¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El llamado del Papa Francisco a ‘escuchar tanto el grito de la Tierra como el de los pobres’ resuena en Filipinas

The icon 'Jesus of Creation' was made by a Filipino Catholic priest in response to the publication of Pope Francis' encyclical on the environment 'Laudato Si'

El icono ‘Jesús de la Creación’ fue hecho por un sacerdote católico filipino en respuesta a la publicación de la encíclica del Papa Francisco sobre el medio ambiente titulada ‘Laudato Si’. Fotografía de la web de la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas.

Ecologistas, activistas, y líderes de la Iglesia Católica en Filipinas están celebrando la publicación de la encíclica de 200 páginas del Papa Francisco sobre la actual crisis ecológica titulada “Laudato Si” (Alabado seas). Alabaron al papa por abordar el cambio climático y la necesidad de ayudar a las naciones pobres, que son vulnerables al duro impacto de los acontecimientos meteorológicos extremos.

Filipinas es la única nación predominantemente católica en Asia, aparte de Timor Oriental. En enero, el Papa Francisco visitó Filipinas e interactuó con los supervivientes del tifón Haiyan (conocido como Yolanda en Filipinas). Haiyan fue el tifón más fuerte registrado en la historia, con más de 6.000 víctimas en el centro de Filipinas en 2013.

La encíclica fue esperada con impaciencia por muchos que querían conocer la visión del papa acerca del debate climático. Después de la publicación de la encíclica hace un par de semanas, los ecologistas elogiaron rápidamente al papa por promover las energías renovables y por subrayar las sucias e insostenibles condiciones de las mayores economías del mundo. A continuación se muestran citas de la página oficial de Twitter del papa, que resumen algunos de los puntos clave de la encíclica:

La tierra, nuestro hogar, comienza a parecerse más y más a un inmenso montón de suciedad.

Una verdadera “deuda ecológica” existe, particularmente entre el hemisferio norte y el sur.

Tenemos que escuchar tanto el grito de la tierra como el de los pobres.

Refiriéndose a la contaminación de los mares, el Papa Francisco citó una línea de una carta pastoral publicada por los Obispos Católicos de Filipinas en 1988:

Who turned the wonderworld of the seas into underwater cemeteries bereft of colour and life?

¿Quién convirtió el maravilloso mundo de los mares en cementerios bajo el agua privados de color y vida?

La cita original trataba sobre el sucio río Pasig en Manila, capital de Filipinas, y la destrucción de los recursos marinos del país:

How can fish swim in running sewers like the Pasig and so many more rivers which we have polluted? Who has turned the wonderworld of the seas into underwater cemeteries bereft of color and life? Imagine: only 5% of our corals are in their pristine state! The blast of dynamite can still be heard on our coastal waters.

¿Cómo pueden los peces nadar en alcantarillas como el Pasig y muchos otros ríos que hemos contaminado? ¿Quién ha convertido el maravilloso mundo de los mares en cementerios bajo el agua privados de color y vida? Imagínate: ¡sólo el 5% de nuestros corales se encuentran en su estado prístino! La explosión de dinamita aún se puede oír en nuestras aguas costeras.

Inspirado por la encíclica, un sacerdote católico filipino hizo un icono (ver la foto arriba) llamado “Jesús de la Creación”. El Hermano Jaazeal Jakosalem, de la Orden de Agustinos Recoletos, utilizó una antigua escritura de Filipinas en el icono para describir la belleza de la creación. Explicó el significado de esta obra de arte:

…the icon depicts Christ as the Son of the Creator, His Father, who participates in the work of creation, and whose redeeming love transforms all that is made. Besides the Son of the Creator, the icon also has the Poor Man of Assisi at the lower center in a way that calls attention to the message of his canticle where he refers to the sun as brother, to the moon as his sister, and to the earth—symbolized by the plant—as his mother.

…el icono representa a Cristo como el Hijo del Creador, Su Padre, quien participa en la obra de la creación, y cuyo amor redimido transforma todo lo que se hace. Además del Hijo del Creador, el icono también incluye al Pobre de Asís en la parte inferior central, llamando la atención en cierto modo al mensaje de su cántico, donde se refiere al sol como hermano, a la luna como su hermana, y a la tierra -simbolizada por la planta- como su madre.

Mientras tanto, algunos académicos tradujeron un párrafo de la encíclica para recordar a la gente el vínculo entre la pobreza, el gobierno, y la protección el medio ambiente:

The translation refers to this quote from the pope’s encyclical: For poor countries, the priorities must be to eliminate extreme poverty and to promote the social development of their people. At the same time, they need to acknowledge the scandalous level of consumption in some privileged sectors of their population and to combat corruption more effectively.”

La traducción se refiere a esta cita de la encíclica del papa: “Para los países pobres, las prioridades deben ser eliminar la pobreza extrema y promover el desarrollo social de su gente. Al mismo tiempo, tienen que reconocer el escandaloso nivel de consumo en algunos sectores privilegiados de su población y combatir la corrupción de una forma más efectiva.”

El grupo People Surge, representando a los supervivientes del Haiyan, apoyó el mensaje del papa:

We, the Yolanda (Haiyan) survivors are one with the Holy Father in seeking a “bold cultural revolution” and in demanding the world to hear “both the cry of the earth and the cry of the poor.”

Nosotros, los supervivientes del Yolanda (Haiyan) somos uno junto con el Santo Padre buscando una “gran revolución cultural” y pidiendo al mundo que escuche “tanto el grito de la tierra como el de los pobres.”

haiyan on pope encyclical

Una red de ecologistas, Kalikasan, también apoyó la encíclica del papa, pero también instaron al Vaticano a despojarse de las inversiones en carbono:

Coming from a region that has been labeled as among the ‘most vulnerable and least prepared’ to face the impacts of climate change, join us in asking Pope Francis’ leadership in the urgent need to usher in a fossil-fuel free future. We believe that religious institutions, that serve the public good, like the Roman Catholic Church, should divest from fossil fuels. Investing in fossil fuel companies serves to legitimise the current status quo of fossil fuel dependence, which drives climate change, hence fueling a cycle of profound injustice.

Viniendo de una región que ha sido etiquetada como una de las “más vulnerables y menos preparadas” para afrontar los impactos del cambio climático, únete a nosotros en pedir al liderazgo del Papa Francisco en la urgente necesidad de dar comienzo a un futuro libre de combustibles fósiles. Creemos que las instituciones religiosas, que sirven al bien público, como la Iglesia Católica Romana, deberían despojarse de los combustibles fósiles. Invertir en compañías de combustibles fósiles sirve para legitimar el actual status quo de la dependencia de los combustibles fósiles, que conduce al cambio climático, alimentando por lo tanto un ciclo de profunda injusticia.

Al periodista Tonyo Cruz también le impresionó la encíclica y escribió acerca de cómo este documento podría tener un profundo impacto social:

Whether you’re a conservative or a progressive, a person of faith or an atheist, a climate change skeptic or an activist, the encyclical should really interest you. Not only does it show how Pope Francis views the world and his intellectual depth, but it could be a game-changer in the efforts to curb the climate crisis, which affects the Philippines and the word.

Tanto si eres conservador como progresista, una persona de fe o ateo, un escéptico del cambio climático o un activista, la encíclica debería interesarte de verdad. No sólo muestra cómo el Papa Francisco ve el mundo y su profundidad intelectual, sino que también podría representar un cambio en los esfuerzos por frenar la crisis climática, que afecta a Filipinas y a todo el mundo.

El ecologista de base, Rodne Galicha, cree que la encíclica inspirará a la gente para promover medidas climáticas más contundentes:

Pope Francis cannot solve the climate crisis alone. His encyclical will be a force to unite people of the world to make collaborative efforts, to ask world leaders… to sign… a strong agreement for climate action.

El Papa Francisco no puede resolver la crisis climática solo. Su encíclica será una fuerza para unir a la gente del mundo para realizar esfuerzos colaborativos, para pedir a los líderes mundiales… para firmar… un firme acuerdo para las medidas climáticas.

Agnes Brazal, profesora en una universidad católica, también reconoció que los grupos locales ecologistas se movilizarían en respuesta al desafío del papa, pero teme que también intensifique el conflicto en algunas regiones:

Each diocese the church in the Philippines, in collaboration with other faiths and civil society organizations, can plan to educate and mobilize communities to protect the environment and the threatened resources and species in the area. This without doubt would leave a trail of ecological martyrs.

Cada diócesis de la iglesia en Filipinas, en colaboración con otras religiones y organizaciones sociales civiles, puede planificar la educación y movilización de las comunidades para proteger el medio ambiente, y los recursos y especies amenazados en la región. Ésto, sin duda, abandonaría un sendero de mártires ecológicos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.