¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las mujeres no están tan seguras de querer incorporarse al sector laboral en Japón

Haruko Arimura

Haruko Arimura, ministra japonesa encargada del Empoderamiento de la Mujer y la Igualdad de Género, y ministra de Estado para las Medidas para la Disminución de la Tasa de Natalidad. La cartera ministerial de Arimura no contiene una página web. Captura de pantalla de Kyodo News footage, YouTube.

El gobierno japonés quiere que haya más mujeres trabajadoras. De hecho, tras las elecciones de diciembre de 2014, uno de los eslóganes del nuevo gobierno es “Las mujeres revitalizarán a Japón (女性が輝く日本)”.

En la que tradicionalmente ha sido una sociedad dominada por los hombres, esto puede parecer una victoria para la equidad de género, pero muchas mujeres japonesas piensan que se les está pidiendo que hagan más por menos.

En Japón, solamente están empleadas el 65% de mujeres de 15 a 64 años, lo que contrasta con casi el 85% de los hombres. Según un informe del Servicio de Investigaciones del Congreso de los Estados Unidos de agosto del 2014 que investigó la brecha de género en Japón:

In the World Economic Forum’s Global Gender Gap Report 2013, which measures and tracks gender-based disparities on a number of dimensions, such as labor force participation and compensation, Japan ranked 105th out of 135 countries, just below Cambodia and above Nigeria.

In comparison, the United States ranked 23rd. Several low- and middle-income countries ranked above Japan, such as Azerbaijan, Burkina Faso, China, India, Malaysia, and Russia. The only high-income countries ranked lower than Japan include South Korea and some countries in the Middle East.

El Informe Global de Brecha de Género del Foro Económico Mundial del 2013 mide y realiza un seguimiento de las disparidades por motivos de género. El informe tiene en cuenta diferentes variables, como la participación y la compensación de los trabajadores; y ubicó a Japón en el lugar 105 de un total de 135 países, justo por debajo de Camboya y por encima de Nigeria.

A modo de comparación, Estados Unidos ocupó el lugar número 23. Varios países de ingresos bajos y medianos se ubicaron por encima de Japón, como Azerbaiyán, Burkina Faso, China, India, Malasia y Rusia. Los únicos países de ingresos altos que se ubicaron por debajo de Japón fueron Corea del Sur y algunos países del Medio Oriente.

En la mayoría de los países de la OCDE, la tasa de participación de las mujeres con educación universitaria fue de entre el 70 y el 90 por ciento en 2013.

Además de implicar que Japón está atrasado con respecto a los otros países en cuanto a la equidad de género en el sector laboral y en la sociedad en general, un cambio demográfico continuo indica que Japón se está quedando sin trabajadores que sostengan económicamente a la población envejecida.

Se predice que para el año 2055 la población total de Japón se reducirá alrededor del 30%, y el número de nacimientos caerá un 40% con respecto al año 2005. La proporción de personas de edad avanzada se duplicará, y la población activa laboralmente se reducirá a la mitad.

Un informe de Goldman Sachs del año 2010 estimó que si en Japón se les diera empleo a las mujeres al mismo ritmo que se le da a los hombres (cerca del 80% de los hombres en edad laboral tienen empleo en Japón, según la investigación de Goldman Sachs), la producción económica de Japón crecería hasta un 15%.

El gobierno japonés, liderado por el primer ministro Shinzo Abe, está dando prioridad al empoderamiento de la mujer (女性活躍推進, joseikatsuyakusuishin) y a la “womenomía“, no solamente para aumentar los ingresos fiscales sino también para estimular la demanda del consumidor y provocar inflación.

Más trabajo, aún menos tiempo libre

Pero, ¿hay un deseo genuino de mejorar el estatus de la mujer en el ámbito laboral?

Kotaro Tamura, un ex miembro de la Dieta Nacional de Japón y secretario parlamentario del primer ministro Abe, escribió en una columna de la revista de negocios Mag2 News sobre la necesidad de proveer cuidado infantil adecuado a las mujeres que deseen entrar al sector laboral:

安倍政権の女性の社会進出の支援は素晴らしいが、「子育てしながらキャリアアップできる環境」を、日本は口だけでなく本当にそうなるように整備すべきだろう。家事支援がもっと簡単に受けられ、優れた幼児教育にふんだんにアクセスできるようにすべきではないか。

El esfuerzo del gobierno de Abe por promover el papel de la mujer en la sociedad es maravilloso, pero hablar de crear un ámbito en donde las mujeres puedan criar a sus niños mientras desarrollan una carrera tiene que ser más que palabrería.

Tiene que ser más simple obtener asistencia para las familias y proveer acceso fácil al cuidado infantil de calidad.

Sin embargo, las mujeres japonesas no están tan seguras de que incorporarse al mundo laboral sea algo tan positivo.

El miedo de las mujeres japonesas es que, además de cuidar a los niños, encargarse de la casa y del cuidado de sus padres mayores, se espere que trabajen a tiempo completo.

Maiko Kissaka, una conocida diseñadora y columnista independiente, escribe:

安倍政権の成長戦略のひとつが「女性が輝く日本へ」です。首相官邸のホームページには「待機児童の解消」「職場復帰・再就職の支援」「女性役員・管理職の増加」の3つの政が掲げられていて、要するに「子供を産んだら保育所に預け、職場復帰して企業の幹部になったり起業する。」それが女性が輝く社会なんだそうです。

Una de las estrategias claves del gobierno de Abe está basada [en el eslogan] “Las mujeres revitalizarán a Japón”.

Según la página de inicio del primer ministro, para ayudar a que las mujeres se incorporen al sector laboral y a que Japón se revitalice, se eliminarán las listas de espera de los preescolares, y habrá más apoyo para las madres que deseen retornar a los empleos. Se realizarán esfuerzos para aumentar el número de mujeres en puestos directivos y posiciones de liderazgo.

Entonces, las mujeres tendrán hijos, los llevarán a la guardería, y volverán a trabajar, y así jugarán un rol mayor en el mundo de negocios.

Según Kissaka, esto puede ser poco realista:

出産したら役員になれとかベンチャーしろと来ました。最近の輝く女性像は過労死寸前な気がします…

…考えてみれば男性こそ昔から「仕事と家庭」の間で相当ミンチになってきたはずです。

Entonces, se nos pide que saltemos al puesto directivo después de tener hijos, y que empecemos a lidiar con los problemas de la oficina. El movimiento “Las mujeres revitalizarán a Japón” puede en realidad ser un presagio de karoshi (muerte por exceso de trabajo) para la mitad femenina de la población…

…Si uno lo piensa, hasta ahora eran los hombres quienes terminaban hechos picadillo entre [las obligaciones del] trabajo y el hogar.

Para las mujeres japonesas, la “womenomía” simplemente significa más trabajo y aún menos tiempo libre del que tienen ahora.

Otros se preguntan si Japón cuenta con suficientes empleos de calidad disponibles para las mujeres que quieran incorporarse al sector laboral.

En una entrevista en línea, el investigador Daisuke Suzuki, autor del libro en japonés 最貧困女子 (Las chicas más pobres), dice que en Japón una de tres mujeres solteras gana menos de ¥1,14 millones (9.000 USD), por debajo de la línea de pobreza de Japón de ¥1,22 millones (10.000 USD).

Una de las razones es que menos de la mitad de las mujeres graduadas con título secundario pueden obtener un trabajo a tiempo completo. Además, el 80% de las madres solteras viven en la pobreza en Japón.

Suzuki y otros dicen que debido a las altas tasas de pobreza femenina en Japón, una cantidad considerable de mujeres jóvenes deben depender del comercio sexual para ganarse la vida (se puede ver un documental en japonés sobre esto aquí).

“Abe no tiene idea de las agotadoras luchas de las mujeres”

El escepticismo por el impulso del gobierno de Abe a la womenomía junto con el eslogan “Las mujeres revitalizarán a Japón” fue extendido a la mayoría de la sociedad.

Un artículo destacado en el periódico Mainichi informa sobre lo que realmente dicen algunas revistas semanales de moda de tipo tabloide sobre los planes del gobierno de Abe para las mujeres en Japón:

Las revistas semanales de moda, que usualmente se dedican a chismes de famosos y consejos de belleza, se han destacado recientemente por las duras críticas al gobierno de Abe.

¿Cuál es el objetivo de su ira? Las políticas principales del gobierno de Abe: la revisión del Artículo 9 de la Constitución, las Abenomics y el empoderamiento de las mujeres.

Echamos un vistazo a la fuente de toda esa ira.

-Edición Digital Mainichi Shimbun

Yoshiaki Kobayashi, escritor en Mainichi, comienza su artículo examinando tres revistas semanales destinadas a mujeres japonesas: Josei7 (女性セブン), Josei Jishin (女性自身), y Shukan Josei (週刊女性).

Kobayashi menciona que [las revistas] presentan un fuerte sentimiento anti-Abe:

<安倍さんは世界で“女性蔑視”だと思われている!><安倍政権は女の涙ぐましい努力をわかっちゃいない> などと普段女性誌を読まないオジサン記者にはびっくりの率直さ。

Para un hombre de mediana edad que nunca lee revistas de moda, titulares como “¡El mundo entero piensa que Abe es un cerdo sexista!” y “Abe no tiene idea de las agotadoras luchas de las mujeres” me sorprendieron mucho.

Kobayasi comenta que las críticas al gobierno japonés aumentaron desde que ocurrió la triple tragedia en Tohoku en marzo de 2011, cuando un grave terremoto, un tsunami y un accidente nuclear devastaron la costa noreste de Japon.

Pero incluso si el gobierno logra ganarse a las mujeres del país, la sociedad misma de Japon debe cambiar.

Junko Tanaka, consultor de recursos humanos, escribe en un tuiteo:

Si realmente vamos a tomarnos el “empoderamiento de la mujer” en serio, tenemos que hacer a un lado la idea de un “reglamento” para tratar a las mujeres trabajadoras. ¿Dirías lo mismo sobre un trabajador hombre?

(Tanaka puso un enlace a este tuiteo):

Toyo Keizai en línea: “¿Es la primera vez que diriges a una mujer de menor rango? Aprende cómo evitar que se altere”. ¡Ponte dentro de la cabeza y del corazón de la nueva mujer de negocios!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.