¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El legado claroscuro del periodista mexicano Jacobo Zabludovsky

El periodista mexicano Jacobo Zabludovsky, quien falleció recientemente

El fenecido periodista mexicano Jacobo Zabludovsky, uno de los más reconocidos de América Latina y cuya trayectoria también estuvo ligada estrechamente con el poder. Foto: Televisa.

El fallecimiento del emblemático y controvertido periodista Jacobo Zabludovsky a los 87 años ha acaparado la atención de los medios de comunicación sobre el legado del comunicador que dio algunas de las noticias más importantes del siglo pasado desde el noticiero de mayor audiencia en México, pero que también estuvo relacionado con el control mediático gubernamental.

Zabludovsky fue pionero del periodismo televisivo en el país, luego de haber incursionado en la radio. Alcanzó fama internacional con Televisa uno de los consorcios más importantes en el negocio del entretenimiento a nivel mundial.  Ahí fungió como titular del programa noticioso 24 Horas que ocupó el horario estelar nocturno por casi 30 años, concluyendo actividades en 1998.

Además de desempeñar el oficio periodístico, Zabludovsky obtuvo su título de Licenciado por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Entre los momentos más icónicos de la carrera del finado periodista se encuentra la narración para el público de habla hispana de la llegada del hombre a la Luna, así como las entrevistas que realizó a personajes tan extravagantes como Salvador Dalí y a otros tan relevantes como Fidel Castro.

No obstante, a Zabludovsky se le relaciona también con lo más negativo del control mediático del gobierno mexicano.  Durante la “era de oro” del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó a México por siete décadas antes de la transición del poder (y que nuevamente posicionó a su candidato en la presidencia desde el año 2012), el periodista fue el artífice de la comunicación social de la presidencia en más de un par de administraciones, incluyendo la de Gustavo Díaz Ordaz, responsable de la matanza estudiantil de Tlatelolco, que dejó al menos 200 personas muertas a manos de los organismos de seguridad.

El corte oficialista de las noticias que presentaba a una audiencia que tenía pocas o nulas alternativas al contenido de Televisa, ha sido criticado de muchas formas, siendo quizás las más atrevida de ellas la canción compuesta por la banda mexicana Molotov, titulada “Que no te haga bobo Jacobo”, presentada todavía durante el dominio priísta de los medios de comunicación en el país.  Sobre esta pieza musical ElAnalistaDeCanciones.com comenta:

Jacobo Zabludovsky condujo por 27 años el noticiero 24 horas en el Canal de las Estrellas. Por ser el noticiero con mayor audiencia de la televisión mexicana su influencia era indiscutible. La línea editorial que seguía era meramente oficialista, afín a las políticas del gobierno mexicano y del Partido Revolucionario Institucional. La falta de imparcialidad, continuo engrandecimiento de la figura presidencial y ataques a los opositores del gobierno lo volvieron objeto de críticas desde su emisión en la década de los setenta.

A mayor abundamiento, Arturo J. Flores ha escrito sobre lo que ha indagado de primera mano respecto del tema “Que no te haga bobo Jacobo”:

En una ocasión le pregunté a Molotov si escribir una canción como Jacobo no representó un desacierto, toda vez que tarde o temprano el nombre del comunicador dejaría de ser familiar para una nueva generación que nunca lo vio por televisión y (por fortuna) no acostumbra escucharlo en la radio. Palabras más, palabras menos, Tito me respondió que no, porque los nombres cambian, pero las prácticas siguen siendo las mismas. Si antes fue Jacobo, ahora es López Dóriga (en referencia al presentador estelar de noticias de Televisa, Joaquín López Dóriga).

Eso me quedó claro mientras escuchaba a Molotov desatar la locura total en el escenario. Sus canciones no envejecen (por más que su primer disco ¿Dónde jugarán las niñas? haya salido al mercado en 1997), porque las problemáticas que abordan tampoco cayeron en el desuso; por el contrario, se modernizaron. Por eso digo que la música de grupos como Molotov escribe historia. Cantamos Jacobo para que no se olvide que existió.

El autor en cuestión comentó también el hecho de que la canción haya sido ejecutada en vivo por Molotov en la más reciente edición del Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino:

Y en pleno 2015, desde el escenario principal de uno de los festivales mexicanos de más repercusión, Molotov tocó “Que no te haga bobo Jacobo” porque tristemente la situación no ha cambiado. Si antes existió un soldado del sistema que de lunes a viernes configuraba la realidad que le convenía al poder, hoy en día ese mismo partido al mando, corregido y aumentado en sus prácticas censoras.

Aficionado al tango y a la hoy “políticamente incorrecta” tauromaquia, Zabludovsky es sin duda una figura digna del estudio en el periodismo convencional mexicano y acaso latinoamericano, como también lo son las reacciones ante sus prácticas que en una época fueron comunes y que en la actualidad no han sido del todo superadas, evocando el autoritarismo y la represión del siglo pasado en el país.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.