¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Refugiados yemeníes enfrentan dificultades y humillación

Photos posted on FB by Fahd Aqlan of his trip from Yemen to Egypt via Djibouti

Fotografías publicadas en Facebook por Fahd Aqlan de su viaje de Yemen a Egipto vía Yibuti.

Ahora en el segundo mes desde que la coalición de guerra de países árabes liderada por Arabia Saudita lanzara una campaña militar contra Yemen, los yemeníes siguen enfrentando los horrores de guerra en el país, mientras otros tienen ante sí dificultades y humillación en su búsqueda de refugio en el extranjero. Estas son algunas de las historias que se han estado difundiendo en medios sociales de las que no se hubiera sabido de otra manera.

Miles de yemeníes están varados en el extranjero, sin poder volver a casa, desde que las fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudita empezaron a bombardear el país el 26 de marzo. Otras 300,000 personas están desplazadas internamente en Yemen, con poca o ninguna ayuda. A los yemeníes que estaban fuera del país por tratamiento médico u otras razones cuando empezó la guerra en su país. se les impidió regresar a su patria durante todo un mes, por orden de la coalición de guerra en Yemen. El embargo impuesto en aire, mar y tierra en el país ha causado que los yemeníes queden varados en el extranjero. Tienen nuevos requisitos de visa impuestos por países que antes les habían dado la bienvenida y sin recursos para apoyarlos.

Las fuerzas de la coalición árabe han estado bombardeando Yemen con ataques aéreos desde el 26 de marzo. Su ataque no se ha limitado a lugares militares ni a su objetivo principal, los combatientes tribales hutíes, que tomaron el control de la capital de Yemen, Saná en enero.

También hay destrucción masiva en la bella ciudad de Adén, ciudad porteña del sur, donde los hutíes han estado lanzando su respuesta junto con milicias leales al expresidente de Yemen, Ali Abdulla Saleh, que fue obligado a dejar el cargo luego de tres décadas en el poder, tras protestas populares en 2011.

Fahd Aqlan, un yemení que ha estado viviendo en Egipto durante ocho años y lo considera su segundo hogar, estuvo en Yemen para asistir al matrimonio de su hermano antes de que estallara la guerra. Escribe en su página de Facebook la historia de su agonizante y humillante viaje de regreso de Yemen a Egipto a través de Yibuti en cuatro partes.

La primera parte describe cómo luchó para llegar a Taiz de manera segura por tierra después de que su avión aterrizara en Adén, con los hutíes avanzando, apenas unos días antes de que empezaran los ataques aéreos.

La segunda parte se trata de planificar su vuelo para salir de Yemen y volver al Cairo por el único medio posible, por mar desde la ciudad portuaria de Mokha, en un bote que transporta ganado, a Yibuti y de ahí a El Cairo.

La tercera parte trata de su lucha por tener un trato justo y tomar su pasaporte de vuelta de las autoridades en Yibuti. Aunque solamente estaba en tránsito con un permiso de seguridad de Egipto y un billete aéreo a El Cairo, lo trataron como un refugiado porque no había nadie en su embajada para ayudarlo y estuvo a punto de ser deportado a un campo antes de que lograra escapar. Escribe:

كان مندوبوا السفارات البريطانية والأمريكية والمصرية والاردنية يعملون كخلية نحل لإستكمال إجراءات الدخول لمواطنيهم وكنت
اشعر بالأسى لحالي كيمني حيث لا احد من السفارة اليمنية

Delegados de las embajadas británica, estadounidense, egipcia y jordana estaban trabajando a toda máquina para completar los procedimientos de entrada para sus conciudadanos y yo me sentía angustiado por mi condición de yemení, donde no hay nadie de la embajada yemení.

La cuarta y última parte se trataba de finalmente tomar el vuelo para salir de Yibuti hacia El Cairo, luego de adquirir otro boleto a Jordania, aún con temor de que le negaran la entrada en el aeropuerto de El Cairo porque todavía le faltaba la visa. Al final, a Fahad le permitieron entrar y le concedieron una visa temporal válida solamente por seis meses. Concluye:

وصلت بيتي وانا غير مصدق ان كل شيء انتهى اخيرا ، ونمت كما لم أنم من قبل .
بعدها بأيام ذهبت الى مجمع التحرير لتسوية وضع اقامتي انا وأسرتي ، وضعوا على جوازاتهم اقامة غير محددة المدة وانا اقامة مؤقتة لمدة ستة أشهر فقط لأنني لم اكن داخل مصر عند تغيير القوانين !

Llegué a casa sin poder creer que todo había terminado al fin y dormí como no había dormido nunca antes.
Unos días después, fui a Mogamma (edificio oficial en Egipto) en Tahrir para legalizar la situación de mi estadía y de mi familia. En sus pasaportes pusieron una residencia por un periodo indefinido y en el mío una estadía temporal ¡porque no estaba en Egipto cuando las leyes cambiaron!

Una historia similar también fue publicada en Facebook por Nina A. Aqlan, que recuerda la humillación que vivió durante su viaje a Yemen. Con sus palabras, describe la parada de tránsito en una base militar saudita:

I couldn't believe my eyes, besides the desert that surrounded us, the military men and scorching heat of the sun. We stood there, outside the plane waiting on the bear grounds of the airport…We were in a military airport. Our baggage was all taken out of the plane and laid on the ground. The back door to a black SUV that was parked near us opened and one of the Saudi military men pulled on a leach of a German shepherd leading him out to sniff our bags. The majority of us, women and children, stood there. Watching. The sounds of children crying from the heat, the uncertainty and worry.

No podía creer lo que veía, además del desierto que nos rodeaba, los militares y el calor abrasador del sol. Nos paramos ahí, fuera del avión esperando en el suelo del aeropuerto… Estábamos en un aeropuerto militar. Habían sacado todo nuestro equipaje del avión y estaba en el suelo. La puerta trasera de una camioneta negra que estaba estacionada cerca de nosotros se abrió y uno de los militares sauditas jaló la correa de un pastor alemán y lo llevó a olfatear nuestras maletas. La mayoría de nosotros, mujeres y niños, nos paramos ahí. Mirando. Los sonidos de niños llorando por el calor, la incertidumbre y la preocupación.

Agrega:

Yemenis are now being stranded, displaced, starved, killed, mentally sabotaged, humiliated, and terrorized. Enduring inhumane conditions, no access to fuel, water, poor to non existent medical services, official warnings that telecom maybe suspended soon due to lack of fuel, not being able to leave and now major airports in the country completely destroyed, not able to even receive money transfers from abroad, no foreign hard currency except for Saudi Riyals, Yemenis stuck abroad not able to return back to Yemen, and not even allowed into any Arab country without a visa.

Los yemeníes están ahora varados, desplazados, con hambre, los están matando, saboteando mentalmente, humillándolos y aterrorizándolos. Soportan condiciones inhumanas, sin acceso a combustible, agua, servicios médicos escasos o inexistentes, advertencias oficiales de que las telecomunicaciones pueden quedar suspendidas pronto por falta de combustible, sin poder salir y ahora con los principales aeropuertos del país completamente destrozados, sin siquiera poder recibir transferencias de dinero, sin una moneda extranjera fuerte, salvo el riyal saudita, los yemeníes estancados afuera sin poder regresar a Yemen, y ni siquiera se les permite entrar a ningún país árabe sin visa.

Estas historias son apenas dos ejemplos de personas con suerte, que tuvieron los medios y lograron salir de manera segura. Otros enfrentan experiencias más duras y aterradoras. Con una guerra destrozando su país y las condiciones que les han impuesto más allá de sus posibilidades, los yemeníes se ven obligados a enfrentar dificultades y humillación como refugiados.

Una fotografía conmovedora se publicó en Twitter de un anciano yemení durmiendo en una vereda en El Cairo. Lo más probable es que haya ido a Egipto por tratamiento médico y quedó humillantemente abandonado en las calles de El Cairo cuando se le acabó el dinero.

Ciudadanos de Yemen varados en Egipto debido a que el bloqueo aéreo impuesto por los sauditas los obliga a dormir en las calles.

Yemen_updates tuiteó sobre los yemeníes que están enfermos y se les niega la entrada a la vecina Arabia Saudita, que dirige las operaciones militares en Yemen e impone sanciones:

Arabia Saudita humilla a los yemeníes con sanciones y en las fronteras. Sabemos de familias que esperan días en la ciudad fronteriza de Tiwal para tener acceso.

Arabia Saudita humilla a los yemeníes.
————–
A personas enfermas que necesitan ayuda médica urgente en las fronteras sauditas no se les permite entrar. Regresaron a Saná.

¿Cuando los otros países árabes y vecinos tratarán a los yemeníes con dignidad, por no hablar como refugiados?

Leer también: La guerra ha dejado a yemeníes varados en el extranjero y desplazados en casa.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.