¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Grupos cívicos de Hong Kong exigen protección legal contra vigilancia a las aplicaciones móviles

Protesters staged a sit-in outside government headquarters on September 27 at Admiralty, demanding CY Leung, chief executive of Hong Kong, to meet them to have a dialogue. Photo by P H Yang. Copyright Demotix

Los manifestantes realizaron una sentada frente a la sede central del gobierno el 27 de setiembre en el Almirantazgo, para exigir a CY Leung, mandatario de Hong Kong, que se reúna con ellos a dialogar. Foto de P H Yang. Copyright Demotix

En el momento más álgido del movimiento Occupy Central de Hong Kong durante los últimos meses de 2014, muchos activistas y manifestantes sospechaban que la policía grababa las comunicaciones de mensajería instantánea de sus celulares.

Aunque Hong Kong requiere que la policía obtenga una orden judicial antes de vigilar las comunicaciones telefónicas de una persona, estos mensajes pueden haber sido vigilados sin ningún tipo de supervisión oficial.

Según la Ordenanza de Interceptación de Comunicaciones y Vigilancia de 2006 de Hong Kong (ICSO, por sus siglas en inglés), la policía debe demostrar a un juez que la interceptación o vigilancia es necesaria para prevenir o detectar delitos graves o proteger la seguridad pública. Y debe demostrar sospecha razonable sobre el objetivo. La Comisión en Interceptación de Comunicaciones y Vigilancia es responsable de supervisar la intervención telefónica y otras formas de interceptación y vigilancia de las comunicaciones, un ente establecido para asegurar que las autoridades policiales cumplan la ley. La Comisión tiene la obligación de publicar un informe anual donde da cuenta de sus actividades.

Cuando se publicó el Informe 2013 de Interceptación y Vigilancia de la Comisión a comienzos de diciembre de 2014, el jefe de vigilancia Darryl Gordon Saw se negó a hacer comentarios sobre si los mensajes enviados a través de la aplicación móvil WhatsApp podían ser interceptados bajo esta política. Un oficial superior de la policía dijo a la prensa local que las aplicaciones de mensajes en línea no se encontraban alcanzados por la ICSO. Esto ha dejado a muchos promotores locales preocupados de que la vigilancia policial de estas herramientas de comunicación privada no haya sido supervisada por ninguna autoridad.

Desde su promulgación, la ICSO ha sido criticada por los legisladores en pro de la democracia, quienes han observado que la ley otorga demasiado poder a las autoridades de control. Un ex comisionado de Vigilancia y juez de la Corte Suprema Woo Kwok-hing ha criticado abiertamente la ICSO por estar llena de limbos jurídicos y argumentó que la Comisión carece de la capacidad para supervisar su ejecución. Fue en estas circunstancias que el gobierno finalmente decidió enmendar la ley en 2013.

Varios grupos cívicos se han pronunciado para abordar el posible abuso del poder policial para vigilar las comunicaciones a través de internet. El sitio In-Media de Hong Kong ha urgido al gobierno y a los miembros del Consejo Legislativo a restringir ese poder y mejorar la rendición de cuentas sobre las prácticas de vigilancia. Exigió que se enmiende la ICSO para:

  • Cover all forms of interpersonal communication, including the Internet-based email and messaging services and to ensure that law enforcement units are fully compliant with legal procedures for their interception activities
  • Provide a clearer definition of “violence” to ensure that law enforcement would not undertake surveillance operations targeting protest organizers, leaders of civic groups, or political dissidents on grounds of public security
  • Add a provision to prevent the monitoring of protected journalistic materials
  • Establish penalties for non-compliance
  • Abarcar todas las formas de comunicación interpersonal, incluso los servicios de correo electrónico y mensajería, y asegurar que la fuerza policial cumpla a cabalidad con los procedimientos legales para sus actividades de interceptación
  • Brindar una definición más clara de “violencia” para garantizar que la autoridad policial no lleve a cabo operaciones de vigilancia que apunten a los organizadores de protestas, líderes de grupos cívicos o disidentes políticos con el argumento de la seguridad pública
  • Añadir una disposición para prevenir la vigilancia de materiales periodísticos protegidos
  • Establecer penalidades por su incumplimiento

Nota: In-Media de Hong Kong es una organización de libertad de medios que auspicia las actividades de inmediahk.net, autores de este artículo.

Según la oficina de Seguridad, la ICSO sólo abarca los requerimientos de la fuerza policial para el contenido de las comunicaciones en línea (en otras palabras, el texto, las imágenes y otros contenidos enviados en un mensaje). El requerimiento de los metadatos del usuario, como la hora, fecha e identidad, y otra información sobre los proveedores de servicios de internet no está restringido por la ICSO. Desde 2010, la fuerza policial ha enviado, en promedio, más de 4000 solicitudes de datos de los usuarios a los ISP locales, en su mayoría mediante una orden judicial.

El miembro del Consejo Legislativo Charles Mok también abordó los posibles limbos jurídicos de la aplicación de la ordenanza:

執法機構以機密為由,拒絕向立法會提供截取通訊器材的清單,外間無法得知亦無從監察香港政府監控網絡通訊至何等程度。除了通訊內容外,用戶資料或元資料(Metadata)如通話紀錄、IP位置等不屬通訊內容的資料,能夠幫助分析被監控人士的人際網絡、行踨和生活習慣。這些資料也可能被警方在不受條例規管之下,向互聯網服務供應商大量索取。

Recientemente, la fuerza policial se ha negado a dar la lista de los dispositivos tecnológicos utilizados para ayudar a las actividades de interceptación y vigilancia oficial, alegando que la información es confidencial. Esto impide que el público conozca el alcance de las actividades de vigilancia del gobierno. Además, aparte de interceptar los contenidos de las comunicaciones, los datos de usuario, los metadatos como los registros de comunicación y los datos de la IP no están definidos como “contenido de la comunicación”. Aun así, esa información se puede utilizar para analizar la red social del objetivo y rastrear sus huellas y hábitos. La policía puede solicitar estos datos al proveedor de servicios de internet (ISP) sin restricción de la ICSO.

Keyboard Frontline, un grupo cívico que defiende la libertad en la red, urgió a la ICSO a restringir también la recopilación de metadatos por parte de la policía, informar el objetivo a posteriori e incrementar las facultades de supervisión del comisionado de Vigilancia.

No obstante, los políticos en favor del orden establecido interpretan las opiniones constructivas presentadas por los legisladores pro democráticos y los grupos cívicos como “anti gobierno”. El 2 de mayo, en una audiencia pública del Consejo Legislativo a la que asistieron numerosos grupos cívicos, entre ellos Human Rights Watch de Hong Kong, la Asociación de Periodistas de Hong Kong, el Observador de los Derechos Cívicos, el Partido Obrero e In-Media Hong Kong; Ng Leung-sing, legislador que representa al sector financiero, reprochó las críticas de los grupos cívicos:

它們都是反對政府施政,質疑為何條例會觸動這些團體,社會上其餘大量「為社會謀福祉」的團體則不用擔心,是「平生不作虧心事,夜半敲門也不驚」,關注人士是因為做不好的事怕踩中地雷。

[Los representantes de los grupos cívicos] sólo buscan obstruir la gestión del gobierno. ¿Por qué se preocuparían estos grupos por la ordenanza cuando la mayoría de los grupos interesados en el “bienestar social” no lo hacen? La explicación es [respuesta de un chino]: “sé una persona de bien y no tendrás miedo de que toquen a tu puerta de noche”. El motivo de su preocupación es que están haciendo cosas indebidas y temen ser castigados por ello.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.