¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una película explora la única escuela gratuita de Haití para niños con discapacidades

Centre d'Education Speciale (CES) sign; image courtesy Lena Jackson, used with permission.

Letrero del Centre d'Education Speciale (CES). Imagen por cortesía de Lena Jackson, usada con autorización.

De los niños de Haití que nacen con discapacidades, sólo uno de cada 50 va a la escuela, en parte porque el coste de este tipo de educación especializada puede ser prohibitivo. El Centre d'Education Speciale (CES) o Centro de Educación Especial en Puerto Príncipe, capital de la isla, es actualmente la única escuela en el país que ofrece servicios educativos gratuitos a niños con discapacidades del desarrollo.

Como una institución de bajo coste para educación especial, el CES es único en Haití, pero no debería serlo — que es lo que movió a la cineasta Lena Jackson y a su colega Rowan Moore Gerety a crear una película acerca del centro y su trabajo. Global Voices les entrevistó acerca de su experiencia trabajando en el cortometraje.

Filmmaker Lena Jackson; photo used with permission.

La cineasta Lena Jackson. Foto usada con autorización.

Global Voices (GV): ¿Pueden contarnos un poco acerca de sus antecedentes profesionales?

Lena Jackson (LJ): I'm an independent filmmaker and teacher. I've traveled to Haiti, India, Guatemala, Cuba and Zimbabwe working on videos for Fusion,Medium, PBS's EarthFix, Nomadic Wax, Sesame Workshop India, Cultural Survival, and Cuba Skate. I have a B.Sc. in Foreign Service from Georgetown University and an M.A. in documentary film from the University of California, Santa Cruz.

Lena Jackson (LJ): Soy cineasta independiente y profesora. He viajado a Haití, India, Guatemala, Cuba y Zimbabue trabajando en vídeos para Fusion, Medium, EarthFix de PBS, Nomadic Wax, Sesame Workshop India, Cultural Survival, y Cuba Skate. Tengo una licenciatura en Relaciones Económicas Internacionales por la Universidad de Georgetown y un máster en Realización de Documentales por la Universidad de California, Santa Cruz.

Rowan Moore Gerety; image used with permission.

Rowan Moore Gerety. Foto usada con autorización.

Rowan Moore Gerety (RMG): I'm the Yakima reporter for Northwest Public Radio. Before that, I used to be a news reporter for KAZU, the NPR station in Monterey Bay, as well as a regular contributor to Marketplace. I've written for The Atlantic, Slate, Foreign PolicyGuernica, Courrier International, The Christian Science Monitor, and The Common, and produced radio stories for All Things Considered, Latino USA, Only a Game, Living on Earth, and The California Report. I was the launch editor for the African Makers series on Medium, a collection of writing about creativity in business and social welfare around Africa. I studied anthropology at Columbia University, was a 2011-2012 Fulbright Scholar in Mozambique, a 2013 International Reporting Project (IRP) fellow in Nigeria, and received a 2013 Jon Davidoff scholarship at the Wesleyan Writers Conference. I'm interested in inequality and economics in the developing world, as well as religion, housing, and global migration.

Rowan Moore Gerety (RMG): Soy el reportero de Yakima para la Northwest Public Radio (Radio Pública del Noroeste). Antes de eso, era reportero de noticias para KAZU, la estación NPR (Radio Nacional Pública) en la bahía de Monterrey, y también colaborador habitual para Marketplace. He escrito para The Atlantic, Slate, Foreign Policy, Guernica, Courrier International, The Christian Science Monitor, y The Common, y presenté reportajes de radio para All Things Considered, Latino USA, Only a Game, Living on Earth, y The California Report. Fui el redactor principal de la serie African Makers de Medium, una colección de obras sobre la creatividad en los negocios y el bienestar social en África. Estudié Antropología en la Universidad de Columbia, fui becario Fulbright en Mozambique en 2011-2012, participé en el International Reporting Project (IRP) en Nigeria en 2013, y recibí una beca Jon Davidoff en la Wesleyan Writers Conference en 2013. Me interesa la desigualdad y la economía en el mundo en vías de desarrollo, y también la religión, la vivienda, y la migración global.

GV: ¿Cómo llegaron a saber del Centre d’Education Speciale (CES) y decidieron crear esta película?

LJ: I met the director of CES through a good friend who is Haitian-American. I visited CES in 2010 soon after the earthquake while it was housed in a temporary building. On another visit to Haiti, the director, Maryse Jean-Jacques, asked me to make a film to help spread the word about the programme and the challenges facing children with developmental disabilities in Haiti.

LJ: Conocí a la directora del CES a través de un buen amigo que es haitiano-estadounidense. Visité el CES en 2010 poco después del terremoto mientras se encontraba en un edificio temporal. Durante otra visita a Haití, la directora, Maryse Jean-Jacques, me pidió que hiciese una película para ayudar a divulgar el programa y los desafíos al tratar con niños con discapacidades de desarrollo en Haití.

GV: CES es la única institución nacional en Puerto Príncipe para ayudar a niños con discapacidades que vienen de áreas pobres. ¿Por qué es este el caso si la necesidad es tan grande?

RMG: There are a great many services — from access to safe drinking water and sanitation to healthcare and job training — that are unavailable for the large majority of people in Port-au-Prince.

Port-au-Prince is a difficult place to navigate and get things done, even (or especially!) for Haitians. Trying to educate children with special needs poses an additional challenge because, as is the case in most of the world, there is widespread stigma about developmental disabilities that sometimes extends even to teachers and parents.

RMG: Hay muchos servicios — desde el acceso al agua potable y los servicios sanitarios hasta la asistencia médica y la formación laboral — que no están disponibles para la gran mayoría de la gente en Puerto Príncipe.

Puerto Príncipe es un lugar difícil para moverse y hacer las cosas, incluso (¡o especialmente!) para los haitianos. Intentar educar a niños con necesidades especiales plantea un desafío adicional porque, como es el caso en la mayoría del mundo, hay un estigma generalizado sobre las discapacidades de desarrollo que a veces se extiende incluso hasta los profesores y los padres.

Girls in the hallway at CES. Photo courtesy the filmmaker; used with permission.

Niñas en el vestíbulo del CES. Foto por cortesía de la cineasta. Usada con autorización.

GV: ¿Cuál es la misión del CES y cómo la está realizando el personal? ¿Tienen ramificaciones en las áreas rurales? ¿Asociaciones con otras ONG?

LJ: CES’ long-term goal is inclusion of children with developmental disabilities in the mainstream school system. To this end, they have trained teachers and staff at a number of schools in other parts of the city and beyond to work with former CES students wherever possible. After losing their building and some funding in the 2010 earthquake, however, they have had to curtail some of this work to focus on rebuilding their core programs: the school and diagnostic clinic in Port-au-Prince. That said, when we visited, it was obvious that people from around the country relied on their services: we met visiting mothers from as far away as Jérémie, an eight-hour bus ride from PAP. CES also works with a troupe of clowns, Les Reskapés (featured in the film), trained by Clowns without Borders, to promote self-esteem and confidence in social situations among their students.

LJ: El objetivo a largo plazo del CES es la inclusión de los niños con discapacidades de desarrollo en el sistema escolar principal. Para este fin, han formado a los profesores y al personal en varias escuelas en otras partes de la ciudad y otros lugares para que trabajen con exalumnos del CES donde sea posible. Después de perder su edificio y alguna financiación en el terremoto de 2010, sin embargo, tuvieron que disminuir parte de este trabajo para centrarse en reconstruir sus programas básicos: la escuela y clínica de diagnóstico en Puerto Príncipe. Dicho esto, cuando realizamos la visita, era obvio que mucha gente de todo el país dependía de sus servicios: conocimos a madres de visita desde tan lejos como Jérémie, a ocho horas en autobús de Puerto Príncipe. El CES también trabaja con una compañía de payasos, Les Reskapés (Los Sobrevivientes) (que figuran en la película), formada por Clowns without Borders (Payasos sin Fronteras), para promover la autoestima y la confianza en situaciones sociales entre sus estudiantes.

GV: ¿Cómo define el CES una “discapacidad intelectual” y por qué proceso tienen que pasar las familias para matricular a los niños? ¿Tienen que pagar algo o este servicio es gratuito?

RMG: We don’t know the exact criteria CES considers in determining whether children have a developmental disability. The way it was explained to us is that spots in the CES school are reserved for children with the most acute needs. Families begin by visiting the clinic attached to the school, where a doctor, physical therapist, and speech pathologist conduct intake visits. Many families whose children are not enrolled in the school still visit the clinic regularly for diagnostics and physical therapy. The school is free; there are nominal fees for some of the medical services to offset the costs of hiring an outside doctor.

RMG: No sabemos los criterios exactos que el CES considera a la hora de determinar si los niños tienen una discapacidad de desarrollo. La manera en que nos lo explicaron es que las plazas en la escuela del CES están reservadas para los niños con necesidades más agudas. Las familias comienzan visitando la clínica adjunta a la escuela, donde un doctor, un terapeuta físico, y un patólogo del habla gestionan las visitas que llegan. Muchas familias cuyos niños no están matriculados en la escuela siguen visitando la clínica regularmente para realizar diagnósticos y terapia física. La escuela es gratuita; hay tarifas nominales por algunos de los servicios médicos para compensar el coste de contratar a un doctor de fuera.

GV: Explícanos cómo estas discapacidades pueden reforzar el ciclo de pobreza al que se enfrentan estas familias.

RMG: Only 1 in 50 Haitian children with disabilities attend [sic] school. This is a tremendous setback both for the children who stay home, and for parents who might otherwise be out working. Being excluded from school both reinforces the common perception that children with disabilities are a burden, and deprives them of the opportunity to develop useful skills that could help them earn a livelihood. Several former students at CES now work in maintenance/cleaning there, and told us of the difficulty of finding jobs elsewhere.

RMG: Sólo uno de cada 50 niños haitianos con discapacidades va a la escuela. Ese es un enorme revés tanto para los niños que se quedan en casa, como para los padres que de otra manera podrían trabajar fuera. Ser excluido de la escuela refuerza la percepción común de que los niños con discapacidades son una carga, y les priva de la oportunidad de desarrollar habilidades útiles que les podrían ayudar a ganar un sustento. Varios exalumnos del CES ahora trabajan allí en mantenimiento y limpieza, y nos han hablado de las dificultades para encontrar trabajo en otro lugar.

GV: ¿Conoce la gente el CES? ¿Hay un nivel de conciencia sobre este tipo de condiciones en Haití? También parece ser que las mujeres y los niños son los más vulnerables — ¿se está haciendo algo a nivel nacional para cambiar esto?

LJ: It was clear during our visits that CES has a reputation well beyond the surrounding neighbourhood. One mother described moving to a different neighbourhood in Port-au-Prince specifically to be closer to the school. Even so, getting children with developmental disabilities through the door at CES is the hardest step. For many parents, it seems that having a specific diagnosis, together with exercises or dos and do-nots, goes a long way towards combatting the stigma they may feel. On the national front, we’ve been told of government programmes to support people with disabilities (physical and developmental) in the workplace. But like so much of what the Haitian government undertakes, the needs are great and the resources –and capacity–limited.

LJ: Estuvo claro durante nuestras visitas que el CES tiene una reputación más allá del vecindario circundante. Una madre describió que se había mudado a un vecindario diferente en Puerto Príncipe específicamente para estar más cerca del colegio. Aún así, conseguir que los niños con discapacidades de desarrollo atraviesen la puerta del CES es el paso más difícil. Para muchos padres, parece ser que tener un diagnóstico específico, junto con ejercicios y lo que se debe y no se debe hacer, es un largo camino que recorrer hacia combatir el estigma que puedan sentir. En el frente nacional, nos han hablado de programas del gobierno para apoyar a la gente con discapacidades (físicas y de desarrollo) en el lugar de trabajo. Pero como muchas de las cosas que emprende el gobierno haitiano, las necesidades son grandes y la capacidad limitada.

GV: El CES es una chispa de inteligencia en medio de un poco prometedor paisaje económico. ¿Cuáles son algunos de sus mayores retos o limitaciones?

RMG: Sustainable funding seems to be their most urgent concern. It has been a struggle for the organisation to pay staff salaries consistently, or keep up any of their former outreach programmes and partnerships outside Port-au-Prince. Social attitudes towards developmental disabilities, as it is here in the US, take a long time to shift. Clearly this poses a challenge for the work CES does, but bringing about that change is also a core part of their mission.

RMG: La financiación sostenible parece ser su asunto más urgente. A la organización le costó mucho pagar los salarios al personal constantemente, o mantener cualquiera de sus antiguos programas de divulgación y asociaciones fuera de Puerto Príncipe. Las actitudes sociales hacia las discapacidades de desarrollo, como es aquí en EE. UU., llevan mucho tiempo para ser cambiadas. Claramente esto plantea un desafío para el trabajo que el CES realiza, pero provocar ese cambio también es una parte central de su misión.

Some of the men at CES. Photo courtesy the filmmaker; used with permission.

Algunos de los hombres en el CES. Foto por cortesía de la cineasta. Usada con autorización.

GV: ¿Qué ha sido lo más impresionante o conmovedor que presenciaron mientras realizaban esta película? ¿Qué esperan que consiga la película por el CES?

LJ: Seeing the theatre troupe/clowns (Les Reskapés) work with CES students was mesmerising. We were deeply touched by the students’ transformation during the roleplaying and theatre exercises they did together. Almost immediately, they became brash and outgoing, excited and funny. It was inspiring to see the close bonds between the Reskapés and the students. We want to bring attention to the great work CES does on a daily basis, and help them raise money to support it.

LJ: Ver a la compañía teatral/payasos (Les Reskapés) trabajar con los estudiantes del CES fue hipnotizante. Nos conmovió profundamente la transformación de los estudiantes durante los ejercicios de teatro y de interpretación de roles que hicieron juntos. Casi inmediatamente, se volvieron descarados y extrovertidos, emocionados y graciosos. Fue inspirador ver los estrechos vínculos entre los Reskapés y los estudiantes. Queremos llamar la atención acerca del gran trabajo que realiza el CES diariamente, y ayudarles a recaudar dinero para mantenerlo.

Si está interesado en saber más o en apoyar al CES, puede contactar con la directora del CES, Maryse Jean-Jacques, en marysejj88@yahoo.fr o a la cineasta, Lena Jackson, en lenaisabeljackson@gmail.com. También puede visitar la página web del CES.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.