¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Intercambio de presos en cárcel bahreiní: ¿Estrategia o coincidencia?

Manama, Bahrain. 15th January 2015 -- Protesters under attack with tear gas by riot police today during clashes after protest demanding freedom of opposition leader Sh Ali Salman. -- Protesters continued to clash with security forces in Bahrain as Sheikh Ali Salman remains in jail. Sheikh Ali Salman was detained for his views against the government and his claims for human rights. Photograph by Majeed Tareef. Copyright: Demotix

Manifestantes atacados con gas lacrimógeno por la policía antidisturbios en enero durante enfrentamientos reclamando la liberación del líder opositor Shaikh Ali Salman. Fotografía por Majeed Tareef. Copyright: Demotix.

El destacado líder político y Secretario General de la Sociedad democrática de acción nacional (WAAD) Ibrahim Sharif fue liberado el 19 de junio, luego de cumplir 4 años y 3 meses de prisión de una condena de 5 años. Tres días antes el clérigo Shaikh Ali Salman, Secretario General del bloque líder opositor Sociedad islámica nacional Alwefaq, fue condenado a 4 años de prisión, lo que llevó a preguntarse si la inesperada liberación de Sharif y la condena de Salman fueron una coincidencia o parte de una estrategia del gobierno para enfrentar el clima de inestabilidad que ha continuado desde el 14 de febrero de 2011.

La liberación de Sharif fue recibida con mucha fanfarria en todo el país, acallando en parte el enojo por la condena contra Salman. Multitudes de simpatizantes se reunieron frente a la casa de Sharif para aguardar su retorno. Enas Oun, miembro del Centro bahreiní por los Derechos Humanos (BCHR), tuiteó una fotografía del activista camino a casa:

El activista Ibrahim Sharif luego de ser liberado

Con un intervalo de tres días entre ambos eventos, subsiste la duda acerca de si la decisión de liberar a Sharif luego de condenar a Salman fue un movimiento calculado o una consecuencia espontánea.

Sharif fue arrestado el 17 de marzo de 2011, y condenado a 5 años de prisión el 22 de junio de 2011. Sin embargo, según el derecho bahreiní, los prisioneros pueden ser liberados luego de cumplir tres cuartos de su condena, plazo que en el caso de Sharif se cumplió el 3 de diciembre de 2014. Desde entonces él se ha estado comunicando con las autoridades para pedir su liberación temprana, pero no tuvo éxito hasta tres días después de la condena contra Salman. Tal vez se trate de una táctica para reducir la presión internacional, y reemplazar una condena terrible con la liberación de otro destacado activista. La atención de los medios pasó de la indignación frente a la condena contra Salman a casi una celebración de la liberación de Sharif.

Mohammed Ashoor ha tuiteado una fotografía de las multitudes que se reunieron frente a la casa de Sharif tan pronto como se conocieron rumores acerca de su inminente liberación:

¡La fiesta de bienvenida de Ebrahim Sharif!

La condena contra Salman también fue dictada un día después de que el Reino Unido inaugurara una base naval militar en el país, una medida que ha recibido numerosas críticas de la oposición bareiní.

Salman fue arrestado el 28 de diciembre de 2014, y fue acusado de “incitar a cambiar el sistema político usando la fuerza, amenazas y otros medios ilegales”, “incitar al público a repudiar y despreciar a un grupo de personas que resultará en perturbación del orden”, “incitar públicamente a otros a desobedecer la ley” e “insultar públicamente al Ministerio del Interior,” según Amnistía Internacional.

Salman fue absuelto de cargos más graves como conspirar para derrocar al régimen, y condenado a 4 años de prisión por los cargos restantes. Diversas organizaciones de derechos humanos, entre otras Amnistía Internacional, condenaron el arresto y la condena contra Salman y declararon que él está siendo procesado por ejercer su derecho a la libre expresión. Lo mismo hizo la comunidad internacional, incluyendo a los EE. UU., el Reino Unido y la ONU.

El diplomático norteamericano Tom Malinowski condenó que se procese a las personas por ejercer la libertad de expresión:

Ali Salman fue condenado a 4 años de prisión por un discurso. Nadie debe ser procesado por expresarse libremente en forma pacífica.

Las personas salieron a la calle para protestar contra el veredicto y para exigir su liberación. Otro miembro del BCHR, Hussain Radhi, ha compartido fotografías desde el escenario de las protestas:

Protestas pacíficas en diferentes pueblos en solidaridad con los presos políticos y el Sheik Ali Salman

Entre quienes expresaron su preocupación se encontraba el Ministro del exterior iraquí que exhortó al gobierno bahreiní para que “reconsiderara el veredicto” contra Salman. Los embajadores de Bahréin, Emiratos Árabes Unidos (UAE) y Kuwait en Irak se manifestaron en contra de la declaración y le enviaron al Ministro del exterior iraquí un mensaje para advertirle que no interfiriera en los asuntos internos de Bahréin, y exigirle respeto por la soberanía nacional.

El profesor de periodismo de la Universidad de New York, Mohamad Bazzi, ‏tuitea:

Bahréin está molesto con la declaración del Ministro del exterior de Iraq condenando la sentencia a 4 años de prisión contra el líder opositor Sheik Ali Salman.

Emile Nakhleh, experto en sociedades de Medio Oriente y miembro del Consejo de Relaciones Exteriores, concluye que el boicot contra las elecciones de 2014 liderado por Alwefaq fue usado como excusa para detener a Salman, especialmente en el marco de la brecha en la familia gobernante, y la crítica posición del Príncipe de la corona luego de los rumores más recientes que señalan que la corona podría ser para su hermano menor Nasser. Parece que él no tuvo otra opción que apoyar la represión contra la oposición.

Nakhleh explica:

the Crown Prince’s position within the family hierarchy has been increasingly precarious, especially in light of recent rumors that the succession to the throne might be rearranged in favor of his brother Nasser. Such a possibility, along the lines of the Saudi change of succession, is forcing Crown Prince Salman to be more circumspect in dealing with the opposition and in using al-Wefaq’s refusal to participate in the recent elections as a justification for persecuting its head.

La posición del príncipe de la corona dentro de la jerarquía familiar es cada vez más precaria, especialmente según los últimos rumores que señalan que la sucesión al trono podría ser arreglada en favor de su hermano Nasser. Tal posibilidad de cambio en la línea de sucesión saudita, está obligando al príncipe Salman a ser más prudente en el manejo de la oposición y en usar la negativa de al-Wefaq de participar en las últimas elecciones como justificación para perseguir a su líder.

Curiosamente, el Ministerio del Interior anunció el mes pasado que abrirá 6 nuevos establecimientos penitenciarios, 2 centros de detención, y 4 centros de rehabilitación en todo el país. Algunos sostienen que la decisión se debió a la superpoblación en las cárceles existentes.

Marc Owen Jones, que tuitea activamente acerca de Bahréin, es uno de ellos. Él explica:

Ali Salman fue encarcelado, Ibrahim Sharif fue liberado. Las cárceles bareiníes están tan superpobladas que están funcionando según una política de uno entra, uno sale.

La cuenta anónima activa en Twitter, Free Shawqi Radhi, comparte la misma opinión:

Así como un entrenador cambia jugadores durante el partido. Bahréin reemplaza al sheikh Ali Salman, lo manda a prisión, y luego libera a Ebrahim Sharif.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.