¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En un amplio esfuerzo por espiar a la sociedad civil, Macedonia viola sus propias leyes de privacidad

Skopje, Macedonia. 17th May 2015 -- Tens of thousands of protesters take to the streets of Macedonia's capital on Sunday, waving Macedonian and Albanian flags and calling for the government to resign. Photo by Aitor Sáez. Copyright Demotix

Skopie, Macedonia. 17 de mayo de 2015: decenas de miles de manifestantes toman las calles de la capital macedonia ese domingo, enarbolando las banderas de Macedonia y Albania y pidiendo la renuncia del gobierno. Foto de Aitor Sáez. Copyright Demotix.

Bardhyl Jashari, destacado defensor de las libertades civiles de Macedonia y editor del sitio de Global Voices en albanés, recibió el mes pasado un sobre sin identificar de la Unión Socialdemócrata de Macedonia. En su interior, Bardhyl encontró un CD que contenía grabaciones de audio de conversaciones telefónicas que había tenido entre 2009 y 2013. Aunque alarmado al principio, no se sorprendió de lo que encontró: horas y horas de charla con sus compañeros de trabajo de la Fundación Metamorfosis y otros actores, funcionarios de gobierno e, incluso, miembros de su familia.

Durante los últimos seis meses, La Unión Socialdemócrata, el principal partido político de oposición de Macedonia, ha divulgado pruebas sólidas de un amplio programa de interceptación del gobierno que afecta a periodistas, trabajadores de ONG y activistas políticos de la sureña nación europea al menos desde 2009. El partido opositor, conocido como SDSM, asegura haber obtenido estas grabaciones de los informantes dentro del Ministerio del Interior. Pero ahora las utilizan para exponer las irregularidades del partido de gobierno y, más probablemente, para atraer más partidarios a sus propias filas.

Otros como Bardhyl han hecho descubrimientos similares. Violeta Gligoroska, quien trabaja para el Instituto Open Society, recibió las grabaciones de numerosas conversaciones que había tenido con periodistas que solicitaban el apoyo de la fundación.

Xhabir Deralla, quien trabaja con una ONG regional conocida como Civil, informó al sitio local de noticias Meta.mk que se sintió “furioso y decepcionado” por las grabaciones, pero que esto también ha confirmado su creencia sobre el impacto que tenía su trabajo en la vida pública.

…When such a Government wiretaps you, it means that you are on the right track. And I want to thank them for listening. All the time while we thought they didn’t care about our advice and our work, they listened and recorded us. In coordination with my colleagues, we will use all legal measures.

Cuando un gobierno como éste te intercepta, significa que estás en el camino correcto. Y quiero darles las gracias por escucharme. Todo el tiempo, mientras pensábamos que no les importaban nuestras sugerencias y nuestro trabajo, ellos nos escuchaban y grababan. En coordinación con mis compañeros, haremos uso de todas las medidas jurídicas.

El programa de vigilancia también ha causado molestia dentro del público en general. Decenas de miles de personas de Skopie, ciudad capital de Macedonia, han tomado las calles en múltiples ocasiones durante los últimos siete meses para protestar contra las nuevas medidas impositivas, las reformas educativas, y más recientemente, el programa de interceptación.

Aunque la ética de la iniciativa de SDSM puede parecer cuestionable, el partido opositor ha hecho bien en ilustrar el flagrante desprecio del gobierno por sus propias leyes. Esto no es nuevo para nadie en Macedonia, pero las pruebas fueron bien recibidas por los defensores de los derechos que han trabajado durante años para mejorar la transparencia e incrementar la rendición pública de cuentas en materia de gastos y políticas del gobierno.

El gobierno ha ignorado las garantías constitucionales

La constitución de Macedonia garantiza de manera explícita el derecho a la privacidad. Sin embargo, las enmiendas a la Ley de Comunicaciones Electrónicas adoptadas por el Parlamento en junio de 2010 estipulaban que las operadoras de telecomunicaciones debían proveer a la policía acceso directo y sin restricciones a toda la información de tráfico. Las ONG como la Fundación Open Society Macedonia, Metamorfosis y Transparencia de Macedonia han impugnado esto frente a la Corte Constitucional, argumentando que el gobierno violaba la privacidad de las comunicaciones personales… y ganaron. La corte resolvió anular las enmiendas en diciembre de 2010.

Bardhyl Jashari. Global Voices profile photo.

Bardhyl Jashari. Foto de perfil de Global Voices.

Bajo la ley de Macedonia, el gobierno debe aplicar y cumplir la decisión de la Corte Constitucional.  De hecho, es ilegal no hacerlo. Pero esto no impidió que el gobierno volviera a colar esas mismas disposiciones dentro de la ley dos años después.

Bajo las reformas más recientes, las autoridades han requerido a las operadoras de telecomunicaciones que construyan “puertas traseras” dentro de sus tecnologías de manera que el Servicio de Seguridad y Contrainteligencia, conocido como UBK, pueda escuchar las conversaciones de casi cualquier persona que elija. A pesar de que la Constitución exige que el UBK obtenga una orden judicial antes de hacerlo, la nueva política y práctica desestima por completo este requisito.

Parece ser que las operadoras de telecomunicaciones han venido cumpliendo con este esquema de vigilancia ilegal todo el tiempo. La mayor parte de sus operaciones de interceptación han tenido lugar en las redes de Macedonian Telekom, la principal empresa de telecomunicaciones del país que antes era propiedad del gobierno. La telefónica alemana Deutsche Telekom (que también opera en los EE. UU. como T-Mobile) es dueña de 51 por ciento de la compañía a través de su subsidiaria húngara Magyar Telecom. Las empresas han anunciado planes para conducir investigaciones internas al respecto.

El régimen de espionaje dispara el escrutinio de la UE

Estas revelaciones coinciden con el esfuerzo continuo de Macedonia por entrar a la Unión Europea. Con el descontento público y la corrupción política aparentemente en niveles récord, la Comisión Europea ha desplegado un comité de revisión para visitar y entrevistar a funcionarios del gobierno y organizaciones independientes involucradas en la política y la vida civil de Macedonia. En junio, el comité informó sus hallazgos [pdf], donde indica que UBK “puede interceptar comunicaciones de forma directa, autónoma y sin restricciones, independientemente de si se ha emitido o no una orden judicial, según la Ley de Interceptación de Comunicaciones”.

El comité urgió a que “se aborde y supere con urgencia la considerable brecha entre la legislación y la práctica”, y concluyó que el gobierno debe implementar reformas fundamentales a los procesos legales y técnicos por los cuales se aplica la vigilancia sobre las comunicaciones en el país:

The UBK should have no direct access to the technical equipment allowing mirroring of the communication signal. The proprietary switches should be moved to the premises of the telecommunication providers. The providers should activate and divert signals to the competent law enforcement agencies (Police, Customs Administration and Financial Police) or the security agencies (the Security and Counterintelligence Service (UBK), the Intelligence Agency, and the Ministry of Defence's military security and intelligence service) only upon receipt of the relevant court order, and only for the purposes of lawful interceptions. Under no circumstances should the UBK have the practical capability to capture communications directly.

El UBK no debería tener acceso directo a los equipos técnicos que permitan reflejar las señales de comunicación. Los interruptores privados deberían moverse dentro de las instalaciones de los proveedores de telecomunicaciones. Los proveedores deben activar y desviar señales a las fuerzas del orden competentes (policía, administración de Aduana y policía financiera) o a las agencias de seguridad (el Servicio de Seguridad y Contrainteligencia, o UBK, la Agencia de Inteligencia y el servicio de seguridad militar e inteligencia del Ministerio de Defensa) sólo al recibir la debida orden judicial, y únicamente con el propósito de interceptaciones lícitas. Bajo ninguna circunstancia debería tener el UBK la capacidad práctica de capturar directamente las comunicaciones.

El informe además señaló que:

Bodies which in a properly functioning democracy would be among the more important oversight and control bodies, such as the State Election Commission, the Directorate for Personal Data Protection and the Parliamentary oversight committees, appear unwilling to carry out their mandate. By contrast, the Ombudsman's genuine efforts are hampered by other institutions.

Los organismos que, en una democracia que funciona correctamente, se encontrarían entre los organismos de supervisión y control más importantes, como la Comisión Electoral Estatal, la Dirección de Protección de Datos Personales y los comités de supervisión parlamentarios, no parecen estar dispuestos a cumplir su misión. En oposición, los esfuerzos genuinos del Defensor del Pueblo son obstaculizados por otras instituciones.

Desde entonces, el Consejo de la UE ha hecho un llamado al gobierno macedonio para que ponga en práctica todas las recomendaciones de la Comisión, entre las cuales están las concernientes a los derechos fundamentales y reforma de medios.

Vale la pena señalar que, en el presente, parece que sólo las personas que han sufrido persecución como consecuencia de las grabaciones son aquellas que han sido sancionadas por haber hecho, obtenido, divulgado o publicado las interceptaciones. A pesar del hecho de que las cintas revelan muchas instancias de corrupción política en niveles mucho más profundos, sólo las interceptaciones mismas parecen ser de interés para el actual régimen.

Junto con otras ONG que fueron objetivo del programa de interceptación, Metamorphosis trabaja en la investigación y desafía una vez más las acciones del gobierno con fundamentos constitucionales. Dentro del actual clima político de Macedonia, esto será un empinado camino cuesta arriba.

Siga nuestra cobertura a fondo: Macedonia exige ‘un nuevo comienzo’

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.