¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

De las plazas a los ayuntamientos: los indignados entran en la política local española

Foto de portada en Facebook de la plataforma política Barcelona en Comu. Tomada por Marc Lozano. (CC BY-SA 4.0)

Foto de portada en Facebook de la plataforma política Barcelona en Comu. Tomada por Marc Lozano. (CC BY-SA 4.0)

El 24 de mayo será recordado como un día histórico en la política española: por primera vez los movimientos indignados que ocuparon las plazas del país en las protestas masivas iniciadas en el 2011, irrumpieron en el poder. Por primera vez, el bipartidismo que ha caracterizado la etapa democrática de España queda en entredicho, un hecho significativo a cinco meses de las elecciones generales que decidirán qué partido gobernará el país en los próximos años.

Los ciudadanos acudieron a las urnas en esta cita electoral que agrupó dos tipos de elecciones: municipales para determinar quién se alzará en la alcaldía de ciudades y pueblos del territorio español, y autonómicas para elegir a los presidentes de 13 de las comunidades autónomas que componen el país. En el nuevo mapa político, partidos emergentes, algunos presentados por primera vez, han demostrado una fuerza considerable restando votos a los partidos tradicionales y mayoritarios que hasta ahora se habían repartido sucesivamente el poder tanto en la mayoría de las localidades como en el gobierno central.

Formaciones nacidas a raíz de los recientes movimientos activistas contra la austeridad, la desigualdad y la corrupción institucional concurrieron en las elecciones con propuestas encaminadas a un cambio profundo en el sistema y otra manera de hacer política. Hasta hace poco impensable, consiguieron en un tiempo récord alzarse como alternativas ciudadanas a partidos institucionales de larga creación. El fin de los coches oficiales y de los proyectos especulativos, tasas a las eléctricas y a los bancos en posesión de viviendas vacías, auditoría de la deuda pública: con sus propuestas quieren impulsar el cambio.

La noche de los resultados se vivió con tensión y emoción a medida que iba avanzando el recuento de votos y se deban a conocer resultados ajustados en muchas de las regiones. Aunque Partido Popular, formación conservadora actualmente al mando del gobierno central, se mantiene como primera fuerza, pierde 2,4 millones de votantes (resultado similar al de 1991) y varios de sus bastiones. El PSOE, partido socialdemócrata, segundo más importante de España, pierde 700.000 votos comparado con las municipales de 2011, pero pactando con partidos minoritarios podría recuperar localidades.

Al no haber obtenido la mayoría absoluta requerida para gobernar en las grandes ciudades y las comunidades autónomas de España, los partidos y plataformas que participaron en las elecciones deberán pactar entre sí, que serán determinantes en las próximas semanas para conocer a quienes finalmente gobernarán las autonomías y las ciudades españolas.

Dos mujeres marcan el cambio en las elecciones municipales

Ada Colau, vencedera de las elecciones municipales de Barcelona, en una asamblea de barrio. Foto BenComu (CC BY-SA 4.0)

Ada Colau, vencedera de las elecciones municipales de Barcelona, en una asamblea de barrio. Foto BenComu (CC BY-SA 4.0)

Por un lado, Ada Colau, conocida por su activismo social, especialmente en la Plataforma Anti-desahucios La PAH, protagonizó en los pasados meses una campaña política en representación de la plataforma ciudadana Barcelona En Comú, de cara a las elecciones locales de Barcelona. Ada Colau, nueva candidata con un programa fuertemente basado en políticas sociales y públicas, fue elegida

alcaldesa el pasado 24 de mayo consiguiendo 11 concejales. Sin tener mayoría absoluta, este logro sólo se confirmaría tras pactar con otras formaciones de Cataluña.

 

Manuela Carmena, ex jueza de 71 años, elegida como representante de la plataforma Ahora Madrid, también con vocación ciudadana, podría conseguir la alcaldía de Madrid en manos del partido conservador (PP) desde hace más de 20 años. Una vez más, todo dependerá de los pactos, pero las candidaturas ciudadanas que apuestan por el cambio y un giro a la izquierda pueden lograr hasta siete grandes ciudades de España, entre ellas Madrid y Barcelona.

Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid, posible alcadesa de la capital - Imagen Licencia CC Wikimedia.org

Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid, posible alcadesa de la capital – Imagen Licencia CC Wikimedia.org

A continuación una serie de mensajes enviados por Twitter que retratan las ideas, programas e incluso apoyos en el interior y en el exterior del país a las dos candidatas:

La canción oficial de la candidatura popular Ahora Madrid:

Podemos, partido político reciente que recoge en su programa las peticiones de cambio de las protestas anticrisis, demostró su fuerza en las pasadas elecciones europeas. En esta segunda cita electoral, las elecciones autonómicas (no municipales), obtiene 119 diputados autonómicos y se sitúa como tercera fuerza política en Madrid, Aragón y Asturias. Su irrupción en el poder junto a los movimientos antes comentados desgasta a los principales partidos.

Podemos, a nivel autonómico, Ahora Madrid y Barcelona en Comú a nivel local, perseveran en su auge a la espera de confirmarse los posibles pactos en las próximas semanas, una noticia temida por el sector financiero, las grandes empresas y parte de la ciudadanía pero esperanzadora para muchos otros españoles que demandan el protagonismo de los ciudadanos en el centro de la política.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.