¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una respuesta a los escépticos sobre los bots del Kremlin

Image by Kevin Rothrock.

Imagen de Kevin Rothrock.

A principios de abril, el investigador de Internet Lawrence Alexander publicó un análisis de miles de cuentas en Twitter aparentemente automatizadas, señalando extensos intentos de manipulación de información en la RuNet. Después que el análisis recibió atención masiva de medios y redes sociales rusas, Alexander ahora responde al escepticismo sobre las redes de bots y sus orígenes. 

Mi análisis de redes sociales de más de 20,000 bots activos en la publicación de conjuntos idénticos de publicaciones pro Kremlin en Twitter, en aparente reacción a eventos y noticias recientes, atrajo bastante atención de los medios y fue el blanco de discusiones polémicas en la RuNet. Por ello, quisiera responder a algunas de las críticas.

Algunos comentaristas de los medios rusos han desestimado la manipulación pro Kremlin de la tuitósfera, afirmando que los bots automatizados y cuentas escritas por humanos son creadas solo para fines de mercadeo y spam. Por ejemplo, Sputnik News toma esta postura:

…the goal [of the trolling] appears to be not to convert public opinion, but rather search engine optimization (SEO): search engines such as Google crawl the web for keywords and links, which are then used to give weight to certain web pages when search terms are entered.

El objetivo [del troleo] parece ser no convertir la opinión pública, si no más bien la optimización de motores de búsqueda (SEO): los motores de búsqueda como Google rastrean la web para palabras clave y enlaces que son utilizados para dar peso a ciertas páginas al momento de ingresar en ellos términos de búsqueda.

Sin embargo, esto no explica la aparente inclinación de los trolls a sentimientos pro Kremlin y no explica quién podría beneficiarse de dirigir estas cuentas además de una vaga “firma de consultoría política”. Tampoco considera que una campaña deliberada de desinformación puede emplear tácticas similares a los spammers, tanto para conveniencia como para “negación plausible”.

En mi análisis, conseguí poca evidencia sobre cualquier propósito comercial detrás de las redes de bots. La mayoría de los tuits no enlazaron a sitios web premium o de apariencia dudosa. Ya que pude establecer que pocas cuentas eran genuinas (con humanos reales detrás del teclado), no pareció que formaran parte de un esquema pago de seguidores, que seguirían a personas reales y organizaciones.

Otros críticos se han preguntado cuánto impacto pudieran tener las redes de bots, dado que interactúan poco con otros.

La respuesta, creo, está en las características de Search y Trending de Twitter. Una buena manera de ilustrar esto es examinar la forma en la que los bots difunden noticias en sus tuits.

En marzo de 2015, Keir Giles, director del Centro de Investigación y Estudios sobre Conflictos del Chatham Centre e integrante del Programa sobre Rusia y Eurasia, notó el excesivo compartir de este artículo de RT.

El diseñador del Su-25 va fuera de tema sobre el derribamiento del MH17, y desata a la granja de trolls rusos

Usé NodeXL para recolectar una muestra de una red de Twitter Search del titular visto en este tuit: “Could SU-25 fighter jet down a Boeing? Former pilots speak out on MH17 claims”.

El gráfico resultante (más abajo) muestra las cuentas difusoras del artículo como “nodos” circulares. Aquellos interconectados de forma cercana vía follows y menciones fueron agrupados en clústeres codificados por colores (su tamaño está basado en su conectividad relativa con otros en la red).

RT MH17 Story Search Network

Red de cuentas Twitter que compartieron la historia de Russia Today sobre el MH17. Imagen de Lawrence Alexander.

En el centro, destacado -por razones obvias- están las cuentas de RT (Russia Today): @rt_america y @rt_com. El clúster verde superior, fuertemente conectado, muestra un grupo de tuiteros pro Rusia siguiéndose o interactuando entre sí: @gbabeuf y @novorossiyan, por ejemplo. Pero los bots anónimos están ubicados, en su mayoría, en el anillo externo, indicando su característica falta de interacción y seguimiento de usuarios reales.

Sin embargo, solo porque los bots están aislados no significa que carezcan de impacto. Su uso repetitivo de palabras clave, frases y titulares afectan los resultados de búsqueda y tendencias de Twitter, por lo que quien buscase tuits sobre MH17 encontrará varios retuits de la historia de RT, amplificando su aparente popularidad (no hay evidencia que RT tenga que ver por sí mismos con los bots).

Estas estrategias están explícitamente prohibidas en las reglas de Twitter – aunque esto no ha impedido a redes de bots de gran escala esconderse en las líneas noticiosas de Twitter, influenciando potencialmente a las tendencias del momento. Si las plataformas de redes sociales no fortalecen sus medidas de protección en contra del registro masivo de cuentas, parece que continuarán estos esfuerzos de manipulación.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.