¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pueblo Sarayaku en Ecuador busca preservar su identidad a través de videos

Sarayaku. Foto:  gracias a El Churo

Imagen de uno de los talleres de capacitación para el pueblo Sarayaku. Foto: cortesía del canal en YouTube El Churo

La localidad de Sarayaku, en la provincia de Pastaza, ubicada en la Amazonía ecuatoriana, al este del país, es un área de rica biodiversidad donde sus habitantes, el pueblo originario kichwa, mantiene una lucha constante en contra de las trasnacionales que buscan explotar el petróleo que está bajo su territorio.

En 2003, la Asociación del Pueblo Kichwa de Sarayaku, con el respaldo de varias organizaciones nacionales e internacionales, presentó una denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) basada en violaciones por parte del Estado ecuatoriano a los derechos del pueblo a la propiedad, libertad de circulación, integridad, religión, salud, y cultura.

La CIDH ordenó al Estado investigar los hechos de violencia y tomar las medidas de protección provisional necesarias. Además, estableció que el Estado deberá consultar al pueblo Sarayaku, de forma previa, si se pretende realizar actividades o proyectos de extracción de recursos naturales en su territorio.

En Global Voices hemos escrito antes sobre su lucha y de las formas empleadas para dar conocer su realidad, como el blog Sarayaku, cuyo equipo de comunicación, en colaboración con Colectivo El Churo con el apoyo de Rising Voices a través la iniciativa Rising Voices Amazonía, dictaron recientemente una serie de talleres para capacitar a jóvenes en el uso de vídeo digitales, con el objetivo contar sus propias historias y plasmar la identidad cultural y las leyendas ancestrales.

Los videos son publicados luego en canal de El Churo en YouTube.

Una de estas producciones es “Amazonía Sur: Antonia, a yuca, la siembra y su familia”, que documenta las costumbres que tienen los ancianos kichwa, experiencia ancestral muy importante en la cosecha y que no debería perderse con las nuevas generaciones.

La imagenes de este este vídeo resaltan los conocimientos ancestrales de Antonia, mujer kichwa que relata su vida desde que era una niña, hasta la actualidad, cuando aún se despierta a tempranas horas de la madrugada para ir a trabajar en su canoa ya que su sustento diario es la pesca, la caza y la agricultura.

Los habitantes de esta comunidad solo siembran los días sábados y algunas familias incluso cantan antes de sembrar. En cambio, los viernes -por costumbre- son considerados días de la mala energía para la agricultura y las cosechas no son buenas. La yuca es parte esencial de su vida, ya que con este alimento hacen hasta rituales para que la cosecha sea fructífera.

Para Antonia no es importante que el petróleo sea explotado porque lo único que ella y los demás habitantes del pueblo Sarayaku, que significa río de maíz, quieren es preservar sus tradiciones, costumbres y leyendas que con el avance de la tecnología se han ido perdiendo y los a los jóvenes ya no les interesa aprender.

Por eso apuestan a que la tecnología y los mismos jóvenes de su comunidad los ayuden a preservar su legado cultural.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.