¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ese raro momento en que un líder opositor moscovita visita Siberia

Navalny in Novosibirsk, June 7, 2015. Photo by Alexey Konstantinov. Navalny.com.

Navalny en Novosibirsk, 7 de junio de 2015. Fotografía por Alexey Konstantinov. Navalny.com.

Alexey Navalny, uno de los líderes de la oposición rusa, hizo un inusual viaje fuera de Moscú el domingo 7 de mayo, para llegar a la ciudad siberiana de Novosibirsk, donde la “coalición democrática” rusa participará en elecciones primarias el próximo fin de semana. La nueva alianza política de Navalny ha organizado comicios en Novosibirsk y varias ciudades más este mes para elegir candidatos para las elecciones regionales y distritales de setiembre.

Navalny ha soportado severas restricciones para viajar en los últimos años mientras enfrenta una acometida de causas judiciales en su contra desde que ganó protagonismo político durante las protestas masivas hace más de tres años. Su colega opositor Ilya Yashin se reunió con Navalny en Novosibirsk en un debate público acerca de la política de la coalición. Yashin, líder del partido RPR-Parnas, que es uno de los fundadores de la coalición, inauguró el evento reafirmando la necesidad de una reforma política a través de las elecciones, y señaló que Rusia necesita un “parlamento auténtico que represente los intereses de todos los ciudadanos, no solo de un pequeño grupo de burócratas y oligarcas.”

Una discusión libre

Parado en el escenario frente a una multitud de varios centenares de personas, Navalny comenzó bromeando acerca del agobiante calor de una tarde de verano en Siberia. “Le dije a mi esposa que cuando todo terminara, iríamos a un lugar más cálido—y aquí estamos. ¿Yulia, estás contenta?” Navalny luego pronunció lo que los norteamericanos reconocerían como un “discurso de campaña.” Insistiendo sobre temas conocidos, Navalny denunció la corrupción del gobierno y abogó por mayor descentralización, menor atención en el ejército, y más gasto social, señalando que el estado necesita ser más receptivo respecto a los intereses de la gente común.

A continuación, Navalny comenzó a responder preguntas de la audiencia. Una persona le preguntó su opinión acerca de la política económica y otra sobre qué le da fuerza para seguir luchando, incluso después de tanto acoso y del asesinato de su colega Boris Nemtsov. Respondiendo la última pregunta, Navalny dijo, “Creo en lo que decía Tolstoy, que aunque una mentira se repita mil veces no deja de ser mentira.” Navalny continuó, “Mi hermano me escribió desde la cárcel: ‘No te detengas, me encarcelaron a mí para que te detengas, pero sigue adelante.'” La mayoría de las preguntas de la audiencia, no obstante, fueron decididamente hostiles.

Ataviado con un atuendo militar y un escudo de “Novorossiya” reivindicando el reclamo ruso sobre las tierras de Ucrania Oriental en el brazo, un hombre desde la multitud dijo, “Quisiera recordarles a todos quién fue el que estuvo en la embajada norteamericana,” criticando la relación de Navalny con funcionarios norteamericanos. “¿Recuerdan cómo Rusia fue traicionada en la década de 1990?” siguió diciendo. “¿Él quiere hacer lo mismo?”

Una mujer del lugar se acercó luego al micrófono y acusó a los demócratas rusos de destrozar el país, diciendo que eso se reflejaba en forma mediocre en Navalny. A continuación, un autoproclamado experto en economía cuestionó las políticas tributarias y de descentralización de Navalny, afirmando que él espera que el país se divida si las regiones dejan de enviar la recaudación fiscal a Moscú. Finalmente, un adolescente de la multitud preguntó cómo podía estar seguro de que todo lo que Navalny dijo no eran simplemente “palabras vacías,” antes de preguntar si Navalny en verdad viaja en metro (una diferencia con los gobernantes rusos que Navalny ha destacado).

Navalny escuchó las críticas, y respondió a cada una de ellas, rebatiendo los ataques a su patriotismo mostrando su persona y su agenda anticorrupción como algo verdaderamente patriótico en comparación con los actuales gobernantes rusos. “Voy a unir al país en torno al desarrollo de la infraestructura de gas de la región de Novosibirsk, no alrededor de la gigante de la energía estatal Gazprom,” sostuvo Navalny.

Ataques del oficialismo

Además de la recepción poco amistosa de algunos que interrumpieron la marcha, a Navalny y sus colegas también les arrojaron huevos camino a la conferencia de prensa matutina en Novosibirsk. Como era de esperar, la cobertura del viaje de Navalny del medio pro-Kremlin Life News se centró en estos incidentes.

Durante el viaje, Navalny también se hizo tiempo para reunirse con la celebridad y artista local Artyom Loskutov, famoso en toda Rusia como el organizador de la celebración anual del absurdo de Novosibirsk llamado Monstration, que participó del evento de la tarde. Como era de esperar, Loskutov compartió un curioso comentario en Twitter:

Me robé a la esposa del presidente [Yulia Navalnaya], y la puse debajo de la #ЛоскутовоОдеяло (manta de Loskutov)

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.