¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Encarcelado en Singapur por criticar a un ex primer ministro, pero sigue blogueando

From the Facebook page of Amos Yee

Foto: Amos Yee / Facebook.

Cuando Amos Yee, de 16 años, publicó un vídeo en marzo criticando a Lee Kuan Yew, primer ministro fundador de Singapur, por lo visto ofendió a la gente equivocada en la red, conduciendo a cargos criminales que podrían llevarle a prisión hasta por tres años, si es condenado.

Durante su vista el mes pasado, un juez ordenó que permaneciese detenido bajo custodia durante tres semanas para analizar si es conveniente enviarle a un reformatorio. La semana pasada, fue trasladado de la prisión de Changi al Instituto de Salud Mental, donde permanecerá una semana más, después de que el juez haya ordenado que Yee sea evaluado por autismo.

A pesar de la encarcelación de Yee, su cuenta de Facebook sigue activa. Algunos creen que el adolescente es capaz de hacerlo programando sus publicaciones, mientras que otros sospechan que son sus amigos o familiares quienes añaden el nuevo contenido. La página ha atraído la atención recientemente con publicaciones que parecen contener las reflexiones de Yee sobre su estancia en prisión.

En el siguiente extracto, por ejemplo, Yee parece escribir sobre la frustración de la vida en prisión:

Cellmates, often thinking about the implications of them being in jail, or getting frustrated by the tedium of being in a cell, become enraged and hyperactive.

In a state of restlessness and anxiety, they start singing high-pitched songs, punching the walls, banging their cups and boxes.

The unrelenting sounds send me into a deep state of nervousness and apprehension.

Compañeros de celda, a menudo pensando en las consecuencias de que estén en la cárcel, o frustrándose por el tedio de estar en una celda, se vuelven enfurecidos e hiperactivos.

En un estado de inquietud y ansiedad, empiezan a cantar en un tono agudo, dando puñetazos a las paredes, golpeando sus tazas y cajas.

Los sonidos incesantes me provocan un profundo estado de nerviosismo y aprensión.

Debido a la orden de mantenerlo detenido bajo custodia, muchos de los que apoyan a Yee consideran que es uno de los “presos de conciencia” más jóvenes en el mundo.

En la página de Facebook de Yee, han aparecido algunos apuntes que incluso buscan inspiración en William Shakespeare:

In prison, my cell mates would become so bored that they became immensely excited when they saw a little fly, hovering above them.

They then used the plastic box that we put our soap in and captured the fly inside it. And with the fascination of a child, they would gawk at its movement and observe its behavior.

Soon, they would suddenly become woeful, and slip into a melancholic speech that could potentially rival that of Shakespeare’s ‘To Be Or Not To Be’ soliloquy, saying something along the lines of:

‘The fly is trapped, just like us.
We have trapped someone innocent, just like the Government did to us.
What have we become?’

En prisión, mis compañeros de celda se aburren tanto que se emocionan inmensamente al ver a una mosca, volando sobe ellos.

Luego usan la caja de plástico en la que ponemos nuestra sopa y capturan a la mosca en su interior. Y con la fascinación de un niño, miran boquiabiertos cómo se mueve y observan su comportamiento.

Pronto se volverán apesadumbrados, y decaerán en un discurso melancólico que podría potencialmente rivalizar con el soliloquio de Shakespeare “Ser o no ser”, diciendo algo en las líneas de:

‘La mosca está atrapada, igual que nosotros.
Hemos atrapado a alguien inocente, igual que el Gobierno hizo con nosotros.
¿En qué nos hemos convertido?’

La página de Facebook de Yee contiene otras observaciones sobre su vida entre rejas, también:

There is barely any sense of time in prison, there are no clocks in cells. Our only indications of time is the little light that seeps out from the vent. And everyday my cellmates would eagerly wait for that light to dissipate, knowing that another day has passed, and they’re one day closer to attaining their freedom.

Apenas hay sensación de tiempo en prisión, no hay relojes en las celdas. Lo único que nos indica el tiempo es la poca luz que se filtra por la rejilla de ventilación. Y todos los días mis compañeros de celda esperan impacientemente a que esa luz se disipe, sabiendo que otro día ha pasado, y que están un día más cerca de alcanzar su libertad.

Mientras que los comentarios de Yee sobre el difunto Lee Kuan Yew no fueron nada populares, la decisión del sistema judicial de tratar a un chico de 16 años tan severamente por pensar de una forma diferente también ha provocado desacuerdo. En una de sus apariciones en el juzgado, Yee incluso fue abofeteado por un hombre frente a una sala llena de periodistas, quienes no intervinieron:

Hi you remember the guy who hit me in the face? Yeah I know he’s bad and all that. But I would like to bring your attention to the reporters who witnessed the incident.

None of them came up to help, none of them put their cameras down and tried to catch the assailant, they just continued taking pictures trying to get that best shot for tomorrow’s headlines.

Hola. ¿Recuerdan al hombre que me golpeó en la cara? Sí, sé que es malo y todo eso. Pero me gustaría que prestasen atención a los periodistas que presenciaron el incidente.

Ninguno de ellos salió en mi ayuda, ninguno de ellos puso su cámara en el suelo e intentó atrapar al agresor, sólo continuaron haciendo fotos, intentando conseguir la mejor instantánea para los titulares de mañana.

La madre de Yee, Mary Toh, también ha escrito acerca de los problemas de su hijo:

Amos has always been a chirpy, confident and very vocal child. He is also very creative, and would spend an endless amount of time on something which he sets his mind on.

But my son is a different person now.

Since his arrest in March and the many twists and turns in the court case, Amos is now exhausted, and yes, frightened.

I wondered why my son, who is here to be assessed if he has autism, is kept here in the same block as those who are mentally ill.

He has been so tired in Changi Prison where he is kept in a cell for 23 hours everyday, with the bright lights kept switched on most of the time, for the past three weeks.

It was impossible for him to sleep.

Amos siempre ha sido un niño alegre, seguro y muy elocuente. También es muy creativo, y pasaría una interminable cantidad de tiempo en algo en lo que ha fijado su mente.

Pero mi hijo es una persona diferente ahora.

Desde su arresto en marzo y los muchos giros y vueltas en el  juzgado, Amos ahora está agotado, y sí, asustado.

Me pregunto por qué a mi hijo, que está aquí para que se evalúe si tiene autismo, se le mantiene aquí en el mismo bloque que aquellos que están mentalmente enfermos.

Se ha sentido muy cansado en la prisión de Changi donde se le retiene en una celda durante 23 horas al día, con las luces encendidas la mayor parte del tiempo, durante las últimas tres semanas.

Le resultaba imposible dormir.

Human Rights Watch es uno de los muchos grupos de defensa en todo el mundo que ahora piden la liberación de Yee, llamando la atención al hecho de que se le ha tratado igual que a los delincuentes violentos, a pesar de la naturaleza pacífica de su supuesto crimen:

…by the time he was convicted, Yee had spent 18 days in jail for a nonviolent offense. When brought to court for his trial on May 7, he was handcuffed, had his legs shackled, and was wearing a prison-supplied t-shirt with “prisoner” emblazoned across the back.

…para cuando le condenaron, Yee ya había pasado 18 días en la cárcel por un delito no violento. Cuando se le llevó a la corte para su juicio el 7 de mayo, iba esposado, con grilletes en las piernas, y una camiseta suministrada por la prisión con la palabra “prisionero” inscrita detrás.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.