¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El patrimonio histórico de Yemen, una víctima de la guerra

 Una cautivante vista de la antigua Saná del fotógrafo Ameen Alghabri

Una cautivante vista de la antigua Saná del fotógrafo Ameen Alghabri.

Yemen, uno de los centros más antiguos de la civilización en el mundo árabe, y también, el país árabe más pobre, ha sido bombardeado por ataques aéreos encabezados por su rico vecino Arabia Saudita durante más de tres meses. La operación comenzó luego de que el grupo rebelde Hutí tomara la capital Saná, provocando que el presidente Abdu Rabu Mansour Hadi huyera hacia la ciudad portuaria de Adén y poco después, buscara refugio en Riad, la capital saudita.

Alrededor de 2.500 personas fueron asesinadas y 11.000 resultaron heridas desde que comenzó la guerra el 25 de marzo. Un millón de personas fueron internamente desplazadas en Yemen y 21 millones – el 80 por ciento de la población- necesitan asistencia humanitaria, de acuerdo con el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH). Sin embargo, los heridos no fueron las únicas víctimas de esta guerra; el antiguo patrimonio de Yemen también lo fue.

El 9 de mayo, los aviones sauditas fijaron como objetivo la Mezquita Imam al-Hadi en la ciudad de Sa'dah, una fortaleza hutí. La mezquita es la tercera más antigua en Yemen y fue construida 1.200 años atrás.

Los ataques sauditas apuntan a la histórica mezquita Imam Al-Hiadi en Sa'dah. Video de Houthi TV Almasirah.

Fotografía de la mezquita Al-Hadi en la provincia de Sa'dah siendo hoy golpeada por los ataques aéreos sauditas; cuatro muertos y otros diez heridos.

Jamila Hanan, una activista humanitaria, compartió fotografías de la antigua y hermosa mezquita en su tuit:

Leyendo acerca de la hermosa mezquita Al-Hadi en Sa'dah, Yemen, construida en el siglo IX. Luchando para comprender que fue bombardeada.

El 11 de mayo, la antigua ciudad de Saná, la capital de Yemen y una de las ciudades habitadas más antiguas en el mundo, fue fuertemente bombardeada de la noche a la mañana, causando daños severos a muchos de sus edificios históricos. Otras áreas que fueron dañadas por los ataques aéreos fueron, la antigua ciudad de Sa'dah y el sitio arqueológico de la amurallada ciudad preislámica de Baraqish, provocando que la Directora General de la UNESCO haga pública una declaración llamando a todas las partes a proteger el patrimonio cultural de Yemen. La señora Irina Bokova dijo:

I am particularly distressed by the news concerning air strikes on heavily populated areas such as the cities of Sana’a and Saa’dah. In addition to causing terrible human suffering, these attacks are destroying Yemen’s unique cultural heritage, which is the repository of people’s identity, history and memory and an exceptional testimony to the achievements of the Islamic Civilization…I call on all parties to refrain from any military use or targeting of cultural heritage sites and monuments, in respect of their obligations under international treaties

Me encuentro particularmente afligida por las noticias acerca de los ataques aéreos en áreas tan densamente pobladas como lo son las ciudades de Saná y Sa’dah. Además de causar un terrible sufrimiento humano, estos ataques están destruyendo el patrimonio cultural único de Yemen, que es depositaria de la identidad, la historia y la memoria de la gente, y un excepcional testimonio de los logros de la civilización islámica… Llamo a todas las partes a abstenerse de cualquier uso militar o de fijar como blancos a sitios o monumentos de patrimonio cultural, en respeto a sus obligaciones bajo tratados internacionales.

El 24 de mayo, dos ataques aéreos sauditas apuntaron a la antigua ciudadela Al-Shareef en la ciudad de Bajel en Hodeida.

La herencia de Yemen se encuentra bajo el ataque saudita. Fotografía del castillo de Al-Shareef. Yemen golpeado tres veces por los sauditas.

El 4 de junio, el Dar-al-Hajar (Palacio de piedra) situado sobre una roca en Wadi Dhar, norte de Saná, construido por Imam Mansur en 1786 DC fue, aparentemente, alcanzado por los ataques aéreos sauditas.

Dar al-Ahajer fue golpeado hoy por aviones KSA. El patrimonio y la historia del país también se encuentran bajo el fuego saudita.

El 25 de mayo, el Museo Regional de Dhamar, que alberga miles de artefactos de la civilización Himyarita, fue completamente destruido por los ataques aéreos sauditas.

El museo de Dhamar, que alberga más de 10 mil artefactos de la civilización Himyarita y el sitio cercano de Zafar, destruido por misiles KSA.

El museo de Dhamar antes y después del reciente los ataques aéreos dirigidos por la coalición saudita.

El 1 de junio, la antigua Mareb Dam, descrita como “una de las maravillas más espléndidas de la ingeniería del mundo antiguo” y uno de los sitios antiguos más importantes en Yemen, que se remonta a la antigua Reina de Saba, fue dañado por los ataques aéreos sauditas, que asestaron a la presa del norte mejor preservada. La presa original fue erigida en el siglo VIII AC, en la ciudad de Marib, que fue una vez la capital del Reino de Saba.

‘La maravilla de la ingeniería’ de la ciudad de la Reina de Saba dañada en un ataque aéreo.

El periódico Yemen Post compartió una fotografía del antes y el después de la Gran Presa:

ANTES Y DESPUÉS… Fotografía del sitio turístico e histórico de Yemen “Mareb Dam” que fue objeto de un ataque aéreo saudita.

El 5 de junio, el hermoso Castillo Al-Qahera (Cairo)  con vista a la ciudad de Taiz fue destruido por los ataques aéreos sauditas. Las fuerzas armadas del Hutí y del derrocado presidente Ali Abdulla Saleh estaban, aparentemente, utilizándolo como puesto militar para bombardear a sus oponentes en la ciudad.

Yemen Post News tuiteó fotografías del castillo mientras estaba siendo asestado y fotografías del antes y el después mostrando el daño.

El Castillo de AlQahera destruido: Uno de los máximos sitios históricos y patrimonio de la UNESCO fue sacudido por ataques aéreos sauditas.

El antes y el después del ataque: El histórico castillo AlQahera en Taiz ya no es tal gracias a dos misiles sauditas.

La destrucción de estos patrimonios por los ataques aéreos sauditas en todo Yemen, pasaron desapercibidos hasta la mañana del 12 de junio, cuando un misil saudita golpeó el vecindario de Qassimi en la antigua Saná, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y aplastó 9.000 casas de barro, algunas de las cuales fueron construidas antes del siglo XI. El mundo estaba indignado con las noticias de la destrucción de este patrimonio de 3000 años en manos de ataques aéreos sauditas, pero más que nada los yemenitas estaban devastados.

Un video subido por la UNESCO nos otorga un vistazo de la antigua Saná:

El fotógrafo Alex Potter comentó:

Polvo eres y en polvo te convertirás.

Un informe nocturno de la CNN acerca de la destrucción de la antigua ciudad de Saná.

La Directora General de la UNESCO condenó y lamentó una vez más el ataque a la antigua Saná. En un comunicado dijo:

I reiterate my call to all parties to respect and protect cultural heritage in Yemen. This heritage bears the soul of the Yemeni people, it is a symbol of a millennial history of knowledge and it belongs to all humankind.

Reitero mi llamado a todas las partes para respetar y proteger al patrimonio cultural de Yemen. Este patrimonio carga con el alma de la gente yemenita, es un símbolo de la historia milenaria del conocimiento y pertenece a toda la humanidad.

Ahmed Al-Sayaghi compartió fotografías del vecindario de Qassemi en la antigua Saná antes y después del ataque del misil, mostrando las casas destruidas.

La antigua Saná antes y después de los ataques aéreos.

Abubakr Al-Samahi expresó elocuentemente el sentimiento de muchos yemenitas en esta pieza en al-Araby al-Jadeed:

We have become accustomed to seeing the destruction of Yemen.
Yet, when the places destroyed are buildings you remember, streets you walked down and sights you loved, the pill is harder to swallow…Of course, the lives of the thousands killed in Yemen's war are more important. But I, and many other Yemenis, feel a deep sense of pain when we see the destruction of our heritage, places that we want to share with the world.

It took our ancestors hundreds, if not thousands of years to build our cities in the sands and our palaces in the mountains. All it takes is a moment for them to be destroyed.

Nos hemos acostumbrado a ver la destrucción en Yemen. Sin embargo, cuando los lugares destruidos son edificios que recuerdas, calles por las que has caminado y lugares que has amado, es un trago más amargo de asimilar… Por supuesto, las vidas de miles que han sido asesinados en la guerra de Yemen son mucho más importantes. Pero yo, y muchos otros yemenitas, sentimos un profundo sentimiento de dolor cuando vemos la destrucción de nuestro patrimonio, lugares que queremos compartir con el mundo.

Les tomó a nuestros ancestros cientos, sino miles de años construir nuestras ciudades sobre la arena y nuestros palacios en las montañas. Solo toma un momento para que sean destruidos.

Ali Almurtada estableció una comparación para explicar el sentimiento de dolor yemenita.

Si encuentras difícil de comprender lo que la antigua Saná representa para los yemenitas, imagina a las pirámides de Egipto siendo destruidas.

Yemen quizás sea un país económicamente pobre, pero es muy rico culturalmente con su patrimonio y su historia siendo fuente de orgullo para cada yemenita y es una pérdida muy dolorosa presenciar su destrucción. Irónicamente la operación saudita “Restaurando Esperanza” se ha convertido en la operación “Destruyendo la historia”. Hoy en día los yemenitas lloran por los humanos y las piedras, vida e historia, que están siendo destruidos en la guerra por todas las partes, por el derrocado presidente Saleh, por las fuerzas hutíes y especialmente por la coalición dirigida por los sauditas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.