¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Comenzó en Irán el juicio a puertas cerradas al reportero del Washington Post, Jason Rezaian

A photo drawn by Molly Crabapple, and shared by Ali Rezaian on Twitter.

Una foto dibujada por Molly Crabapple, y compartida por Ali Rezaian en Twitter.

La mañana del 26 de mayo fue el primer día del juicio al reportero del Washington Post, Jason Rezaian, después de pasar 10 meses en prisión por acusaciones de espionaje en Irán.

En previsión del juicio, el Editor Ejecutivo de Washington Post, Martin Baron, publicó el siguiente comunicado el 25 de mayo condenando la turbia e injusta naturaleza del arresto de Jason:

The shameful acts of injustice continue without end in the treatment of Washington Post correspondent Jason Rezaian. Now we learn his trial will be closed to the world. And so it will be closed to the scrutiny it fully deserves.

It’s worth recalling what kind of system we’re dealing with. Jason was arrested without charges. He was imprisoned in Iran’s worst prison. He was placed in isolation for many months and denied medical care he needed. His case was assigned to a judge internationally notorious for human rights violations. He could not select the lawyer of his choosing. He was given only an hour and a half to meet with a lawyer approved by the court. No evidence has ever been produced by prosecutors or the court to support these absurd charges. The trial date was only disclosed to Jason’s lawyer last week. And now, unsurprisingly but unforgivably, it turns out the trial will be closed.

Los vergonzosos actos de injusticia continúan sin cesar en el trato al corresponsal de Washington Post, Jason Rezaian. Ahora sabemos que su juicio será cerrado para el mundo. Y por lo tanto será cerrado al escrutinio que realmente merece.

Vale la pena recordar a qué tipo de sistema nos enfrentamos. Jason fue arrestado sin cargos. Fue encarcelado en la peor cárcel de Irán. Mantenido en aislamiento durante muchos meses y le fue denegada la atención médica que necesitaba. Su caso fue asignado a un juez conocido internacionalmente por violar los derechos humanos. No pudo escoger abogado. Sólo se le dio una hora y media para reunirse con el abogado aprobado por el tribunal. Jamás ha sido presentada ninguna prueba por la fiscalía o el tribunal para apoyar estas absurdas acusaciones. La fecha del juicio no fue revelada al abogado de Jason hasta la semana pasada. Y ahora, como era de esperar pero injustificadamente, resulta que el juicio será a puertas cerradas.

Thomas Erdbrink, unos de los pocos corresponsales que trabaja para los medios estadounidenses en Teherán con Rezaian, explicó en un artículo lo siguiente sobre el caso:

The judge in the case, Abolghassem Salavati, has a reputation for tough sentences, to the point that the European Union placed him on a blacklist in 2011 for human rights abuses. He has ignored foreign requests for court access, and it had been expected that only Mr. Rezaian and his lawyer would be present in the courtroom.

The trial is expected to last two to three days, Ali Rezaian said in a telephone interview from California, where he and his brother were born and grew up, adding that the lawyer had told the family of the judge’s decision on court access only on Monday. He denounced the decision, calling it “unconscionable.”

El juez del caso, Abolghassem Salavati, tiene reputación de sentencias muy duras, hasta el punto que la Unión Europea lo añadió a una lista negra en 2011 por abusos de los derechos humanos. Ha ignorado las solicitudes del exterior de acceso a los tribunales, y se espera que sólo el Sr. Rezaian y su abogado estén presentes en la sala del tribunal.

Se espera que el juicio dure de dos a tres días, dijo Ali Rezaian en una entrevista telefónica desde California, donde su hermano y él nacieron y crecieron, añadiendo que el abogado no comunicó a la familia la decisión del juez sobre el acceso al tribunal hasta el lunes. Él denunció la decisión, que calificó de “inconcebible”.

Las súplicas por la liberación de Jason han sido intensas en los medios sociales, especialmente entre comunidades de derechos humanos y periodistas.

Si Irán tuviera un caso contra Jason Rezaian, sería juzgado en público. No lo tiene y no lo hará.

No hay pruebas reales que respalden las acusaciones de que Rezaian estuviera reuniendo información clasificada en Irán para el gobierno de EE. UU.

Estado de ánimo: pensando en Jason Rezaian, hoy comienza su juicio en Teherán por cargos de “espionaje”.

Petición: Solicitamos de inmediato, la libertad incondicional para Jason Rezaian de la custodia iraní.

Gracias a nuestro amigo por su nuevo boceto para ayudar a sacar de la prisión de Irán a Rezaian.

Irán debería respetar la transparencia en el juicio de Rezaian.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.