¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Universidad japonesa hace la vista gorda ante el sufrimiento de los gatos del campus

 Pongo y Sebastian, dos gatos rescatados por Charles Januzzi y que ahora viven con él en casa. Imagen por cortesía de Charles Januzzi.

Pongo y Sebastian, dos gatos rescatados por Charles Januzzi y que ahora viven con él en casa. Imagen por cortesía de Charles Januzzi. Copyright y todos los derechos reservados, Charles Januzzi.

Tras cerca de 25 años de trabajo ayudando a controlar la colonia de gatos de su campus en Japón, Charles Januzzi se está topando con una dura oposición por parte de la administración de la universidad.

Tras habérsele prohibido alimentar u ofrecer cualquier otro tipo de cuidado a una gran colonia de gatos callejeros en su universidad, Januzzi ha lanzado una petición online. La petición se titula “A la Universidad de Fukui: No dejen morir de hambre a los gatos que viven en el campus” y ya ha recogido más de 2.300 firmas.

Januzzi ha sido durante mucho tiempo profesor adjunto en el campus de Bunkyo de la Universidad de Fukui en la prefectura rural de Fukui, a unas siete horas en tren de Tokio.

“He estado ayudando a gatos callejeros desde que era un niño,” dice Januzzi, que es originario de Pennsylvania. “Puedo recordar que empecé a ayudar gatos en Fukui tan pronto como llegué aquí porque había muchos gatos asilvestrados, callejeros y abandonados por toda la ciudad.”

Januzzi practica una técnica llamada “TNR” (por sus siglas en inglés Trap, Neuter and Release) que consiste en Atrapar, Esterilizar y Liberar. El propósito del TNR es controlar con el tiempo la población de las colonias de gatos callejeros.

“En los últimos seis meses, he estado esterilizando a todos los gatos del campus y también a los de una colonia cercana justo al sureste del mismo”, dice Januzzi. “Todavía hay tres gatos que necesitan ser esterilizados.”

Januzzi dice que lo irónico es que han sido los empleados y profesores de la universidad que alimentan a los gatos sin practicar el TNR, los que han provocado la actual explosión en la población que él está intentando combatir.

“Ahora [la administración] dice que alimentar a los gatos en su parte del campus está prohibido, y que debo dejar todo lo que estoy haciendo”, dice Januzzi. “Empecé a alimentarlos sólo porque la gente de allí dejó de hacerlo. Y el TNR se ha completado casi al 100%.”

El problema de las grandes colonias de gatos callejeros en entornos urbanos se debe en parte al hecho de que las mascotas son un gran negocio en Japón.

Informando para Japan Today, Jessica Kozuka señala:

The number of pets in Japan (is about) 21.3 million, far exceeding the number of children under 15 in the country. About 35% of households have a pet and many of them live lives of luxury as pampered members of the family, with Japanese spending about 3.8 trillion yen a year to keep them happy.

El número de mascotas en Japón (es aproximadamente de) 21,3 millones, excediendo ampliamente el número de niños de menos de 15 años en el país. Alrededor del 35% de las familias tiene una mascota y muchas de ellas viven vidas de lujo como miembros mimados de la familia, con los japoneses gastando unos 3,8 billones de yenes al año para mantenerlos felices.

Aunque las mascotas son populares en Japón, dice Charles Januzzi, mucha gente compra gatos sin entender completamente las implicaciones de tener una mascota.

“La gente se deshace de los gatos (y perros) en el campus, esperando que alguien encontrará y adoptará al animal”, dice Januzzi. “Otra variante es cuando un estudiante que vive en un apartamento cercano adopta un gatito y lo cría en secreto en su apartamento hasta que descubre cómo es tener un gato aburrido, adulto y sexualmente maduro o su casero le dice que se deshaga del gato.”

Otra variante más del abandono es cuando el dueño anciano muere o es trasladado a una casa.

“El hijo o el yerno coge al gato y se deshace de él en el campus, ya que es más fácil hacerlo allí que en muchos otros lugares”, dice Januzzi. “En lugar de tirar televisores rotos o neumáticos viejos por encima del muro, tiran el gato.”

Un factor clave en la población relativamente grande de animales abandonados en Japón es que se usa el “gaseo” o la eutanasia para controlar la población, en lugar de la estrategia más proactiva de promover la esterilización.

“En lugar de llevar el gato a un albergue para animales donde probablemente será gaseado”, dice Januzzi, “creen que es mejor abandonarlo en el campus.”

Actividades en otras partes de Japón han demostrado que la técnica de Atrapar, Esterilizar y Liberar es una forma efectiva de controlar la población animal.

Kobe y sus alrededores experimentaron un gran terremoto en 1995. Se dejó a las mascotas sin hogar vagar libremente por la caótica zona afectada tras el terremoto.

El número de asilvestrados sin hogar combinado con la falta de medios y de concienciación sobre la efectividad del TNR causó una gran explosión de animales asilvestrados en la región durante más de una década.

El Sistema de Rescate Animal lanzó una clínica de TNR en la región en 2006. Los datos de los seis años siguientes demuestran que el número de gatitos asilvestrados capturados y sometidos a eutanasia en Kobe disminuyó considerablemente.

De vuelta en Fukui, Charles Januzzi dice que sus esfuerzos atrapando, esterilizando y liberando gatos casi han terminado. También sospecha que el edicto que impide alimentar a los gatos asilvestrados no es una norma oficial de la universidad.

Así que, Januzzi lanzó su petición en Avaaz, que casi ha alcanzado su objetivo de 2.500 firmas.

Sus esfuerzos no han pasado desapercibidos en Japón. La periodista freelance Akiko Katori, que escribe frecuentemente sobre asuntos que afectan a los animales en Japón, escribe:

福井大学がキャンパス内の猫たちの不妊・去勢手術も餌やりも止めさせ、飢えさせようとしているとは! キャンパス内での地域猫活動は時代の流れ。これに逆行するようなことを主張するとはナンセンスです。北陸新幹線が開通してこれから発展しようという福井県のイメージダウンにもつながると思います。

¿Cómo puede la universidad de Fukui prohibir los esfuerzos para esterilizar a esos gatos y dejarlos morir de hambre? Esto significa un cambio total en la forma en que se trata a los gatos en el campus y un paso atrás para afrontar el problema. Y pensar que la prefectura de Fukui está intentando atraer el Hokuriku Shinkansen!

1 Comentario

  • En los comentarios del post en inglés Charles Januzzi comentó lo siguiente:
    “Gracias a Nevin Thompson y a Global Voices por mantener la conversación. Un comentario sobre el TNR: Ahora muchos dicen que la ‘R’ debería ser para REGRESAR. Esto es debido a que la idea es regresar al gato esterilizado a su familia, colonia y territorio. Reubicar gatos es un asunto delicado y es mejor dejárselo a gente que sepa cómo hacerlo. Algunos entienden la esterilización como parte del TNR, pero no entienden bien lo que los defensores de los gatos llevan años diciendo: la mejor manera de controlar la población de gatos es mantener una colonia sana y esterilizada. Las colonias mantienen su territorio y rechazan a los gatos nuevos. Así es como funciona realmente el TNR. Gracias a todos de nuevo “

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.