¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tunecinos critican fallas de seguridad del gobierno luego de ataque a centro turístico

Flowers laid in memory of victims at scene of Friday's horrific attack. Photo shared by Farah Samti on twitter.

Flores depositadas en memoria de las víctimas del terrible ataque del viernes 26 de junio. Foto publicada por Farah Samti en Twitter.

Los tunecinos están criticando los fallos de seguridad de su gobierno luego del ataque terrorista en un centro turístico de playa en Sousse, ubicado a 140 kilómetros al sur de la capital, Túnez.

El viernes 26 de junio, un pistolero que después fue identificado como Seifeddine Rezgui, de 23 años de edad, abrió fuego contra turistas extranjeros que se asoleaban en la playa, antes de perseguirlos a la piscina y el vestíbulo del Hotel Imperial Marhaba, matando a 39 personas y dejando 38 heridos. Al día siguiente, cuentas de medios sociales afiliadas con ISIS asumieron la responsabilidad del ataque.

Los ataques del viernes 26 llegan menos de cuatro meses después que otros pistoleros armados con Kalashnikovs atacaron el Museo del Bardo en la capital, donde murieron 23 turistas extranjeros y un oficial de policía.

En medios sociales, los tunecinos están culpando a las autoridades y a la incompetencia del gobierno para lidiar con amenazas a la seguridad que emanan de grupos y personas extremistas violentos.

La periodista tunecina Asma Ghrbi tuiteó el día del ataque:

La lección que el gobierno tunecino debió haber aprendido del [ataque contra el Museo del] Bardo es que los sitios turísticos son un objetivo, pero no aprendieron. Por eso, el ataque en Sousse de hoy y tal vez más.

El gobierno tunecino nunca ha tenido una estrategia clara para detener la insurgencia militante. Solamente ha recurrido a medidas inútiles para cada caso. Hasta Nida Tounes… (1/2)

…que hizo campaña sobre una plataforma antiterrorismo ha fallado. Se puede alegar que le fue peor que los previos gobiernos post levantamiento. (2/2)

Papillon tuiteó:

Dos ataques en el término de dos meses en dos lugares que deberían estar bajo gran vigilancia. Cerca de 60 muertos. Ninguna renuncia. Ningún cuestionamiento del gobierno.

Peor todavía. El poder se repliega sobre sí mismo, acusa a la pequeña oposición y quiere implicar al pueblo en la lucha contra el terrorismo.

Después del Bardo, no se ha aprendido ninguna lección. Nada ha cambiado. Es lo que hizo del atentado en Sousse una evidencia.

Según Kais, las fuerzas de seguridad no están bien entrenadas para operaciones contra el terrorismo, además de que su misión siempre ha sido controlar al pueblo.

Realmente, no estamos listos para esto. Nuestros oficiales de policía no han sido entrenados para proteger a los ciudadanos ni a los turistas ni a luchar contra el terrorismo.

Desde siempre, nuestros policías han sido formados para contener a una población desarmada y no para protegerla. El terrorismo es algo nuevo para ellos.

Wafa Ben Hassine hizo un comentario similar:

Los gobiernos como el mío son los mejores para reprimir las libertades en nombre del terrorismo, pero los peores en realmente protegernos del terrorismo.

Y, ¿cómo hizo el pistolero para armarse en un país que tiene la menor tasa de propietarios de armas del mundo?:

Veo que la gente se pregunta cómo pudo el terrorista acceder a la playa. Es una playa. Por definición, es abierta.

El hombre estaba adoctrinado y armado. Si quiere matar, matará. Poco importa que haya un policía detrás de cada civil.

Ahí donde la acción es eficaz está a su nivel: ¿por qué estaba adoctrinado? ¿Cómo se armó?

Los usuarios también criticaron las declaraciones de los funcionarios y su negación. Horas después del ataque del viernes 26, el presidente Beji Caid Essebsi pidió unidad y acusó a los críticos del gobierno por “tener como objetivo al estado tunecino y su seguridad”.

Monia Ben Hamadi, editora de Huffpost Túnez, describió la declaración de Essebsi como “delirante”.

La primera declaración de Essebsi luego del ataque fue delirante, a la luz de los testimonios, es peligrosamente espeluznante.

De otro lado, el primer ministro Habib Essid anunció una serie de medidas a ser tomadas luego del ataque de Sousse, incluido el despliegue de reservistas del ejército a lugares turísticos y sitios arqueológicos, y cierre de mezquitas que están fuera del control del gobierno.

Sin embargo, no todos parecen convencidos por la eficacia de estas medidas.

Las medidas anunciadas hoy por Essid se debieron haber tomado hace tres años. No estoy segura de su efectividad ahora.

Para más actualizaciones y reacciones, revisa Global Voices Checkdesk: Túnez: Ataque contra hotel en centro turístico de Sousse

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.