¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los blogueros en Trinidad y Tobago son víctimas de ataques de trolls contratados con fines políticos

Photo by Dennis Skley; used under a CC BY-ND 2.0 license.

Fotografía por Dennis Skley; usada bajo licencia CC BY-ND 2.0.

Uno de los titulares del principal diario nacional de Trinidad y Tobago, el pasado mes de abril fue “Ataque de blogueros”. Bloguear se ha convertido en una mala palabra en la república de las islas gemelas, pero la indignación de los cibernautas bien informados acerca del mal uso del término por el Trinidad Express resultó evidente en varios hilos en Facebook, con algunos comentaristas incluso sugiriendo que Trinidad y Tobago ha logrado redefinir lo que significa ser “bloguero”.

El artículo del diario, que destaca presuntos casos de ciberacoso contra periodistas, blogueros políticos y cibernautas elocuentes por, según se describe, trolls pagados en Facebook y no blogueros, ha suscitado bastante atención en la blogósfera local.

La usuaria de Facebook Rhoda Bharath, que también bloguea sobre temas políticos en The Eternal Pantomime, dijo:

The country hot with the bloggers story this morning…
The hate and racism on those walls are but the tip of the iceberg.

El país está conmocionado con la historia de los blogueros esta mañana…
El odio y racismo en esos muros son solo la punta del iceberg.

Pero pagarle a trolls para escribir actualizaciones de estado en Facebook y otros medios sociales no es ninguna novedad. Ya en 2011, poco tiempo después de que la coalición People's Partnership, que gobierna actualmente, ganara las elecciones, un diario local dio a conocer la historia de que en la nómina de empleados de un grupo que decía trabajar para el partido gobernante había estudiantes de la Universidad de las Indias occidentales.

Sin embargo, como 2015 es un año electoral, hay mucho más en juego– y los comentarios en línea son decididamente más virulentos y racistas. El informe de Trinidad Express declaró que “incluso los mismos periodistas, algunos de los cuales son empleados del estado […] han encabezado el ciberataque contra sus colegas”.

La periodista Lasana Liburd, que bloguea en Wired 868, publicó una actualización de estado sobre el tema en Facebook en la que enumeró algunas de las importantes historias que los periodistas de investigación han revelado en los últimos años y se ocupó de las presuntas amenazas contra periodistas:

Is it worth fighting for the right of journalists to bring you stories like these? No matter what your party, race or media affiliation might be, isn't Trinidad and Tobago a (slightly) better place because of such pieces?
If yes, then what have you done to defend their right to carry on providing such work?
PS: If you're employed in the media and don't think an attack on independent journalists is your business, you are in the wrong profession.

¿Vale la pena luchar por los derechos de los periodistas para publicar historias como esta? Independientemente de cuál sea tu partido, raza, o a qué medio sigas, ¿Acaso Trinidad y Tobago no es un lugar (ligeramente) mejor debido a dichos artículos?
Si lo es, entonces ¿Qué has hecho para defender su derecho a seguir desarrollando ese trabajo?
PD: Si trabajas en los medios y no crees que un ataque a los periodistas independientes sea asunto tuyo, te has equivocado de profesión.

Bharath también respaldó a los periodistas locales. En una actualización de estado posterior, ella publicó:

Trinidad must surely be the capital of situational irony.
For the last 5 years female investigative journalists and female columnists have been under special attack by the media professionals of this regime.
Today I see Gender Studies, silent on every gendered atrocity committed by this government, organising a memorial for the fallen students in Kenya.
We see every other country's ill but our own.
Spare me the invites to that event. I standing vigil by Asha Javeed [a female journalist in Trinidad & Tobago who was reportedly targeted in the online attacks] gate instead.
‪#‎ICyahMakeThisShitUp‬
‪#‎ForeignCausesAreBetter‬
‪#‎LocalFemaleLivesMatter‬

Trinidad seguramente debe ser la capital de la ironía situacional.
Durante los últimos 5 años las periodistas de investigación y columnistas han sido atacadas en particular por profesionales de los medios de este régimen.
Hoy veo a los departamentos de Estudios de género que permanecen en silencio frente a cada atrocidad vinculada al género cometida por el gobierno, organizando un evento para conmemorar a los estudiantes caídos en Kenia.
Vemos los problemas de los demás países pero no los del nuestro.
No me inviten a ese evento. Prefiero ir a la vigilia por Asha Javeed [una periodista de Trinidad y Tobago que, según se informó, fue blanco de ataques en línea].
‪‎Veo que armaron esta porquería.
‪‎Las causas extranjeras son mejores.
‪La vida de las mujeres locales importa.

En lugar de que el gobierno se ocupara de rebatir el contenido del informe– pruebas que cualquier usuario de Facebook interesado puede encontrar simplemente recorriendo su compendio de noticias — el Ministro de Turismo, Gerald Hadeed, emitió una declaración en la que sostuvo que el informe era falso y que “mostraba la verdadera naturaleza del diario Express”.

Hadeed afirmó que el diario es opositor al gobierno y que en realidad es el Movimiento nacional popular el partido que le está pagando a la gente para que “bloguee”.

El bloguero en la diáspora Jumbie's Watch se sintió perturbado con las revelaciones:

Granted, politics is a dirty game, but this UNC [United National Congress, the main party in the coalition] government is sinking to new lows – or, maybe reaching as high as they can? They are paying bloggers $6000 per month (one in picture) to denigrate the Opposition in general and Keith Rowley in particular. These people have resorted to the nastiest language in promoting sedition and racism.

Now, I'm not above criticising where it is due, and this government has really raised my ire, and to those who blindly support the racist, nasty views of these paid bloggers, I hope that you know your government can lose the upcoming elections.

Concedido, la política es un juego sucio, pero el gobierno del UNC [Congreso nacional unido, el principal partido de la coalición] está cayendo aún más bajo– o, ¿quizás llegando tan alto como puede? Ellos le están pagando a blogueros $6000 por mes (uno en imagen) para desacreditar a la oposición en general y a Keith Rowley en particular. Estas personas han recurrido al lenguaje más desagradable para promover la sedición y el racismo.

Ahora, no estoy más allá de las críticas cuando corresponden, y este gobierno realmente me provocó ira y a quienes apoyan ciegamente las opiniones racistas y desagradables de estos blogueros pagos, espero que sepan que su gobierno puede perder las próximas elecciones.

La Asociación de trabajadores de medios del Caribe ha condenado los “ataques ilegales y difamatorios en los medios sociales contra mujeres periodistas en Trinidad y Tobago” y el Instituto internacional de prensa también ha manifestado su preocupación por la situación.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.