¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los disturbios en Baltimore recuerdan a la diáspora caribeña que las vidas de los negros importan

A rally and march in Minneapolis, Minnesota to support the people of Baltimore. Photo by Fibonacci Blue, used under a CC BY 2.0 license.

Mitin y manifestación en Minneapolis, Minnesota para apoyar a los habitantes de Baltimore. Foto de Fibonacci Blue, usada bajo licencia CC BY 2.0.

Para los blogueros de Trinidad que viven en los Estados Unidos, los disturbios en Baltimore son el último capítulo de una historia de agresiones policíacas contra jóvenes negros en los Estados Unidos que no parece tener fin.

Las protestas y saqueos empezaron en la ciudad tras la muerte de Freddie Gray. La policía de Baltimore detuvo al joven de 25 años el 12 de abril. Murió una semana después de lesiones vertebrales, supuestamente recibidas en custodia policial. El 1 de mayo, los fiscales acusaron a cuatro agentes de policía de homicidio involuntario por la muerte de Gray.

Las denuncias han dado un nuevo impulso a las protestas de #BlackLivesMatter [Las vidas de los negros importan] en línea y fuera de línea. La etiqueta se compartió 219 000 veces hace dos semanas y 577 000 veces en el último mes según el sitio de análisis social Topsy. La etiqueta #BlackLivesMatter fue utilizada por primera vez hace tres años por @NeenoBrowne después que un voluntario de vigilancia de un vecindario en Florida matara al joven negro Trayvon Martin.

Patrice Grell Yursik, nacida en Trinidad y que vive en Chicago, se apartó de sus consideraciones habituales en torno a belleza y moda en Afrobella para compartir sus pensamientos sobre Baltimore:

It’s hard to write light when your heart is heavy. And right now, my thoughts are wrapped up in darkness, in distress and in stomach churning worry for America – particularly the city of Baltimore. It’s yet another name to add to a list that’s too long, another city in turmoil, another case of police brutality that should provoke sadness and empathy but instead stirs up assumptions, retorts and defensiveness. Watching the news these past few nights has been disturbing to say the least. I hate to see what’s happening in Baltimore and I hate how the media is covering what’s happening in Baltimore.

Resulta difícil escribir ligeramente cuando te pesa el corazón. Y en este momento, mis pensamientos están envueltos en las sombras, en la aflicción y en una ansiedad agobiante para Norte América –  especialmente la ciudad de Baltimore. Es un nombre más que se suma a una lista demasiado larga, una ciudad más en estado de agitación, un caso más de brutalidad policial que debería suscitar tristeza y empatía en lugar de generar supuestos, contraargumentos y una actitud defensiva. Me ha preocupado mirar las noticias por las últimas noches, por decir lo menos. Odio ver lo que pasa en Baltimore y odio la manera como los medios cubren lo que pasa en Baltimore.

En cuanto al tratamiento mediático de los sucesos, Afrobella explicó que “se han realizado informes terribles y se han escrito historias erróneas pero también hubo una cobertura muy reflexiva e inteligente”. Al compartir esta última reflexión, quería que la gente se acordara del motivo de los disturbios:

This is happening because Freddie Gray’s horrific death is part of an awful national pattern of behavior that needs to stop.

Está ocurriendo porque la muerte horrible de Freddie Gray forma parte de un espantoso modelo de comportamiento nacional que necesita parar.

A young man holds up a placard during the Minneapolis rally to support the people of Baltimore. Photo by Fibonacci Blue, used under a CC BY 2.0 license.

Un joven sostiene una pancarta durante el mitin de Minneapolis destinado a apoyar a los habitantes de Baltimore. Foto de Fibonacci Blue, usada bajo licencia CC BY 2.0.

En Tumblr, Soul Sistrin demostró hasta qué punto se ignoraba la etiqueta #blacklivesmatter:

Every article I’ve read about Freddie Gray underlines the fact that he was innocent. But even if he had committed a crime, he didn’t deserve the brutality he received. But we have to make sure to remind people he’s innocent for the public to believe that what happened to him was an injustice. That’s how much Black lives don’t matter.

#black lives matter

Cada artículo que he leído sobre Freddie Gray subraya que era inocente. Pero incluso si hubiera cometido un crimen, no merecía la brutalidad que recibió. Debemos asegurarnos que la gente recuerde que era inocente para que el público crea que lo que le pasó era una injusticia. Eso refleja cuánto no importan las vidas de los negros.

Las vidas de los negros importan.

Trini Like Salt estaba harto y declaró que había llegado el momento de que los blancos aumentaran sus esfuerzos :

I don’t want to hear about your outrage at the riots.
I don’t want to hear of your hand-wringing and self reflection.
I don’t want to hear how sad you are that it has come to this.
I don’t want to hear of your sympathy for or derision of the protesters.
All I need to hear from you is that you will do something about the police killing and maiming black human beings with impunity. That’s it. Nothing else.
If you have nothing to say about black men being lynched on the daily, I want nothing to do with you. Black lives do not matter to you. So you do not matter to me.

No quiero oír hablar de su indignación por los disturbios.
No quiero oír hablar de su gran consternación y auto-reflexión.
No quiero oír hablar de cuán tristes están que se haya llegado a esto.
No quiero oír hablar de su compasión por los manifestantes o de su burla hacia ellos.
Lo único que quiero oír de ustedes es que van a hacer algo acerca de los asesinatos y mutilaciones de seres humanos negros por la policía en la impunidad. Eso es. Nada más.
Si no tienen nada que decir sobre los linchamientos cotidianos de personas negras, no quiero tener nada que ver con ustedes. Las vidas de los negros no les importan. Entonces ustedes no me importan.

El bloguero también se mostró escéptico ante la afirmación que Freddie Gray se había lesionado la columna vertebral él mismo, y publicó después una declaración de la familia de Gray que rechazaba aquella implicación con este comentario:

That someone had to actually make this statement makes me sad beyond description.

Que alguien hiciera realmente esta declaración me da pena más allá de cualquier descripción.

#MARCH2JUSTICE In Baltimore 16 on Sunday April 19, 2015, the day of Freddie Gray's death. Photo by Stephen Melkisethian, used under a CC BY-NC-ND 2.0 license.

Manifestación por la justicia en Baltimore 16 el domingo 19 de abril de 2015, el día de la muerte de Freddie Gray. Foto de Stephen Melkisethian, usada bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0.

Muchos blogueros hicieron referencia al discurso del Presidente Obama sobre los disturbios. Afrobella observó:

It feels like history is repeating itself again and again in an endless loop that’s destined to break. And we have to learn these lessons and make real changes soon, before this happens again. And again. And again. Because this could happen in Detroit. Or Miami. Or Chicago. It can happen anywhere, and it’s happening everywhere.

Parece que la historia se repite una y otra vez en una vuelta eterna destinada a pararse. Y tenemos que aprender de estas lecciones y hacer cambios reales pronto antes de que vuelva a suceder. Y otra vez. Y otra vez. Porque podría ocurrir en Detroit. O Miami. O Chicago. Puede ocurrir en cualquier lugar y está ocurriendo en todas partes.

Trini Like Salt, que estaba de acuerdo con Obama en que los Estados Unidos podrían solucionar el problema si lo quisieran realmente prestándoles atención a los jóvenes negros y teniendo en cuenta su sufrimiento, terminó con una nota un poco más halagüeña:

Our kids.
Not theirs.
Not those people’s.
Ours.

Nuestros hijos.
No suyos.
No los de esa gente.
Nuestros.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.