¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La exitosa serie televisiva “Fauda” pone de manifiesto el caos de la división entre Israel y Palestina

A scene from the hit Israeli TV show "Fouda." Credit: Courtesy of Yes

Una escena de la exitosa serie israelí “Fouda”. Créditos: cortesía de Yes.

Este artículo y reportaje radiofónico de Dalia Mortada para The World se publicó originalmente en PRI.org, el 8 de julio de 2015, y se republica gracias a un acuerdo para compartir contenidos.

Los créditos de apertura de “Fauda” son emocionantes por sí solos: música alta y energética con un giro a Medio Oriente, escenas de hombres con grandes pistolas, mujeres hermosas, sexo y muerte. No hay nadie que no se quede enganchado.

Listen to this story on PRI.org »

El thriller de acción israelí es fuente de mucho entusiasmo en Israel — y en Palestina. “Fauda”, que significa “caos” en árabe, narra las andanzas de una unidad del ejército israelí infiltrada en la sociedad palestina con el fin de capturar a un miembro clave de Hamás. Parece la típica serie de acción, pero para esta región, la serie es revolucionaria: es principalmente en árabe con subtítulos en hebreo, y muestra el conflicto palestino-israelí de una forma que hace que los espectadores de todos los lados quieran seguir viéndola.

Pero nadie podría haber predecido la popularidad que llegaría a alcanzar la serie — ni siquiera uno de sus creadores: Avi Issacharoff. “Cada medio de comunicación, cada taxista, cada familia, se sentaban y discutían los viernes por la noche sobre Fauda, Fauda, Fauda”, dice Issacharoff, con mirada perpleja. “¡No lo entiendo! Quiero decir, la gente no quería oír hablar sobre palestinos, no querían oír hablar sobre el conflicto, era el tema menos atractivo del mundo para los israelíes”.

Issacharoff debería saberlo. Cubrió el conflicto como periodista durante 15 años e informó sobre innumerables operaciones militares, algunas como las que se representan en la serie. Habla árabe con fluidez y tiene fuertes conexiones en Gaza y Cisjordania, donde se centra la serie “Fauda”. Esperaba que la serie fuera objeto de críticas de la izquierda, por ser demasiado racista, y de la derecha, por ser demasiado blanda sobre los palestinos. Sin embargo, la serie ha recibido una aclamación sin precedentes por parte de la crítica: es uno de los programas televisivos con mayor audiencia de todos los tiempos en Israel. Para él, dice, hacer la serie es un sueño hecho realidad.

“Quiero contar la historia de estas personas, especialmente de los israelíes, para palestinos e israelíes; y la historia de los palestinos para israelíes y palestinos”, explica Issacharoff. “Quiero mostrarle a la audiencia israelí que mientras ellos están divirtiéndose en Tel Aviv y otras ciudades, hay gente que está pagando el precio día tras día”.

Ese precio es algo de lo que Mohammad Abumazen es ciertamente consciente. El joven palestino de 26 años vive en Ramallah, Cisjordania. Para él, el conflicto, la tensión y la violencia están por todo su alrededor.

Nunca había visto “Fauda”, pero cuando le hablé sobre la serie, supo exactamente de lo que iba y le picó la curiosidad. Decidimos verla juntos.

Inquieto e impaciente, Mohammad se movía desde borde del sofá, se recostaba, y se volvía a reclinar de nuevo hacia el borde para acercarse a la pantalla del ordenador. Nos vimos cuatro episodios de un tirón.

Después, le pregunté: ¿qué opinas de una serie israelí como esta?

“Espera, ¿es israelí? ¿No es palestina?” Exclamó atónito.

Dice que nunca ha visto nada igual en una televisión israelí, “porque se centraban en mostrar al mundo que nosotros somos terroristas, como que llevamos las pistolas [y] las armas”, explica.

“Fauda”, dice Mohammad, hace que te preocupes por los palestinos: ves gente inocente siendo asesinada, como un joven novio al que disparan en su noche de bodas en un intento fallido de capturar a su hermano — un sospechoso terrorista. La escena era intensa y extremecedora cuando la novia recién viuda gritaba horrorizada. Después, la joven se dirigió a un bar israelí para hacerlo volar por los aires. Esas escenas, dice, se asemejan bastante a la realidad.

Para Mohammad es incluso más interesante el hecho de que él está acostumbrado a ver a los israelíes presentados en televisión como héroes incondicionales — pero eso no ocurre en “Fauda”. “Como una mujer que engaña a su marido”, recuerda – una representación que sorprendió a Mohammad, dado que era la mujer del personaje principal la que estaba siendo infiel. “[También vi a] un soldado que estaba combatiendo no por Israel, si no porque era su tarea o algo así. Es como un trabajo para ellos”.

“Realmente no es como esperaba. De verdad, ha cambiado muchas cosas en mi cabeza sobre los israelíes y el modo en que piensan”, añade.

Viendo lo inesperado — parece que los telespectadores israelíes están enganchados a “Fauda” por razones similares. Puedes simpatizar prácticamente con todo el mundo. Avi, un hombre de negocios israelí que vive en Jaffa, se enganchó desde el primer episodio. “La primera vez que vi que no era unidimensional, que no se limitaba a dar la razón a los israelíes o a los palestinos; veías el conflicto desde ambos lados y veías que detrás de ambas partes hay personas”, dice entusiasmado. “Verlo fue importante y agradable para mí. Es equilibrado”.

Vanessa, que trabaja con una ONG que promueve la paz a través de la educación, se sentaba con sus hijos cada domingo ansiosa por ver los últimos avances. Para ellos, la serie era reveladora. “Nunca entendí la intensidad y el peligro de todo eso… y lo parecidos que somos”, dice.

Issacharoff dice que él no es ingenuo: no cree que una serie de televisión pueda ser la llave para la paz ni nada parecido en la región. Pero al menos, israelíes y palestinos pueden darse cuenta de que la gente que han etiquetado durante tanto tiempo como “el enemigo”, no son tan diferentes después de todo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.