¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Está Bahréin preparado para un ataque terrorista del ISIS?

A protestor carrying a I love Bahrain placard during a rally in Bahrain in 2013. Photograph by Moh'd Saeed. Copyright: Demotix

Manifestante con un cartel que dice ‘Me encanta Bahréin’ durante una manifestación en Bahréin en 2013.  Fotografía de Moh'd Saeed. Copyright: Demotix.

ACTUALIZACIÓN: Desde la publicación de esta historia, Baréin ha anunciado que está tomando medidas para distribuir «los recursos de seguridad para proteger lugares de culto, lo cual es obligación del Ministerio del Interior, encargado de proteger a los ciudadanos y a los residentes». Para una mayor información, ver aquí nuestra cobertura en Global Voices Checkdesk.

Tras los atentados del ISIS contra los chiitas en Arabia Saudita y en Kuwait que han dejado decenas de muertos y centenares de heridos, no resulta sorprendente que Bahréin se encuentre entre los objetivos del grupo terrorista. Algunas predicciones que aventuran que las mezquitas de Bahréin podrían ser las siguientes en la lista del ISIS no paran de circular por los medios sociales.

La escisión de Al Qaeda que controla en estos momentos amplios territorios en Irak y en Siria ha reivindicado la autoría de los dos atentados en mezquitas chiitas, tanto en el este de Arabia Saudita el pasado mes, como el último atentado en la ciudad de Kuwait el pasado viernes 26 de junio contra la mezquita Imán Sadiq, la mezquita chiita más grande de la ciudad.

En Twitter, el miembro del ISIS Waddah Alazdi amenazó directamente a Bahréin instándole a prepararse para un ataque el viernes siguiente:

Si Dios quiere, el del próximo viernes (atentado) será en Bahréin. Dicen que es una buena mezcla.

Toby Matthiesen, investigador en la Universidad de Cambridge y autor de Sectarian Gulf, expresó su preocupación:

Temo que las bombas en Kuwait impliquen que el ISIS se ponga como objetivo a todos los chiitas de la Península Arábiga. ¿Son Bahréin, Dubai u Omán los siguientes?

Una publicación en Facebook y Twitter de Muharraq News, el líder bareiní del ISIS, Turki Al-Binali, cuya ciudadanía fue una de las 72 ciudadanías retiradas recientemente por el gobierno de Bahréin, anunció que el próximo atentado tendría lugar en Bahréin el viernes 3 de julio de 2015:

Urgente: Turki Mubarak Al-Binali anuncia que la próxima operación tras la destrucción de una mezquita en Kuwait será en Bahréin el viernes 7/03/2015.

No estaba claro si el anuncio era oficial, pero también se publicó en webs árabes de noticias de menor relevancia.

Esta no es la primera amenaza vana de atentar en Bahréin que realiza el ISIS, por lo que algunos se muestran escépticos. Ello no implica que Bahréin no tome las medidas necesarias de prevención y de seguridad para asegurar la protección de mezquitas y gente frente a cualquier probabilidad de atentado.

El 22 de mayo un terrorista suicida dejó 23 víctimas mortales y 102 heridos tras inmolarse en la Mezquita Imán Ali en Qatif, en la provincia oriental de Arabia Saudita. El viernes siguiente, el 31 de mayo, tres personas murieron en un atentado suicida reivindicado por la rama saudita del ISIS Walayat Najd y 10 personas acabaron heridas cuando un terrorista suicida se inmoló en el exterior de una mezquita chiíta cerca de Dammam.

Y en noviembre del pasado año nueve personas murieron en Al-Ahsa, también en la región oriental, después que un hombre armado atentara contra el centro de la comunidad chiita en el que tenía lugar una ceremonia religiosa.

Muchos creen que los dos atentados suicidas contra mezquitas chiitas en Arabia Saudita, precedidos por los atentados en Al-Ahsa y en Kuwait, podrían haberse evitado si las autoridades hubiesen tomado las medidas pertinentes para ello.

Bahréin es, desde el punto de vista político, el foco perfecto para un atentado terrorista. El país ya está dividido por tensiones sectarias tras el alzamiento popular en 2011, cuando la gente pidió más reformas políticas. El gobierno describió el conflicto como un esfuerzo chiita con el objetivo de restar poder a la comunidad sunita, un argumento repetido a menudo en medios internacionales. Bahréin también difiere de Arabia Saudita y de Kuwait en que los chiitas están más cerca de convertirse en mayoría en la pequeña isla del Golfo y en que son un objetivo más fácil, ya que el gobierno se ha visto envuelto en disturbios populares contra manifestantes chiitas casi a diario desde que empezaron las protestas hace cuatro años.

No obstante, es responsabilidad del gobierno, en primer lugar y de la gente, en segundo, dar seguridad a todos los ciudadanos por igual y no basarse en las creencias políticas o religiosas. No asegurar las vidas de todos los bareinís, independientemente de su religión, es una declaración sectaria en sí misma.

La cuestión es cómo puede un país como Bahréin, en el que los enfoques sistemáticos basados en sectas están profundamente infestados, librar una batalla importante contra el ISIS. ¿Cómo se espera que la gente se mantenga unida cuando los medios estatales infunden el odio y las tensiones sectarias en el país? ¿Podemos permitirnos culpar al ISIS por su extremismo irracional cuando en Bahréin las figuras religiosas bareinís, los medios de comunicación y las leyes hacen lo mismo?

El periodista bareiní Khalil Bohazza comenzó un diálogo con el Ministro de Asuntos exteriores bareiní, Khalid Alkhalifa, sobre este asunto:

Cual es el mensaje enviado al ISIS cuando la santidad de una determinada secta es violada por las instituciones del estado, sino permitirles atacar a la secta.

Hermano Khalili usted me conoce muy bien, espera que no condene el terrorismo del ISIS. De hecho ellos fueron arrestados, interrogados y sus ciudadanías fueron retiradas.

Bohazza comenta sobre las prácticas sectarias en Bahréin que hacen del país un blanco para tales ataques terroristas:

Cuando personas de una cierta confesión son maldecidos en la televisión estatal y los periódicos apoyados por el Estado son usados para insultar su fe, es una aprobación de parte del Estado para el ISIS y otros para atacarlos.

Mansour Aljamri el Editor jefe del periódico Al-Wasat da énfasis sobre el mensaje de Bohazza en un tuit separado:

El terrorismo será derrotado cuando los amplificadores del odio se cierren. Los terroristas que volaron la mezquita Al-Sadiq en Kuwait derivan sus fortalezas de las fatwas [las que describen a los chiitas como infieles] y la incitación pública.

La lucha contra el sectarismo en Bahréin debiera ser una política y no una preferencia indulgente. En un país donde los activistas de derechos humanos son arrestados por “criticar al gobierno”o “insultar instituciones públicas” ¿no es más peligroso cuando prominentes voces hacen un llamado por acciones violentas contra otros grupos de gente en el país? ¿Porqué los sectaristas no son castigados por cavar mas profundamente la tumba de Bahréin?

El escritor y poeta Ali Al Saeed comparte mis preocupaciones y las de muchos otros pidiendo acción:

Es tiempo para Bahréin de ser genuino sobre la lucha contra el extremismo/terrorismo. Hay predicadores de odio que deben ser detenidos y rendir cuentas.

Pero mantiene sus dudas:

Pero el gobierno mira para otro lado cuando se trata de ciertos grupos o individuos, permitiendo al sectarismo supurar y crecer.

El Ministro del interior pareció haber escuchado mis pensamientos y tuiteó:

Director General de Anti-corrupción y seguridad electrónica: procedimientos judiciales contra cualquiera que haga mal uso de los medios sociales para promover la sedición sectaria.

PT: el público puede informar del mal uso de los casos de los medios sociales llamando al 992

Uno se permite ser escéptico de la seriedad de tales medidas y puede preguntarse si todos los acusados de usar los medios sociales para agravar el problema religioso de Bahréin serán castigados por igual o basado en su religión.

El activista de Derechos humanos Said Yousif es uno de los muy escépticos:

Cuál es el valor de la declaración del régimen sobre la lucha contra el terrorismo cuando el sistema imprime a cuenta de sus propios gastos libros de blasfemia presentando un discurso que crea nuevos reclutas del ISIS

El tuit es una foto de la portada del libro titulado “La luz del Sunna y la oscuridad de la Herejía” y es financiado por el Comando General de la Fuerza de defensa de Bahréin. En Bahréin, nadie ha sido castigado por acusar a los adherentes de la fe chiita de herejía y tratarlos de “Rawafedh,” un término peyorativo usado para describir la Shia en los medios de comunicación con financiamiento estatal y desde el púlpito de las mezquitas.

Esta es la oportunidad perfecta para el gobierno de Bahréin de probar que están preocupados por todos los ciudadanos bareinís y que la seguridad es importante no solo cuando se trata de reprimir a los manifestantes en las calles.

Al Saeed se sigue preguntando si el gobierno hace algo para prevenir posibles ataques:

¿Qué hará mi gobierno para asegurarse que las mezquitas chiíitas están protegidas ahora que el ISIS anuncia nuevo ataque en Bahréin?

Si el ISIS es el enemigo de todos los musulmanes, los bareinís deben unirse y actuar contra este enemigo común. Desde que las mezquitas chiitas constituyen un blanco ¿porqué no abrimos las mezquitas sunitas para todos y oramos juntos?. El Ministro de asuntos extranjeros tuvo la misma idea:

El error histórico es que hay una mezquita para los sunitas y una para los chiitas, una mezquita es una para todos los musulmanes, las diferencias fueron politizadas.

Bohazza lo denomina como es:

No se combate el extremismo con consignas, en lugar del establecimiento de los estados sobre la base del Estado de derecho y plena ciudadanía

El gobierno de Bahréin entiende la división sectaria, dado que juega un rol en su fortalecimiento. ¿Porqué no podemos tener una política de unir las mezquitas y forzar fuera a los extremistas?

Recibí esta foto de una cuenta privada de Instagram que ha sido compartida por los medios sociales:

AlHmHjzn9KR-FSS8C5KFAdEGPukLMp1rreaUH4GEN_ZSEl texto cita al Bahrain News diciendo que el ISIS difícilmente podrá realizar un atentado terrorista en Bahréin. El artículo dice que los puntos de control de seguridad se han multiplicado en el país y que células armadas de control han sido instaladas alrededor de todas las mezquitas para monitorear la situación. Bahrain News menciona igualmente que una célula terrorista asociada al ISIS ha sido arrestada en la aduana y luego de la interrogación era claro que preparaba estudiar blancos e identificarlos. Esto confirma que Bahréin está después de Kuwait en el plan del ISIS.

Aunque la responsabilidad de velar por los ciudadanos recae directamente en el gobierno, está también en las manos de las comunidades mas pequeñas en Bahréin el mostrar unidad y solidaridad tomando sus propias medidas de seguridad para mantener un ojo abierto en sus mezquitas y visitantes. En una escala mayor es su responsabilidad terminar con los mensajes sectarios y dejar de incitar al odio entre sectas solo por que tienen diferentes políticas ideológicas.

ISIS no es Irán, no es Arabia Saudita, no es un país, nuestras preferencias políticas no deben ser el factor a juzgar de si algunas personas merecen ser asesinadas por el ISIS o no.

Kuwait ha mostrado una increíble solidaridad entre sunitas y chiitas después de la explosión. Los kuaitís de ambas religiones oraron unos al lado de los otros la muerte de sus conciudadanos.

El comediante saudita Fahad Albutairi tuiteó este video:

Después del ataque terrorista en Kuwait los kuaitís sunitas y chiítas se reunieron en la mezquita Imam al-Sadiq donde sucedió el crimen.

¿Bahréin se unirá frente a una real amenaza terrorista extranjera o practicaremos una hipocresia flagrante condenando en otro lugar pero justificándolo en nuestro propio terreno?

No sabemos si el anuncio de Al-Binali es una falsa amenaza, pero ¿si no lo fuera? ¿Bahréin está preparado?

Antonio Iborra Rovira colaboró en la traducción de este artículo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.