¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La historia no contada de los medios sociales y las elecciones 2015 en Nigeria

Former Nigerian President Goodluck Jonathan with newly sworn-in President Muhammadu Buhari during his inauguration ceremony on May 29, 2015. Public Domain photo from the US State Department.

El expresidente de Nigeria Goodluck Jonathan con el nuevo presidente Muhammadu Buhari durante la ceremonia en la que éste asume la presidencia el 29 de mayo de 2015. Fotografía de dominio público del Departamento de estado norteamericano.

Un clima de esperanza palpable recorrió el continente luego de la asunción como presidente de Muhammadu Buhari el 29 de mayo de 2015 en Nigeria. Buhari derrotó al presidente saliente, Goodluck Jonathan.

No solo no es lo habitual, sino que la actitud de reconocer la derrota, por parte de Goodluck fue toda una novedad en un continente acostumbrado a líderes a los que les cuesta dejar el cargo. Sin embargo, hubo otro elemento – que aún no ha sido analizado – en esta elección: el rol de los medios sociales.

Esta no ha sido la primera vez en que los medios sociales cumplieron un rol en las elecciones en Nigeria. Las elecciones generales de 2011 demostraron el poder de los medios sociales en la política nigeriana. Goodluck Jonathan fue el primer presidente nigeriano en unirse a Facebook; él escribió un libro, “Mis amigos y yo”; y también declaró su intención de postularse para la presidencia en 2011 en los medios sociales. Esto, según el periodista nigeriano, Tolu Ogunlesi condujo a que Facebook se banalizara en la política nigeriana:

President Jonathan took the shine off the IBB [Ibrahim Babangida] presidential declaration in Abuja by choosing that morning to announce his own bid on Facebook. Ibrahim Babangida launched a YouTube campaign video, and had an aide boast that he had become an avid Facebooker.

El presidente Jonathan le restó brillo al anuncio de IBB [Ibrahim Babangida] de que competirá en las elecciones presidenciales en Abuja cuando eligió anunciar su propia candidatura en Facebook esa mañana. Ibrahim Babangida lanzó un video de campaña en YouTube, y uno de sus asistentes alardeó que él se había convertido en un ferviente usuario de Facebook.

De modo similar, una de las razones a las que se atribuye la popularidad de la renovada imagen de Muhammadu Buhari y su eventual ascenso a la presidencia ha sido su estrategia en los medios sociales. La periodista de CNN Lauren Said-Moorhouse informó:

Social media has globally become one of the most important tools for candidates during election campaigns — and Nigeria's race was no exception. Cynthia Mbamalu, programs manager at Nigerian youth charity YIAGA, said platforms like Twitter and Facebook helped the Buhari campaign to reach population pockets that they could have otherwise missed.

“Social media provided the opportunity to connect with Nigerians, especially young people,” she explains. “For the first time in a long while there were tweets targeted mainly at promoting the person of General Buhari and the party's vision for Nigeria.”

Los medios sociales se han convertido a nivel mundial en una de las herramientas fundamentales para los candidatos durante las campañas electorales — y Nigeria no es la excepción. Cynthia Mbamalu, gerente de programas de la organización benéfica para jóvenes nigerianos YIAGA, sostuvo que plataformas como Twitter y Facebook contribuyeron a que la campaña de Buhari llegara a sectores de la población donde de otro modo no hubiera podido llegar.

“Los medios sociales permiten conectarse con los nigerianos, especialmente con los jóvenes”, explica. “Por primera vez en mucho tiempo hubo tuits dirigidos principalmente a promocionar al General Buhari y la visión del partido para Nigeria”.

Por lo tanto, no fue una sorpresa cuando el presidente Buhari en su discurso inaugural reconoció que “la prensa nigeriana es la más activa de África.” Tampoco pasó desapercibido entre los observadores su agradecimiento tácito para sus partidarios y críticos en los medios sociales: “Mi convocatoria actual a los medios– y esto incluye a los medios sociales – es que ejerzan su considerable poder con responsabilidad y patriotismo”.

Los medios sociales impulsaron la ‘guerra’ política

Twitter en Nigeria es un ámbito dinámico de conversación. Es un reflejo de la sociedad nigeriana, “tan activo que incluso los asuntos más banales generan fuertes debates”. Christian Purefoy, director de noticias y entretenimiento de la cadena BattaBox, señaló en 2012, “Con el auge de los teléfonos móviles (¡y sus cámaras de video!) y la llegada de internet- ahora todos los nigerianos tienen en sus manos herramientas para explorar, compartir y hacer oír su voz”.

Twitter se convirtió en un campo de batalla para los partidarios de los dos principales candidatos presidenciales, Buhari y Jonathan. La “guerra” fue atroz y generó divisiones entre los partidos que se consolidaron en sus respectivas trincheras. Quienes permanecieron indiferentes observaron con atención y más tarde decidieron a quién elegir.

Sin embargo, un concepto diferente de participación política nació en Twitter en Nigeria, llamada “Fencism” (Sentarse en la cerca). Como lo expliqué a principios de este año en un artículo para The Scoop:

Fencism is not neutralism! I have my political bias but I will not be bullied into displaying it on Twitter. Fencism is objectivism, realizing that both candidates have their flaws and not turning a blind eye – as many do – on them. Fencism is having the courage to tweet for and against any of the candidates. Not being held under the fanatical slavery of ‘my candidate better pass your candidate’. Fencism also means that I will vote on that day but will not waste my precious time only tweeting about the elections.

¡Sentarse en la cerca no significa ser neutral! Tengo mi punto de vista político pero no me obligarán a revelarlo en Twitter. Sentarse en la cerca equivale a ser objetivo, a reconocer que ambos candidatos tienen sus defectos y no ignorarlos – como hacen muchos –. Sentarse en la cerca es tener el coraje de tuitear a favor y en contra de cualquiera de los candidatos. No estar sometido a la esclavitud fanática de ‘mi candidato supera al tuyo’. Sentarse en la cerca significa que voy a votar el día de las elecciones pero no voy a desperdiciar mi valioso tiempo solo tuiteando acerca de las elecciones.

Esta postura fue polémica ya que algunos usuarios de Twitter la consideraron hipócrita y que pretendía encubrir un arraigado sesgo político.

Sin embargo, la guerra se tornó real en la blogósfera a medida que se conocían los resultados de las elecciones. Tony Egbulefu reportó:

Late in the evening on Saturday, March 28, Social Media users hit the net with the report that President Goodluck Jonathan had lost in the two Aso Rock polling units. The post went viral in an instant and buoyed hope in All Progressives Congress, (APC) supporters that such loss by the president within the perimeters of the seat of power could only be an indicator of matters that could go worse for him in the wider, far-flung political spaces. It turned out that the president won in Unit 021, which was located nearer to the seat of power with 293 votes against Buhari’s 263, while Buhari won in Unit 022, located in the outer reaches with 348 to 302. […]

No matter the perspectives, it is a hard fact that the social media proved handy in bringing anxious Nigerians up-to-speed with the voting outcomes. From Facebook alone, many became certain of the direction the wind would blow, well ahead of President Jonathan’s Tuesday evening concession of victory to Gen. Muhammadu Buhari, and Prof. Attahiru Jega’s early Wednesday morning election returns.

Tarde en la noche del sábado 28 de marzo, los usuarios de medios sociales se enteraron en la red que el presidente Goodluck Jonathan había perdido en dos centros de votación en Aso Rock. Lapublicación inmediatamente se viralizó y animó la esperanza entre los simpatizantes del partido APC de que dicha pérdida dentro del perímetro de la sede del poder solo podía ser un indicador de que las cosas podían empeorar para él en espacios políticos más amplios y lejanos. Resultó que el presidente ganó en el centro 021, que estaba más cerca de la sede del poder con 293 votos contra los 263 de Buhari, mientras Buhari ganó en el centro 022, situada en una zona más alejada, con 348 votos contra 302. […]

Independientemente de la perspectiva, es un hecho que los medios sociales han demostrado ser útiles para acercar los resultados electorales con mayor rapidez a los nigerianos ansiosos. Con solo los datos de Facebook, muchos tuvieron la certeza de cuál era la dirección del viento, bastante tiempo antes de que el presidente Jonathan la noche del martes reconociera la victoria del General Muhammadu Buhari, y de los resultados electorales del Profesor Attahiru Jega de las primeras horas del miércoles.

Propaganda y discurso de odio

Además de los discursos y movilizaciones de campaña presentes en la blogósfera nigeriana, esta elección también fue testigo de una polinización cruzada de noticias desde los medios sociales a los medios masivos. Como los cibernautas ofrecen mayores oportunidades de difusión inmediata, los medios masivos nigerianos muchas veces quedaron rezagados.

Sin embargo, el inconveniente fue que los medios tradicionales publicaron noticias no verificadas que los medios sociales difundieron durante las elecciones. Fue una temporada de propaganda ilimitada, Opeyemi Agbaje opinó:

This was one Nigerian election that was decided largely on account of propaganda and messaging! The [opposition] APC’s “change” message was compelling and the campaign stayed on message throughout the campaign. This effective message was complemented with devastating deployment of propaganda, often false or contrived but which most voters believed. President Jonathan’s and [the People's Democratic Party]’s communication machinery was in response hapless! A […] ruling party could be so completely incoherent in its communication that it soon became portrayed in the media (and sometimes in its own mindset) as a de facto opposition party. The election also marked the coming of age of social media as a critical force in Nigerian politics, for good or bad!

¡Esta elección nigeriana fue resultado en gran parte de la propaganda y los mensajes! El mensaje de “cambio” del partido [opositor] APC fue convincente y el mensaje se mantuvo durante toda la campaña. Este efectivo mensaje fue complementado con un devastador despliegue de propaganda, a menudo falsa o forzada pero que la mayoría de los votantes creyeron. ¡La respuesta de la maquinaria de comunicación del partido popular democrático y del presidente Jonathan fue desventurada! El […] partido gobernante se comportó de manera tan incoherente en sus comunicaciones que pronto fue retratado por los medios (y a veces en su propia mentalidad) de facto como un partido opositor. ¡La elección también señaló la llegada de la era de los medios sociales como una fuerza fundamental en la política nigeriana, para bien o para mal!

Emmanuel Onwubiko ofreció un pantallazo del discurso de odio que prevaleció en la blogósfera nigeriana durante las elecciones:

It is regrettable that the popular social media platforms like FACEBOOK, TWITTERS, and INSTAGRAM among others have become potent weapons for near diabolical attacks targeted at political opponents as Nigeria prepares to hold one of the most contentious general elections in over five decades or indeed since after Nigeria gained her so -called flag independence from the British overlords in 1960. The 2015 General elections have been turned into a theatre of hate speeches and campaigns colored in a form that defies logic and common sense. Various politically motivated hate speeches about various candidates and especially the two leading Presidential candidates of All Progressives Congress and Peoples Democratic Party have been bandied. I am sure if experts should collate analyses of contents of the social media this year, Nigeria will rank tops because arguably more than 40 million young Nigerians who have since graduated and have no means of livelihood have found solace in the various social media platforms and are busy churning out divergent messages.

Es lamentable que plataformas populares de medios sociales como FACEBOOK, TWITTER, e INSTAGRAM, entre otras, se hayan convertido en poderosas armas para ataques casi diabólicos contra los adversarios políticos cuando Nigeria se prepara para una de las elecciones generales más disputada en más de 5 décadas o incluso desde que Nigeria obtuvo su independencia formal del dominio británico en 1960. Las elecciones generales de 2015 se han convertido en escenario de discursos de odio y campañas con un tinte que desafía la lógica y el sentido común. Han existido diversos discursos de odio con motivación política contra varios candidatos y en especial contra los dos principales candidatos a la presidencia, los representantes de los partidos APC y Popular democrático. Estoy seguro que si los expertos recopilaran análisis de los contenidos de los medios sociales de este año, Nigeria alcanzaría los primeros lugares porque sin duda más de 40 millones de jóvenes nigerianos recientemente graduados y que no tienen medios de subsistencia han encontrado consuelo en las diversas plataformas de medios sociales y están ocupados difundiendo mensajes divergentes.

Sin embargo, la verdad es que el ecosistema de los medios sociales nigerianos ha sufrido grandes transformaciones a lo largo de los años. Independientemente de si evolucionan para convertirse en una plataforma que impulsa o impide el cambio es una historia para otro día. Lo que es obvio es que en lo sucesivo, ningún político nigeriano puede postularse a la presidencia sin profundizar su presencia o participación en los medios sociales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.