construido un almacén de combustible en seco en la primera central nuclear para las barras de combustible gastado recuperadas de la piscina. Aunque ya terminaron la construcción del lugar de almacenamiento y llevaron a cabo una primera puesta a prueba, no pueden pasar a la segunda fase, la prueba térmica, porque el gobierno de la Nueva Ciudad de Taipei no les ha emitido el Certificado de Cumplimiento de Conservación del Agua. No se sabe cuándo se podrá utilizar el almacén […].

La compañía Taiwan Power presupuestó 11,25 mil millones de dólares taiwaneses [$ 353 millones] para financiar la exportación a otros países de 1.200 barras de combustible gastado para su reprocesamiento. […] Sin embargo, el presidente del Consejo de Energía Atómica, Chun-Hung Tsai, ha señalado que el plan para reprocesar las barras de combustible solo alargaría la vida operativa de la primera central nuclear otros dos ciclos más (36 meses). El primer reactor de la central cesará su actividad de 40 años de servicio en diciembre de 2014. Si el proceso de desmantelación está programado, la compañía está obligada legalmente a presentar su plan antes de fin de año, es decir, tres años antes de diciembre de 2018.

Dado que la compañía Taiwan Power no halló un lugar adecuado para el almacenamiento final de los residuos nucleares, a los residentes de la Nueva Ciudad de Taipei les preocupa que su patria se acabe convirtiendo en el almacén de dichos residuos si el gobierno aprueba el almacenamiento en seco del combustible gastado. Pero teniendo en cuenta las inquietudes por terremotos e inundaciones, es poco probable que el gobierno apruebe la construcción del almacenamiento en seco en la primera central nuclear. Por otro lado, la decisión de los legisladores de suspender el plan de reprocesamiento de la compañía Taiwan Power probablemente hará que se descarte la propuesta del Ministerio de Economía de prolongar la vida útil de la primera central nuclear, lo que dejaría los problemas del país con los residuos nucleares en un punto muerto.

Desde el accidente nuclear de Fukushima en 2011 se han celebrado varias manifestaciones multitudinarias en Taiwán. Incluso se detuvo el funcionamiento de una cuarta central nuclear tras un enfrentamiento entre manifestantes antinucleares y la policía antidisturbios en frente de la estación de tren de Taipei el 28 de abril de 2014. Dado que el Consejo de Energía Atómica decidió en enero que la cuarta central suspendería su actividad en julio del mismo año durante tres años, el destino de la central tendrá que decidirse por referéndum antes del 2018.

Puesto que la cuarta central nuclear se diseñó para reemplazar la primera y segunda, el Ministerio de Economía, en vista de las complicaciones arriba mencionadas en la puesta en marcha de dicha central, aprobó en febrero la propuesta de la compañía Taiwan Power de reprocesar las barras de combustible gastado en el extranjero. No obstante, el 15 de marzo, poco después de la manifestación antinuclear, negó tener intención de prolongar la vida útil de la primera central nuclear.

Artículos relacionados en Global Voices:
2011/03/20 Taiwán: Las centrales nucleares del país son de alto riesgo
2011/03/21 Taiwán: La garantía de la seguridad nuclear no convence
2011/03/24 Taiwán: Un llamado a la revisión de la política energética
2011/03/31 Taiwán: La búsqueda solitaria de los manifestantes anti-nucleares
2011/04/03 Taiwán: Desechos nucleares en la Isla Orquídea
2012/05/16 Taiwán: El pueblo indígena Tao vive desde hace 30 años una pesadilla nuclear
2012/06/15 Taiwán: ¿Un futuro sin energía nuclear?
2013/02/01 Taiwan: La desnuclearización fue el deseo de año nuevo
2013/03/12 Taiwan niega entrada a visitante anti-nuclear antes de protesta
2013/08/30 Taiwán: Opositores nucleares por el cambio de ley de referéndum
2013/09/02 Suspenden referendo sobre una cuarta planta nuclear en Taiwán
2014/05/15 ¿Deben los padres en las protestas antinucleares en Taiwan llevar a sus hijos?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.