¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La pregunta que atormenta a Bosnia y Herzegovina luego de la guerra: ¿Quién soy?

bosnianroma

Foto de Mirko Pincelli para el proyecto de medios ‘’Romaní bosnio” de PCRC/PINCH. Usada con autorización.

Tatjana Milovanović explora la identidad nacional, étnica y personal en Bosnia y Herzegovina tras la guerra en este artículo publicado originalmente en Balkan Diskurs, dirigido por el Centro de Investigación Posconflicto, con sede en Sarajevo, beneficiario de Rising Voices en 2014. Se reproduce acá como parte de un acuerdo para compartir contenido.

Si les preguntabas a mis abuelos en los años 1990 a qué país pertenecían, te hubieran dicho que eran yugoslavos y bosnios.

Probablemente mi abuelo hubiera empezado a hablar nostálgicamente del pasado, recordando cómo en 1984, como policía, fue a Sarajevo a trabajar durante las Olimpiadas de Invierno, o cómo era estar en Kosovo en los años 70. Mi abuela muy probablemente hubiera hablado de cómo “Borac”, fabricante de ropa en la aldea de Banovići, Bosnia, fue el mejor grupo para el que trabajó y cómo hacían juntos los mejores viajes grupales. Y sí, eran yugoslavos, y eran bosnios.

Cuando les haces la misma pregunta hoy, no saben cómo responder y generalmente evitan hablar de esa época. La abuela dice que ya no tiene caso hablar de eso, pues los días buenos de su vida han quedado muy atrás, y lo que tiene hoy, en este país. es pura sobrevivencia.

La Constitución de Bosnia y Herzegovina dice que todos los ciudadanos de la Federación de BiH y la República Srpska automáticamente son ciudadanos de Bosnia-Herzegovina. El hecho es que todos nosotros, como ciudadanos de BiH (Bosnia y Herzegovina), portamos un pasaporte, y otros documentos de identificación con el escudo de un solo país y la señal de una nacionalidad. ¿Qué significa ser bosnio y herzegovinino en Bosnia y Herzegovina, y siquiera existe esa identidad?

Conversando con una estudiante de secundaria de Kladanj, pequeña ciudad en el noreste de Bosnia, descubrí que incluso hoy no le pueden explicar a su abuelo que ellos son bosniakos, un grupo étnico eslavo del sur dentro de Bosnia y Herzegovina; él tercamente sostiene que es bosnio y que no conoce de ninguna otra identidad nacional.

Las generaciones anteriores a la guerra de los años 90 fueron criadas bajo el lema de “hermandad y unidad” de la antigua República Socialista de Yugoslavia y por lo general les enseñaron a reprimir la identidad religiosa y étnica, por el bien de la sociedad.

Y en realidad, cuando pienso en el país en que vivo, tomando en consideración su historia y también la época en que se desarrolla actualmente, no puedo evitar preguntarme: “¿Qué significa ser bosnio-herzegovinino en Bosnia y Herzegovina hoy, y existe siquiera esa identidad?”

Como alguien que creció luego de la guerra en Bosnia y Herzegovina, siempre enfrenté un dilema cuando consideraba mi identidad étnica y nacional. Había crecido en una familia que fomentaba la tradición ortodoxa, me veía inmediatamente como serbia y entonces no había dilema al respecto, no había dilema para nadie más que para mí, porque siempre sentí que algo faltaba.

A young man reminisces on better days of the former Yugoslavia while vieweing a portrait of Yugoslav leader Josip Broz Tito. Charichature by Chloe Gaillard for Balkan Diskurs.

“Fueron buenos tiempos”. Un muchacho recuerda dias mejores de la antigua Yugoslavia mientras ve un retrato del líder yugoslavo Josip Broz Tito. Caricatura de Chloé Gaillard para Balkan Diskurs.

Los símbolos étnicos en Bosnia y Herzegovina se han vuelto tan importantes que a veces siento como si viviéramos en una época de historia antigua y divisiones tribales, donde los colores tribales y la insignia eran la única garantía de sobrevivencia. En una época en que los políticos, a través de los medios de comunicación tradicionales, hablan abiertamente de no reconocer la ciudad capital de este país, acerca de fortalecer las entidades y la creación de regiones independientes, me pregunto si hay posibilidad de vivir y sobrevivir fuera de la etnia.

Lo que más molesta a los jóvenes en BiH es la imposibilidad de encontrar trabajo y la consiguiente falta de dinero. Es por estos problemas que una gran cantidad de jóvenes decide a diario buscar su felicidad fuera de las fronteras de BiH. Las dificultades de la vida fuera de los límites de “tu grupo” se hacen evidentes en los muchos casos de trabajo para cumplir con cuotas étnicas, y una tradición de empleo en “líneas del partido”. Si consideramos que el 80% de los partidos políticos incluyen símbolos étnicos en sus nombres, podemos ver el alcance del problema que el país enfrenta.

A veces parece inútil hablar de la existencia del país Bosnia y Herzegovina, porque la mayoría de sus ciudadanos se declaran miembros de algún otro grupo antes que ciudadanos de este país. Me pregunto si realmente es un país si hasta los que poseen su pasaporte niegan su existencia. ¿Cómo es que solamente un anciano de Kladanj lo recuerda? ¿Por qué no podemos todos ser tercos, y evitar que nos roben lo que fueron nuestros abuelos? ¿Por qué continuamente tratamos de olvidar de dónde somos y dentro de qué fronteras vivimos? No podemos olvidar nuestra religión y nuestra etnia porque en ellas traen la individualidad e historia de nuestras familias y ancestros. Pero también debemos fijarnos en lo que tal vez sea una prioridad mayor, y son todas las etnias y religiones, viviendo una al lado de la otra dentro de estas fronteras estatales. ¿Qué significa ser bosnio-herzegovinino en Bosnia y Herzegovina hoy? ¿No sería bueno si pudiéramos hablar de pertenecer al grupo más grande, y finalmente hablar unos de otros como orgullosos bosnios y herzegovinos?

Creo que esas ideas de “hermandad y unidad” pueden parecer demasiado idealistas y hasta imposibles hoy en día, pero si crees que son siquiera mínimamente necesarias, y si las consideras lógicas, no todo está perdido. Aunque parezca una locura a veces, y hasta un poco ingenuo, creo que todos los ciudadanos de BiH son un poco como el viejo de Kladanj.

Ser bosnio y herzegovino hoy significa estar molesto y amargado por el sistema político en el país. Significa vivir en comunidades económicamente inestables, luchando por la existencia todos los días y luchando por un “mejor mañana”. Pero también significa estar orgulloso cuando nuestros atletas ganan una medalla o cuando Sarajevo gana la competencia de los 100 mejores destinos turísticos. Ser bosnio y herzegovino significa tener amor y sentir que se pertenece, y llevar eso siempre a todas partes.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.