¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Revelación de Jack Warner involucra a la Primera ministra de Trinidad y Tobago, marihuana y encubrimiento

Mrs. Kamla Persad-Bissessar, Prime Minister of Trinidad and Tobago. Photo by The Commonwealth, used under a CC BY-NC 2.0 license.

Kamla Persad-Bissessar, primera ministra de Trinidad y Tobago. Fotografía por The Commonwealth, usada bajo licencia CC BY-NC 2.0.

Tal vez no sea el tipo de información que le interesa al comediante John Oliver o al Departamento de Justicia norteamericano, pero el infortunado ex vicepresidente de la FIFA Jack Warner, que ha sido requerido por las autoridades norteamericanas acusado de corrupción, ha cumplido la promesa que hizo en televisión revelando datos que involucran a la coalición gobernante.

Como el propio Warner dijo, “el guante ha sido arrojado” — y la Primera Ministra Trinidad y Tobago Kamla Persad-Bissessar es la destinataria. Él ha declarado que presuntamente se habría encontrado marihuana en una propiedad de Persad-Bissessar en el sur de Trinidad hace dos años y que eventualmente funcionarios públicos se encargaron de encubrirlo.

Luego del reciente anuncio de la fecha de las próximas elecciones generales que tendrán lugar el 7 de setiembre de 2015, Persad-Bissessar ha tratado la primera de las grandes revelaciones de Warner como propaganda de fin del verano. Sin embargo, tres días después de que Warner arrojó esa pequeña bomba, presentó audios y documentos como prueba de sus declaraciones, en una conferencia de prensa de casi una hora de duración en la que compartió detalles:

Warner sostiene que el viernes 12 de abril de 2013, mientras él se desempeñaba como ministro de seguridad nacional, Mervyn Richardson le comunicó que oficiales de seguridad habían encontrado un paquete de alrededor de 100 grs. de marihuana en el exterior de una ventana de la residencia de la Primera ministra. Warner llamó a Roodal Moonilal, un miembro del parlamento a quien describe como el “jefe de los asuntos de gobierno”. Moonilal recomendó que se comunicaran con Persad-Bissessar, que aparentemente se encontraba fuera del país en aquel momento, aunque el gobierno, en un intento por desacreditar la historia de Warner, lo ha negado. Warner le informó a la primera ministra del hallazgo y sostiene que ella se mostró “sorprendida”, y presuntamente le preguntó a él si debía regresar al país y renunciar.

En palabras de Warner, él “la convenció de no hacerlo”. Warner sostiene que finalmente, Moonilal, Richardson y él mismo se encargaron de “sepultar el incidente”; luego él le informó al Capitán Gary Griffith, el asesor de seguridad nacional de Persad-Bissessar, de la situación. Warner también le entregó una declaración escrita a la periodista Denyse Renne, que fue publicada como parte de una investigación el domingo pasado.

La ley de drogas peligrosas, en el artículo sobre Carga probatoria y presunciones, dispone que “ante el hallazgo de una droga peligrosa oculta, se presumirá hasta tanto se pruebe lo contrario, que la ocultación ha sido realizada con conocimiento del residente del lugar”.

En la opinión del sitio satírico Wired868, el quid de la cuestión “no es determinar si la marihuana fue encontrada en la ventana o debajo de la almohada de la Primera Ministra”:

It is not just that her former advisor, Gary Griffith, is so dishonest he has to ask Warner’s permission to speak the truth or to help him recognise sincerity in the first place.

Or that her closest aide left in the Government, Moonilal, is so fluent in dishonesty it probably qualifies as his first language.

But it is that the Police Service is so shamelessly crooked, incompetent and allergic to truth and justice themselves, they might as well join the Partnership and be done with it.

No se trata solo de que su exasesor, Gary Griffith, es tan deshonesto que tuvo que pedirle permiso a Warner para contar la verdad o para ayudarlo a reconocerla en primer lugar.

O que su asistente más cercano en el gobierno, Moonilal, es tan experto en actos deshonestos que eso probablemente califique como su lengua materna.

Pero es que la propia policía es tan desvergonzadamente torcida, incompetente y alérgica a la verdad y justicia, que podrían también sumarse a la coalición y acabar de una vez con eso.

¿Entonces por qué revelar todo esto ahora? Warner dijo en la conferencia de prensa que después de haber defendido siempre a la primera ministra, se sintió traicionado cuando ella lo entregó a los EE. UU. sin pensarlo dos veces:

Last Friday, I felt I owe it to this country after she announced the date for elections, to expose this teflon prime minister who for five years has fooled me. I felt the truth must be told. And if after all of this the country wishes to reelect her and the People's Partnership, that’s the country’s business, but my conscience will be clear. I am prepared to sacrifice myself today not because I love me less, but because I love Trinidad and Tobago more.

El viernes pasado, sentí que tengo la deuda con este país, luego que ella anunció la fecha de las elecciones, de exponer a esta primera ministra de teflón que durante cinco años me engañó. Sentí que debo decir la verdad. Y si después de todo el país decide reelegirla junto con la coalición Asociación del pueblo, es asunto suyo, pero mi conciencia estará tranquila. Hoy estoy dispuesto a sacrificarme no porque me aprecio menos sino porque amo más a Trinidad y Tobago.

Warner comenzó a presentar sus pruebas — tres grabaciones de audio que usó para “mostrarle al país quién es la primera ministra… y quién es Jack Warner”. En conversaciones grabadas entre el Capitán Griffith y Warner, se revela que la primera ministra tenía la costumbre de tomarse descansos de cinco días; Griffith también se refiere a otra “munición” que él y Warner tienen en su contra. Cuando hablan del presunto hallazgo de marihuana, Griffith intenta aclarar que él no estuvo involucrado en el encubrimiento.

El actual comisionado de policía confirmó ayer que es cierto que se encontró marihuana en la casa de la primera ministra; y se puso en marcha una investigación formal; mientras tanto los usuarios de medios sociales han compartido fotografías de cheques, correos electrónicos y facturas presentadas por Warner, que incriminan a otros miembros de su gobierno. La primera ministra ha realizado una declaración acerca de las acusaciones, en la que señaló que ella estaba fuera del país en el momento en que se produjo el hallazgo de “una sustancia” en el exterior de su residencia y que numerosos miembros de su equipo tienen acceso al lugar:

Needless to say, I am horrified and disturbed to hear these reports.

While the timing of this disclosure is clearly political, I have faith in the police to investigate their own conduct and that of all the law enforcement professionals involved.

No hace falta decir que estoy horrorizada y perturbada por estos informes.

Aunque la oportunidad de estas revelaciones es claramente política, confío en la policía para que investigue su propia conducta y la de todos los profesionales de la seguridad involucrados.

A Wired868 se le hizo difícil seguir los numerosos cambios de rumbo en las declaraciones del gobierno y la policía:

As Warner prepared to reveal Griffith’s uncensored opinion about Tanty Kamla’s love of five day weekends and the chalice at her Philippine palace, everyone suddenly recovered from their marijuana-induced short term memory loss.

[Deputy Police Commissioner] Gould remembered the illicit discovery; and Acting Police Commissioner Williams, who is as bad an actor as he is a policeman, responded by requesting a police probe into the police probe of the police cover-up.

Naturally, it will be done by the Trinidad police.

And Persad-Bissessar remembered she was indeed out of the country at the time stated and that the joint could have belonged to any one of the dozens of mens [sic] who control her compound. It sounded like something you ought to hear in Taxi Cab Diaries rather than from the Office of the Prime Minister.

Mientras Warner se preparaba para revelar la opinión sin censura de Griffith acerca de la predilección de Tanty Kamla por los descansos de cinco días y el cáliz en su palacio filipino, todos de repente se recuperaron de su breve episodio de pérdida de memoria a causa de la marihuana.

Gould [Comisionado adjunto de policía] recordó el hallazgo de la sustancia ilegal; y el actual comisionado de policía Williams, que es igual de malo como actor que como policía, respondió solicitando pruebas a la policía de la participación policial en el encubrimiento.

Naturalmente, estará a cargo de la policía de Trinidad.

Y Persad-Bissessar recordó que ella en realidad estaba fuera del país en el momento del hallazgo y que el paquete pudo haber pertenecido a cualquiera de las docenas de hombres que cuidan su residencia. Sonó como algo que podrías oír en Diarios de Taxi más que salido de la Oficina de la Primera ministra.

Durante toda la conferencia de prensa, Warner se negó a responder preguntas tanto de medios nacionales como internacionales sobre su presunta participación en irregularidades en el negocio del fútbol. Sin embargo, dijo:

Now is time for re-election and I am saying Mrs. Persad-Bissessar is unfit to be elected. I can’t hold this back anymore because the public must know. What you have heard here is the tip of the iceberg. I ain't start yet. And if this one thing has caused so much amount of confusion […] what about the second and the third and the fourth? Because there are, and I will tell you all and they could do me what they want because those things are already in the hands of lawyers, all of them except two.

Ahora es tiempo de elecciones y estoy diciendo que Persad-Bissessar no es idónea para ser reelegida. No puedo seguir callando porque el público debe saber. Lo que han oído aquí es la punta del iceberg. Recién comienza. Y si esta declaración les causa gran confusión […] ¿qué pasará con la segunda, la tercera y la cuarta? Porque existen, y se las contaré a todos ustedes y ellos pueden hacer lo que quieran porque ya están en manos de abogados, todas salvo dos.

Warner ha dicho que ha estado recibiendo amenazas de muerte. Curiosamente, el ex vicepresidente de la FIFA devenido en político relaciona estas revelaciones con sus propios asuntos políticos, quizás una movida estratégica que según él espera le permitirá ganar suficiente apoyo del público para conservar su importancia política en las próximas elecciones generales:

At every community meeting of the ILP [Independent Liberal Party], I’ll play one of those tapes […] until the country understands that the prime minister is a liar, Richardson is a liar, the commissioner of police is a liar and therefore ask yourself, ‘Why are they lying?’

En cada reunión interna del ILP [Partido liberal independiente], voy a pasar una de esas grabaciones […] hasta que el país entienda que la primera ministra es una mentirosa, Richardson miente, el comisionado de policía también y entonces se preguntarán, ‘¿Por qué están mintiendo?’

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.