¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los internautas vietnamitas se están arriesgando más en internet, a pesar de las estrictas leyes

Image from Viet Tan

Imagen de Viet Tan

A pesar de serias restricciones a la libertad de expresión en Vietnam, un número creciente de ciudadanos están utilizando activamente las redes en línea para expresar sus puntos de vista sobre temas sociales y políticos.

Vietnam tiene una población de 93 millones y una base de usuarios de internet de casi 40 millones. Hay más de 30 millones de usuarios activos de Facebook, un incremento impresionante desde el 2012, cuando la cifra era de sólo 8.5 millones. Además, la popular red social ha sido bloqueada intermitentemente en Vietnam en los últimos años.

Un informe reciente de Viet Tan, un partido político pro-democrático encabezado por ciudadanos vietnamitas de dentro y fuera del país, explica éste tema. Aunque el gobierno ha aprobado varias leyes destinadas a controlar el uso y el contenido de internet, “los medios sociales están jugando el papel de un medio independiente de hecho, con implicaciones socio-políticas de largo alcance”, dice el grupo. También han señalado que “las plataformas en línea proveen una plaza pública y una sociedad civil virtual “, sobre todo desde que la libertad de reunión está restringida en el país.

Thanks to social media it has become possible and even trendsetting to publicly question the Communist Party’s legitimacy.

As Vietnam pushes towards greater connectivity with an online populace showing greater willingness to exercise their right to connect, censorship will be more difficult for the government to accomplish.

Gracias a los medios sociales se ha hecho posible e incluso se ha vuelto tendencia cuestionar públicamente la legitimidad del Partido Comunista.

Mientras Vietnam busque una mayor conectividad con una comunidad en línea que muestra mayor disposición a ejercer su derecho a conectarse, será más difícil para el gobierno el llevar a cabo la censura.

Viet Tan presentó su estudio del panorama de los medios sociales de Vietnam durante la conferencia de tecnología y derechos humanos RightsCon en Manila el mes pasado.

Viet Tan señaló que una búsqueda en YouTube de las palabras “cong an danh nguoi” (brutalidad policial) proporciona 148,000 resultados. Muchas personas también han compartido fotos con la etiqueta “No me gusta el Partido Comunista de Vietnam” (Toi khong thich dang cong san Viet Nam). Un nuevo blog llamado “Portraits of Power” (Chan Dung Quyen Luc) ha estado exponiendo los secretos sucios de algunos funcionarios

Una campaña reciente que se opone a la tala de 6,700 árboles en Hanoi reunió apoyo popular, lo que obligó a las autoridades a suspender el plan.

Huong Le Thu, profesor invitado en el Instituto de Estudios del Sudeste Asiático en Singapur, también notó el creciente desafío entre algunos internautas. Escribió en New Mandala, una revista en línea centrada en el sudeste de Asia:

An indicator of change is that people are no longer afraid of self-identification when posting anti-regime banners, uploading their photos and revealing their online identities.

Un indicador del cambio es que la gente ya no tiene miedo de revelar su información personal al colocar anuncios contra el régimen, al subir sus fotos y revelar sus identidades en línea.

An Internet cafe in Vietnam. Flickr photo by Kent Goldman (CC License)

Un café internet en Vietnam. Foto de Flickr tomada por Kent Goldman (Licencia CC)

Si bien es cierto que Vietnam está bloqueando numerosos sitios en la red, el informe estima que el 60 por ciento de los usuarios de internet están utilizando redes privadas virtuales o servidores proxy para acceder a contenido restringido. Viet Tan interpreta esto como prueba de que los internautas ya están “cansados ​​de los controles del gobierno.”

Algunos funcionarios vietnamitas reconocen la dificultad de la vigilancia de la red. Incluso el Primer Ministro comentó en enero pasado que “es imposible prohibir o impedir que la gente publique información en internet.”

Pero eso no significa que las políticas de internet se hayan relajado. A diario, los internautas vietnamitas deben navegar regulaciones restrictivas para plataformas y políticas de medios sociales tales como el decreto N° 72, que pretende prohibir la agregación de noticias y el compartir en medios sociales. Otra ley comúnmente utilizada para perseguir a los oradores en línea es el artículo 258 del Código Penal, que castiga el mal uso de “las libertades democráticas para atacar los intereses del Estado y los derechos e intereses legítimos de entidades colectivas y particulares.”

El uso de “formadores de opinión” o trolls patrocinados por el gobierno para menospreciar el trabajo de los activistas demuestra que hay otras maneras de restringir la libertad de expresión en el país. Viet Tan dijo a Global Voices en una entrevista por correo electrónico que los “formadores de opinión” siguen activos hoy en día:

The use of opinion shapers continues to be a problem. Also, a lot of activists have had their Facebook accounts hacked into and passwords stolen. It’s probably impossible now for the government to block FB but they will certainly try to undermine its effectiveness and desirability.

El uso de formadores de opinión sigue siendo un problema. Además, a una gran cantidad de activistas les han hackeado sus cuentas de Facebook y les han robado contraseñas. Es probablemente imposible ahora para el gobierno bloquear FB pero sin duda va a tratar de menospreciar su eficacia y conveniencia.

Vietnam también continúa acosando y arrestando a los blogueros prominentes, tácticas que “intimidan a la comunidad en línea más grande para no discutir el contenido políticamente delicado.” Viet Tan señaló que esto sigue siendo “el mayor desafío que enfrenta la comunidad en línea vietnamita.” Hay 16 periodistas y blogueros en Vietnam que todavía están en prisión.

Viet Tan dijo que aparte de hacer campaña por la liberación de escritores disidentes, la comunidad internacional puede “denunciar a las empresas occidentales que suministran tecnologías de filtrado para el Estado vietnamita e incitan a las empresas tecnológicas occidentales de no confabularse con los censores de opinión.”

Ya sea que le guste o no al Partido Comunista, el panorama de los medios de Vietnam está cambiando. Esperamos que a las voces críticas se les permita prosperar tanto en espacios fuera de línea como en línea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.