¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Veteranos de la guerra de independencia de Croacia siguen tocando la puerta del gobierno

Police vs. protesters

Policía croata de un lado de la reja, veteranos manifestantes del otro lado. Crédito de la foto: Katarina Krizamanić, publicada con autorización.

El 29 de mayo, un movimiento de protesta que ya ha durado más de 225 dias llegó al clímax cuando un pequeño grupo de veteranos de la Guerra de Independencia de Croacia bloqueó una de las principales calles de Zagreb, la capital de Croacia. Los manifestantes veteranos, que durante años han expresado su descontento con el trato del gobierno, bloquearon la calle Savska en el centro de Zagreb con unos cuantos cilindros de gas para llamar la atención de los medios croatas y de quienes toman las decisiones.

Desde la Guerra de Independencia de Croacia, han ocurrido varias protestas centradas en los derechos de los veteranos y la compensación por servir en los años 90. Las protestas más importantes se han dado en 2001 y 2011.

La manifestación de 2001 se organizó como una muestra de apoyo al general Mirko Norac, que fue acusado de matar civiles serbios en Ogulin, Croacia, durante la guerra. Diez años después, los veteranos exigieron “parar las acusaciones a los veteranos croatas”. Uno de ellos, Tihomir Purda, fue acusado por autoridades serbias de cometer crímenes de guerra en Vukovar en 1991.

Los veteranos también han reclamado que muchos de ellos no han sido reembolsados por sus servicios durante la guerra y que una gran proporción fue dejada a su suerte, y que el gobierno les ha negado sus pensiones.

Tanto el Parlamento Nacional Croata como los principales edificios del gobierno están ubicados en la plaza de San Marcos. Después del incidente con los cilindros de gas del 29 de mayo, los veteranos se atrincheraron en la iglesia de San Marcos, ubicada en la parte alta de Zagreb.

La situación en la plaza de San Marcos dividió a un país. Algunas personas consideraron las amenazas de los cilindros de gas y el cautiverio autoimpuesto como una forma de terrorismo mientras que otros lo consideraron como un derecho de los veteranos en un contexto de pedidos no cumplidos.

Veteranos de todo Croacia empezaron a llegar a los locales de sus asociaciones de veteranos para unirse a la protesta al día siguiente.

Los líderes de las protestas, Đuro Glogoski y Josip Klemm, así como algunos de sus asociados pasaron la noche en la iglesia. Los veteranos se enfrentaron con la policía tres veces durante la noche del sábado 30 de mayo mientras la policía trataba de entrar al edificio.

El domingo 31 de mayo, Glogoski hizo una declaración:

Policija je sinoć u tri navrata pokušala ući u prostorije crkve, ali su se vratili jer im nismo dozvolili. Očekujemo od čelnih ljudi ove države da nas pozovu na razgovor. Procjenjujemo da je situacija ozbiljna. Zbog onog što se dogodilo sinoć, mislimo da su naši životi ugroženi. Gospoda iz policije jučer su htjela oteti Josipa Klemma, ali nije im uspjelo.

Anoche, la policía intentó tres veces entrar a la iglesia, pero tuvo que retroceder porque no los dejamos. Estamos esperando, de los jefes de este país, que nos llamen para conversar. Esta situación es seria. Por lo que ocurrió anoche, creemos que nuestra vida está en peligro. Caballeros de la policía trataron de secuestrar a Josip Klemm, pero no lo lograron.

Predrag Matic, Ministro de Asuntos de Veteranos, logró hablar con los manifestantes el sábado 30 de mayo, y escucharon su pedido en una audiencia con el primer ministro croata, Zoran Milanovic. Pero como la burocracia de Croacia no trabaja los fines de semana, la reunión se llevó a cabo el lunes 1 de junio.

Como no se llegó a ningún acuerdo durante la reunión con Milanovic, Matic y los demás funcionarios el lunes, Đuro Glogoski anunció a los veteranos– que están presionando para que renuncie el ministro Matic y su viceministro, Bojan Glavasevic– que permanecerán en su campo en la calle Savska en el centro de Zagreb y esperarán la próxima reunión con funcionarios del gobierno programada para el lunes 8 de junio.

El primer ministro Milanovic dijo a los medios después de la primera reunión con los veteranos que los problemas planteados por los manifestantes “son pequeños para Croacia y que están haciendo demasiado ruido al respecto”

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.