¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Befeqadu Hailu: Un escritor etíope que se negó a permanecer en silencio

Picture 144

Asmamaw, Befeqadu (centro) y Edom participan en una carrera organizada en Adís Abeba.                         Foto cortesía de la familia.

En abril de 2014, nueve blogueros y periodistas fueron arrestados en Etiopía. Varios de estos hombres y mujeres habían trabajado con Zone9, un blog colectivo que cubría cuestiones sociales y políticas en Etiopía y promovía los derechos humanos y la responsabilidad del gobierno. Y cuatro de ellos eran escritores de Global Voices. En julio de 2014, fueron acusados en virtud de la Proclamación Antiterrorista del país. Desde entonces permanecen en prisión, y su juicio ha sido aplazado una y otra vez.

Este es el cuarto artículo de nuestra serie “Tienen nombres” – que espera poner de relieve a cada bloguero que está actualmente en la cárcel. Queremos humanizarlos, contar sus historias particulares y peculiares. Esta historia es de Nwachukwu Egbunike, un poeta nigeriano, escritor y bloguero que ha trabajado con Global Voices desde 2011.

Befeqadu Hailu es un escritor etíope que no podía acallar su conciencia frente a la brutalidad y las violaciones de los derechos humanos en su país. Por eso, en este momento se encuentra en la cárcel.

Su novela, Los niños de sus padres ganó en el 2012 el Premio Burt de Literatura Africana. Además, escribe poesía. Era natural que su pasión encontrara expresión en los blogs, y se convirtió en uno de los fundadores del colectivo de blogs Zone9.

befeqe book

Utilizando Internet, Befeqadu personificaba las palabras eternas del abuelo de la literatura africana, Chinua Achebe: “Un artista, en mi entendimiento de la palabra, debe juntarse a la gente en contra del emperador que oprime a su pueblo”. Por esto, Befequadu fue privado de su libertad.

Befeqadu y otras ocho personas han sido acusadas ​​de terrorismo y encarcelados desde abril del 2014. Pero los malhechores reales son sus carceleros: un gobierno represivo que prohíbe la disidencia crítica. Eso es de hecho, el gran crimen de Befeqadu y sus colegas. Se negaron a someterse a la norma del silencio. Este rasgo es obviamente inherente a cualquier escritor, esa compulsión de no guardar silencio. La poesía en las venas de Befequadu no podía ser embotellada por la intimidación estatal o reprimida por los barrotes de una cárcel.

Escribiendo desde la cárcel, la fuerte e inflexible voluntad de Befeqadu de defender la verdad permanece intacta. En una carta describiendo sus experiencias durante los primeros meses de encarcelamiento, describió los repetidos interrogatorios que sufrió en los que las autoridades le preguntaban, “¿y cuál cree usted que sea su crimen?” Entonces ha meditado sobre esta pregunta:

“So what do you think is your crime?”

The question is intriguing. It sheds light on our innocence, on our refusal to acknowledge whatever crimes our captors suspect us of committing. Yes, they probed us severely, but each session ended with same question. The investigation was not meant to prove or disprove our offenses. It was meant simply to make us plead guilty.

After two years of writing and working to engage citizens in political debate, we have been apprehended and investigated. Blame is being laid upon us for committing criminal acts, for supposedly being members and “accepting the missions” of [opposition political parties]…

[…]

No matter what, boundaries exist in this country. People who write about Ethiopia’s political reality will face the threat of incarceration as long as they live here.

We believe that everyone who experiences this reality, dreading the consequences of expressing their views, lives in the outer ring of the prison – the nation itself. That is why we call our blog Zone9.

“Entonces, ¿cuál piensas que es tu crimen?”

La pregunta es intrigante. Arroja luz sobre nuestra inocencia, sobre nuestra negativa a reconocer cualquier crimen que nuestros captores sospechan hemos cometido. Sí, nos investigaron rigurosamente, pero cada sesión terminaba con la misma pregunta. La investigación no pretendía probar o refutar nuestros delitos. Pretendía simplemente hacer que nos declarásemos culpables.

Después de dos años de escribir y trabajar para que los ciudadanos participen en el debate político, nos han detenido e investigado. Nos acusan de cometer actos delictivos, de supuestamente ser miembros y “aceptar misiones” de [los partidos políticos de la oposición]…

[…]

De cualquier modo, existen límites en este país. Aquellos que escriben sobre la realidad política de Etiopía se enfrentan a la amenaza de ser encarcelados mientras vivan aquí.

Creemos que todos los que sufren esta realidad, temiendo las consecuencias de expresar sus puntos de vista, viven en el círculo exterior de la prisión ─ la propia nación. Por eso llamamos a nuestro blog Zone9.

El peso de la pregunta: “Entonces, ¿cuál piensas que es tu crimen?” y la respuesta correspondiente arrojan luz sobre la ironía del carcelero (que permanece cautivo solamente por el miedo) y el encarcelado (que posee libertad interior). En palabras de Wole Soyinka, “los libros y todas las formas de escritura son el terror para aquellos que desean suprimir la verdad”.

Befequadu está en la cárcel porque escribe.

Digital drawing of Befeqadu Hailu by Melody Sundberg [Image used with permission]

Dibujo digital de Befeqadu Hailu por Melody Sundberg.

Tejiendo las historias no contadas
Aclamando las historias no escuchadas
Gritando por las voces amordazadas 
Sirviendo a las voces que se alzan

Desde los cuatro puntos cardinales
Desde que sale el sol hasta el ocaso
Desde el Atlántico hasta el Sahara
Levantase en eco poderoso, #FreeZone9Bloggers!

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.