¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Túnez busca aprovechar su historia y posicionar su aceite de oliva

Workers harvest olives in one of Slama Huiles' groves last fall. Credit: Marine Olivesi. Published with PRI's permission

Trabajadoras recolectan aceitunas en uno de los olivares de Slama Huiles el otoño de 2014. Crédito: Marine Olivesi. Publicada con la autorización de PRI.

Este artículo y el informe radial realizados por Marine Olivesi para The World, se publicaron originalmente en PRI.org el 20 de abril de 2015 y son republicados aquí como parte de un acuerdo para compartir contenido.

Durante la temporada de recolección de aceitunas en Túnez, el personal -en su mayoría mujeres- se sube a las escaleras y comienza su labor. Utiliza una especie de rastrillo pequeño y sacude cada una de las ramas del árbol para que las aceitunas caigan en una red ubicada debajo.

Listen to this story on PRI.org »

Se necesitan cinco personas para dejar en aproximadamente media hora un árbol sin frutos. Es un trabajo duro. Pero, en Túnez, es también un ritual y una celebración. Los trabajadores ríen y conversan hasta que un hombre comienza a cantar una canción. Las mujeres lo acompañan ululando, como un improvisado coro.

Tres clientes italianos que estaban de visita en el olivar ese día de noviembre, como parte de un viaje de negocios, observaban, entretenidos y envidiosos, a los trabajadores.

Para los europeos, esa escena es un salto a aquellos tiempos cuando las personas, no las máquinas, cosechaban las aceitunas. En Italia, Grecia y España, los tres pesos pesados de la industria del aceite de oliva, la recolección de aceitunas se realiza en su mayoría mecánicamente, con tractores que sacuden árboles completos -o, de forma menos drástica, con rastrillos automáticos, el método de recolección que prefieren las marcas de mayor calidad.

Olives in Tunisia are still harvested manually with a rake, making it unique among the world's top producers of olive oil. In other countries, the process has turned largely mechanical over the years. Credit: Marine Olivesi. Published with PRI's permission

Las aceitunas en Túnez aún se recolectan en forma manual con un rastrillo y esto lo hace único entre los productos de aceite de oliva más importantes del mundo. En otros países, el proceso se ha convertido en un proceso mayormente mecanizado a lo largo de los años. Crédito: Marine Olivesi. Publicado con la autorización de PRI.

Más allá de la nostalgia, sin embargo, había otro motivo que causaba la envidia de los italianos ese año.

“¡Aquí está lleno de aceitunas!”, exclamó uno de ellos. Está tan lleno que algunas ramas colapsan debido a su propio peso, bromeó el supervisor tunecino. Mientras tanto, a lo largo del Mediterráneo, casi no hubo cosecha alguna. El mal tiempo y los insectos arruinaron los cultivos italianos, lo que permitió que Túnez, por primera vez, superase a Italia en la producción total de aceite de oliva.

Túnez que, en general, suele estar en el cuarto lugar del ranking de producción de aceite de oliva, debajo de los tres gigantes europeos, llegó a estar segundo este año, debajo de España, con una producción de 280.000 toneladas. Incluso en una industria donde la producción varía mucho de una temporada a la siguiente – la producción de Túnez en 2014 fue apenas de 70.000 toneladas- las cifras de la industria muestran una temporada récord para el diminuto país del norte de África.

Para los tunecinos en el negocio del aceite de oliva, este es un momento del tipo “Dar al César lo que es del César”.

“Nosotros comenzamos antes que los italianos”, señaló Chiheb Slama. Slama, Director General de Slama Huiles, una de las principales compañías de aceite de oliva tunecina, se hizo cargo del negocio que su abuelo había comenzado en 1930. Aquí, sin embargo, Slama se refiere a algo que tuvo lugar algunos miles de años antes, cuando los olivos fueron traídos al norte de África desde Medio Oriente por los fenicios.

Y, más tarde, dice Slama, los romanos llevaron los olivos desde Túnez hasta Italia y acapararon toda la atención.

Olives are sent to the oil mill and processed within 24 hours of their harvest. This year marked a record-high for Tunisia, with a 280,000 ton output. Credit: Marine Olivesi. Published with PRI's permission

Las aceitunas son enviadas al molino y procesadas dentro de las 24 horas de su recolección. Este año Túnez marcó su récord con una producción de 280.000 toneladas. Crédito: Marine Olivesi. Publicado con la autorización de PRI.

Hace 10 años, casi todo el aceite de oliva tunecino se vendía a granel a los italianos y españoles que lo mezclaban con el aceite de oliva propio y lo etiquetaban con su marca.

Desde aquel momento, Túnez se ha estado esforzando para recuperar su industria. Las compañías de aceite de oliva acordaron un impuesto a las ventas a granel para ayudar a Slama y a otros a vender su propio aceite con su marca. Luego, tuvieron un gran impulso con la Primavera Árabe, que hizo conocido a Túnez.

“Yo lo viví en persona”, recuerda Slama. “En febrero de 2011 un cliente del Reino Unido llamó y me dijo: ‘¡La Primavera Árabe! ¡Túnez! ¿Cómo es eso? ¿Cómo has estado? Por favor, necesito aceite, ¿podrías enviarme una propuesta?’ y le dije: ‘Sí, sí, claro, la tendrás esta misma tarde’. Con este cliente, generalmente, me toma tres semanas solo negociar el precio. Pero esa vez, realizó un pedido ni bien recibió mi cotización”.

Junto a otras compañías tunecinas, Slama Huiles también recibió asistencia técnica de USAID, que los ayudó en la transición de la venta a granel al embotellado.

This landmark farmhouse nestled in an olive grove has been featured on some of Slama Huiles' bottles since the company started to export olive oil under its own label in 2008. Credit: Marine Olivesi. Published with PRI's permission

Esta emblemática casa de hacienda ubicada en un olivar ha sido reproducida en algunas de las botellas de Slama Huiles desde que la compañía comenzó a exportar aceite de oliva con su marca propia en 2008. Crédito: Marine Olivesi. Publicado con la autorización de PRI.

“Túnez es uno de los mayores productores de aceite de oliva del mundo, pero el desarrollo y posicionamiento de la marca es muy pobre”, dice Henri Stetter, especialista en cadena de valor de USAID en Túnez. “Estamos ayudándolos a que desarrollen la marca para sus productos, que tiene una valor agregado mayor y márgenes más altos. El objetivo es alcanzar un mayor crecimiento del negocio y contratar personas durante el proceso”.

Ahora, Slama exporta sus botellas de aceite de oliva a Canadá, Rusia e, incluso, a Italia.

Su compañía no ha podido entrar aún en el mercado estadounidense, pero otra compañía de aceite de oliva tunecina lo ha hecho. La primavera pasada, Trader Joe puso su primer aceite de oliva tunecino en las góndolas — una vistosa lata rectangular. Visité una tienda de Nueva York a comienzos de año y el producto parecía que había sido discontinuado durante el invierno, pero un empleado dijo que un nuevo pedido venía en camino.

En Whole Foods, una botella de aceite de oliva de Túnez de envase más tradicional, también estaba en las góndolas, entre una gran selección de aceites de oliva del sur de Europa, además de Chile, California y Palestina.

Chiheb Slama, right, presents the company's latest olive oil production to Italian clients, who compare varieties before confirming their order. Credit: Marine Olivesi. Published with PRI's permission

Chiheb Slama, a la derecha, presenta la última producción de aceite de oliva a clientes italianos, quienes comparan variedades antes de confirmar su pedido. Crédit: Marine Olivesi. Publicado con la autorización de PRI.

“Es un mercado muy competitivo”, comentó Roberta, una clienta que caminaba por el pasillo de los aceites de oliva. Dijo que le encantaría probar el aceite orgánico, extra virgen, de Túnez si no fuera tan caro: 26 dólares las 33 onzas.

“Probablemente me gustaría tomarlo como si fuera vino, en lugar de agregárselo a algo, por ese precio”.

Los líderes de la industria en Túnez dicen que están logrando un producto más competitivo, pero todavía necesitan seguir trabajando en la mercadotecnia para que el público sepa qué es lo que está pagando.

“Los italianos no paran de hacer alarde de su aceite de oliva tradicional”, dijo Akram Tray, director de mercadotecnia de Slama Huiles. “Pero allí todo es industrial… Nosotros somos los tradicionales y necesitamos que los consumidores lo sepan”.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.