¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Colombia: La importancia de leer los ‘términos y condiciones’ en la web para la protección de datos

Net Neutrality Threatened - Photo by Flickr user Mike Licht. CC-BY-NC-SA 2.0

“Autopista Rápida Más Adelante. Deténgase, Pague Impuesto” – Photo by Flickr user Mike Licht. CC-BY-NC-SA 2.0

En una nueva entrega de Digital Rights, un boletín mensual de análisis sobre el estado de los derechos digitales en Latinoamérica y el Caribe, edición No 22, Laura Mora Ardila, miembro de la Fundación Karisma, organización civil cuya misión es apoyar y difundir el buen uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), analiza las implicaciones de algo que siempre se nos recomienda: leer las letras pequeñitas de la parte inferior.

Para que tengamos acceso a lo que usted lee este momento se necesita de los proveedores de acceso a Internet, los navegadores y hasta buscadores como Google. Mora prefiere llamarles “intermediarios”.

En sus conclusiones establece que los datos personales en juego están limitados por la Ley en Colombia pero que los términos y condiciones de uso, no siempre visibles, deben ser mucho más precisos. Los proveedores analizados (Claro, Movistar, Directv, UNE-Tigo, ETB) ofrecen disposiciones sobre esos requerimientos de manera general y aislada, escribe la politóloga y estudiante de Maestría en Comunicación y Medios en la Universidad Nacional de Colombia.

Las experiencias colombianas no van muy lejos de lo que sucede muy en general en otros países, particularmente del polo no desarrollado:

En Colombia, los internautas navegamos en Internet porque tenemos un contrato con los intermediarios. Para emplear sus servicios, aceptamos los términos y condiciones de uso: cláusulas que casi nunca leemos porque, como no tenemos poder de negociación al respecto, se convierten en una decisión de ‘tómalo o déjalo’. Sin embargo, son textos muy importantes que merecen más atención porque determinan qué podemos hacer o no, así como los derechos y deberes que tenemos como usuarios y consumidores.

La legislación vigente protege los datos financieros en desmedro de los personales puesto que “no queda claro en qué consisten las acciones de control” que los intermediarios prometen. Mora, acota:

En el tema de la protección de nuestros datos, observé que los términos y condiciones de uso mezclan las disposiciones de gestión de los datos personales y las derivadas de los financieros. Si bien la Constitución de 1991 protege los datos en general, fue el tema financiero el que primero se reguló y está mucho más desarrollado; mientras que el mecanismo jurídico para la protección de los datos personales es un tema novedoso (2013). Si bien en los términos y condiciones de uso hay un esfuerzo por cumplir con la ley de protección de datos, persiste mucha confusión.

El caso más sobresaliente quizá es el de Telefónica en cuyas cláusulas se lee entre otras cosas: “La base de datos de Colombia Telecomunicaciones tiene vigencia indefinida” lo que ratifica otros reportes sobre la duración de contratos de este tipo en Colombia.

Campañas como Dónde Están Mis Datos se han creado con el fin de auditar la transparencia de los intermediarios.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.