¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Defensor de derechos humanos en huelga de hambre protesta por tortura en infame prisión bahreiní

People rally in Bahrain on May 8th calling on authorities to stop the human rights abuses taking place in Jaw prison. Photo from Al Wefaq National Islamic Society's Official Twitter Account @AlWefaqEN

Manifestación en Bahréin el 8 de mayo del 2015 pidiendo a las autoridades finalizar con los abusos en la prisión Jaw. Foto de la Sociedad nacional islámica Al Wefaq de la cuenta oficial de Twitter @AlWefaqEN.

El destacado defensor de Derechos humanos bahreiní Abdulhadi Al-Khawaja hizo pública su huelga de hambre, que ya llevaba 23 días sin éxito, desde que pidió a las autoridades investigar las denuncias de tortura en la prisión Jaw.

En una carta abierta al Alto comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Príncipe Zeid Ra’ad Al-Hussein, Al-Khawaja dice:

Building 10 in Jaw prison has become known as the torture building, and I have personally been hearing the screams of the victims.

El edificio 10 de la prisión Jaw se ha hecho conocido como el edificio de la tortura y personalmente he oído los gritos de las víctimas.

Agrega que el tipo de tortura a la que los prisioneros han sido sometidos en los últimos meses es el peor desde 2011, cuando se inició el llamado levantamiento inspirado en la denominada Primavera árabe. Adjunta a esta carta hay detallado registro de torturas e incidentes de malos tratos en diferentes ocasiones, incluyendo la represión de los disturbios que ocurrieron en la prisión Jaw.

Alkhawaja pide al Alto Comisionado de Derechos humanos actuar rápidamente en relación con la situación de la prisión Jaw.

El principal incidente en la prisión Jaw comenzó el 10 de marzo cuando la familia de un recluso visitaba el centro y les dijeron que estaban prohibidas las visitas a su hijo. La hermana del recluso tuvo un intercambio con el oficial de policía quien presuntamente la golpeó. Reclusos indignados que presenciaron el incidente en la sala de visitas fueron llevados de vuelta a los edificios principales de la prisión y estallaron los disturbios.

En una publicación escrita por el defensor de derechos humanos bahreiní Nabeel Rajab antes de ser arrestado por tuitear, reveló lo que había sucedido ese día después que los reclusos fueran llevados de vuelta al edificio principal:

They marched the inmates out into the courtyards, where every one of them was beaten and humiliated by the police. The forces took shifts terrorizing the inmates, passing the baton between Bahraini police and Jordanian units. The inmates were shot at with shotguns and sound grenades, aimed at their bodies. Inmates were forced to address the officers as ‘master’, beaten if they asked to be taken to the toilet (where they were given 30 seconds to relieve themselves), beaten during meals, and forced to insult their families or face more beatings.

Llevaron marchando a los internos hacia los patios donde cada uno de ellos fue golpeado y humillado por la policía. Los policías se turnaron aterrorizando a los reclusos pasándose la porra entre la policía bahreiní y las unidades jordanas. Dispararon a los reclusos con escopetas y granadas de sonido dirigidas a sus cuerpos. Los reclusos fueron forzados a dirigirse a los oficiales como ‘master’, golpeados si pedían ir al WC (les daban 30 segundos para hacer sus necesidades), golpeados a la hora de comer y forzados a insultar a sus familias o recibir más golpes.

Rajab es el presidente del Centro bahreiní de Derechos humanos (BCHR) y una voz líder de la revuelta bahreiní. Ha sido arrestado y detenido muchas veces desde el año 2011 por diferentes cargos, entre ellos “incitar a reuniones y pedir marchas no autorizadas a través de los sitios de redes sociales”, “participación en asambleas ilegales”, e “insultos a las instituciones públicas.” La mayor parte de su obra tiene gran peso en las redes sociales, la plataforma principal para su defensa de los derechos humanos. La mayoría de sus últimas detenciones están en conexión  con sus declaraciones y acusaciones dirigidas al gobierno que ha publicado en Twitter. Su última detención del 2 de abril del 2015 está relacionada con los tuits sobre los abusos en la prisión Jaw de Bahrein y la crisis en Yemen. El 11 de mayo las autoridades prolongaron la detención de Rajab por dos semanas más luego de haberla prolongado anteriormente en varias ocasiones.

En su carta, Al-Khawaja dice también que los prisioneros fueron dejados en el patio de la prisión durante tres días antes de ser forzados a pernoctar en dos tiendas plásticas de campaña, una tenía 310 prisioneros y la otra 318.

Revelación de los presos a @hrw detalla los mismos hechos de tortura y abuso en la prisión Jaw por los que Nabel Rajaab ha sido arrestado.

Denuncias preocupantes de abusos graves en la prisión Jaw. Acceso médico necesario.

Las autoridades informaron de forma diferente la historia afirmando que la policía controlaba actos de “violencia y vandalismo.” Citan al director de la prisión explicando que la familia de un recluso solicitó dejar entrar con ellos un familiar pero su solicitud fue denegada porque el visitante no tenía un ID [documento de identificación].

El director del centro confirmó que algunos miembros familiares fueron arrestados en relación con el incidente y la “policía actuó para restablecer el control” luego que un enfermero fuera tomado como rehén por los reclusos.

En la cuenta oficial de Twitter del Ministerio del interior anunciaron que todo el incidente fue grabado:

PT: Incidentes de la prisión Jaw fueron documentados en video.

Hasta ahora no hay video disponible al público.

Algunos protestaron por la carrera de Formula 1 que se realizó en el Circuito internacional de Bahréin entre el 17 y 19 de abril 2015, diciendo que impidió la atención sobre problemas reales y las violaciones que ocurren detrás de la escena:

No a su sangrienta F1 en nuestra tierra mientras que durante la carrera hay personas que son torturadas en la prisión Jaw

El 8 de mayo 2015 el rey de Bahréin, Hamad bin Isa Al Khalifa, promulgó un decreto real perdonando a algunos reclusos por “razones humanitarias”. Activistas anti-gubernamentales y manifestantes creen que es una medida para cubrir las reales violaciones y el horrible tratamiento a los prisioneros.

El régimen de Bahréin está atascado con 4 000 presos además de la indignación en las calles, así que decidió poner en libertad a ciertos prisioneros para tener más espacio para nuevos reclusos y es por esto que emitió un llamado “decreto real”

Según el anuncio, el decreto incluye reclusas y reclusos que tienen condiciones médicas especiales, reclusos menores de 18 años, los sentenciados a menos de tres años, así como reclusos que cooperaron y mostraron “compromiso y capacidad de respuesta a los programas de rehabilitación social y de drogas”.

Docenas de personas tuitearon el mismo mensaje muchas veces al Relator especial de la ONU sobre la tortura, Juan Méndez, esperando conseguir su atención:

Los oficiales fuerzan a los prisioneros de Jaw a poner sus zapatos en la boca o a rapar sus cabezas.

Actuar con impunidad es lo que anima al personal de policía a cometer más abusos contra los prisioneros de Jaw.

Los oficiales no permiten tratamientos médicos por sus heridas a los prisioneros de Jaw, incluyendo heridas en la cabeza y piernas.

La carta de Al-Khawaja hace una lista de un cierto número de casos de prisioneros y revela los métodos de tortura usados por los oficiales y guardias incluyendo privación del sueño, golpes, negación de tratamientos médicos y prohibición de acceso al baño.

Los abusos y violaciones continúan:

Situación en la prisión Jaw de Bahréin …casi un mes que a los reclusos no se les permite contactar a su familia.

La tortura en la prisión Jaw continúa y tenemos que movilizar y hacer saber al mundo lo que los prisioneros pasan. Entregar el mensaje al exterior.

Human Rights Watch ha pedido una investigación independiente sobre las denuncias de tortura. Joe Stark, director adjunto de HRW [Human Rights Watch] para el Medio oriente y el Norte de África dijo: “Las autoridades necesitan autorizar acceso médico independiente a la prisión y asegurar su acceso al edificio 10 donde supuestamente los abusos más graves han tenido lugar”.

Las familias de aquellos que participaron en los disturbios del 10 de marzo 2015 dicen que a algunos presos aún no se les permite recibir visitas o hacer llamados telefónicos a sus familiares.

La prisión Jaw fue construida para recibir 448 reclusos pero actualmente tiene cerca de 1 000.

Al-Khawaja es el ex presidente y co-fundador de BCHR [Bahrein Center for Human Rights], y un ícono de la revuelta de Bahréin. Fue arrestado el 9 de abril 2011 y actualmente está cumpliendo una sentencia en la prisión Jaw. Su rol activo en el campo de los derechos humanos hacen de él un sujeto de acoso gubernamental. Sus hijas Maryam y Zainab Al-Khawaja son también activas en el campo de los derechos humanos.

Esta no es la primera huelga de hambre de Al-Khawaja. De hecho él ha hecho varias huelgas de hambre desde el comienzo de la sublevación en protesta de las acciones y abusos del gobierno. La mas notable es la huelga de hambre “Freedom or Death” [Libertad o muerte] que duró casi tres meses.

Al-Khawaja continúa en huelga de hambre esperando que las autoridades tomen en cuenta sus demandas y hagan un seguimiento con medidas reales para detener las violaciones contra los prisioneros.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.