¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un vídeo ciudadano evita que un manifestante sea falsamente acusado de asalto a la policía de Hong Kong

Varios ciudadanos supervisan con sus cámaras el uso de la fuerza por parte de la policía. Foto de  Gundam Lam para inmediahk.net, utilizada con autorización.

Varios ciudadanos supervisan con sus cámaras el uso de la fuerza por parte de la policía. Foto de Gundam Lam para inmediahk.net, utilizada con autorización.

Entre el 28 de setiembre y el 15 de diciembre de 2014, la policía arrestó a 1 003 personas, entre manifestantes, periodistas y sanitarios, que participaron o se hallaban en la zona de la masiva sentada Occupy Central en Hong Kong. Se han presentado cargos contra más de 100 de estos arrestados.

Gracias a la vigilancia de los ciudadanos de a pie, que ha servido de testigo de la «escena del crimen», muchos de estos casos han sido desestimados.

Uno de estos casos es el de Ho Pak-Hei, estudiante de 17 años, que participó en la sentada. El 2 de abril fue exonerado de asaltar a un policía en Mong Kok en noviembre porque una pareja de jubilados se presentó en el juicio y mostró un vídeo en el que se ve claramente que el estudiante no toca a ningún policía.

W.B. Yeung, de la organización Grupo de Abogados Progresistas, relató la historia de Ho en el medio virtual Stand News, y Jason Li convirtió el artículo en un cómic (que se publica aquí con su permiso):

comics.es

comic-2.es

comic-3.es

comic-4.esLas protestas, llamadas la Revolución de los Paraguas o el Movimiento de los Paraguas por los medios, intentaron presionar al gobierno de Pekín para que diera a los ciudadanos de Hong Kong el derecho a nominar candidatos al puesto político de mayor responsabilidad de la ciudad, el llamado jefe ejecutivo. Hong Kong, una región con régimen administrativo especial, votará por su jefe ejecutivo por primera vez en su historia en 2017.

Aunque el secretario de Justicia, Rimsky Yuen, insistió en que los procesos judiciales no tenían nada que ver con consideraciones políticas y se llevarían a cabo de acuerdo con el código penal y las pruebas presentadas, varios casos indican lo contrario. Estos son algunos de estos casos:

  • El 20 de marzo, la policía decidió retirar los cargos contra un internauta acusado de «uso deshonesto del ordenador» durante Occupy Central, puesto que no pudieron aportar suficientes pruebas.
  • El 28 de marzo, un periodista fue absuelto de asaltar policías después de que los agentes se contradijeran al testificar.
  • El 10 de abril, el tribunal de Kung Tong pidió a la policía que buscara a la «víctima» de un supuesto asalto cometido en octubre por un asistente de producción de un informativo de radio y televisión que cubría la sentada de Mong Kok. La acusación se basó en testimonios policiales sin que se contara con la presencia de ninguna víctima de dicho asalto.
  • El 10 de abril, un cámara de televisión que fue arrestado y acusado de asaltar a un policía mientras trabajaba en Mong Kok en noviembre, envió una solicitud al tribunal en la que pedía que se le permitiera presentar su propia demanda penal contra la policía (”acusación criminal privada“)porque le habían impedido investigar y acusar a cuatro oficiales que supuestamente le agredieron durante su arresto. En la Red circularon varias pruebas visuales en las que se veía cómo numerosos agentes lo sujetaban repentinamente y lo aplastaban contra el suelo mientras se encontraba informando.
  • El 21 de abril, el secretario de Justicia decidió desestimar los cargos contra un trabajador de la construcción que supuestamente había atacado a un jefe de la policía en Mong Kok, al aparecer una nueva prueba de vídeo que demostraba que dicho policía ni siquiera se hallaba presente en el lugar donde presuntamente se había producido el asalto.

Como W.B Yeung concluyó en su artículo titulado «La valentía de la gente ordinaria y lo contrario», sobre la absolución de Ho Pak-Hei:

Ho’s acquittal and the acts of the elderly couple gave us an opportunity to celebrate the courage of ordinary people. One day, we also hope to celebrate the courage of those in positions of power to admit their mistakes.

La exoneración de Ho y los actos de la pareja de ancianos nos ha dado la oportunidad de celebrar el valor de la gente corriente. Un día, también esperamos celebrar que los que ocupan puestos de poder tengan el valor de admitir sus errores.

Siga nuestra cobertura en profundidad de la Revolución de los Paraguas en Hong Kong.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.