¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Abogados chinos de derechos humanos se niegan a ser silenciados pese a campaña de represión

Activists protested outside the Chinese Consulate in Los Angel on July 12. Photo from Voices of Amercia

Activistas protestan fuera del consulado chino de Los Ángeles el 12 de julio. Fotografía de Voice of America.

Al menos 190 abogados defensores de los derechos humanos han sido encarcelados, detenidos o interrogados desde el comienzo de la campaña de represión a nivel nacional en China durante estos últimos días.

Grupos y activistas defensores de los derechos humanos en el extranjero han respondido con protestas ante varios consulados chinos con el objetivo de llamar la atención sobre lo que ellos consideran un peligroso agravio a las libertades civiles en China. Además, han presentado una petición en la que piden al gobierno de Estados Unidos que cancele la visita del presidente chino Xi Jinping prevista para finales de este año.

El Ministerio de Seguridad Pública coordinó la campaña de represión, que comenzó el 9 de julio, según lo publicado el 11 de julio en el diario controlado por el estado, China Daily. El periódico informó que el bufete Fengrui de Pekín, principal objetivo de las operaciones policiales, está acusado de dirigir una “organización criminal” que ha intervenido en la organización de 40 “incidentes conflictivos” que han alterado el orden público y han minado la credibilidad de las autoridades.

El bufete, dirigido por Zhou Shifeng, tiene contratados a varios de los abogados más valientes del país. Una de las abogadas del bufete, Wang Yu, comenzó a representar a un seguidor de la prohibida disciplina espiritual Falun Gong en junio de 2015 y presentó una petición contra las autoridades en nombre de su cliente por sentencia ilegal. El 9 de julio, a las 4 de la madrugada, la policía asaltó la casa de Wang y arrestó a la abogada y a su marido, Bao Longjun, que también es abogado del bufete. Dos días más tarde, la policía reveló que habían encarcelado a seis abogados y empleados del bufete.

En su reportaje, el China Daily también afirmaba que a través de la popular aplicación de mensajería móvil WeChat, los abogados y activistas en defensa de los derechos humanos crearon un grupo ad hoc para “enmarcar” una muerte por tiroteo de la policía en Qing An en mayo como un esfuerzo del Estado por mantener la estabilidad social, resaltando el hecho de que Xu Chunhe, el hombre que murió abaleado, era un peticionario. En China, el sistema de peticiones es para los ciudadanos la forma de solicitar al gobierno regional o central que investigue casos de abuso de poder o de corrupción cometidos por autoridades locales.

El diario insinuaba que la intención de los abogados era acrecentar su reputación y sacar beneficio.

Desde 2009, el gobierno chino reprime el movimiento por los derechos civiles. En enero de 2014, Xu Zhiyong, abogado de derechos humanos y figura destacada del movimiento, fue sentenciado a cuatro años de cárcel y en mayo de 2014 se produjo la detención del destacado abogado Pu Zhiqiang. Hasta ahora, la persecución se ha estado realizando caso por caso, pero la actual campaña nacional de represión contra profesionales del derecho no tiene precedentes.

Tras el encarcelamiento de abogados y empleados, incluido los del bufete Fengrui de Pekín, la policía ha pasado a detener e interrogar a otros abogados que pidieron públicamente su puesta en libertad. Según el Grupo de Apoyo a los Abogados Defensores de los Derechos Humanos en China, al menos 190 profesionales del derecho han sido detenidos, encarcelados, citados o aislados. Hasta la fecha, 11 han entrado en prisión por delito o están bajo arresto domiciliario, 19 han desaparecido o están incomunicados y 160 han sido puestos en libertad tras pasar por citaciones e interrogatorios policiales.

A pesar de la amenaza policial en la redada contra la publicación de mensajes, los profesionales del derecho siguen manifestándose. A continuación se muestra una selección de citas de la comunidad de abogados de China (a través de la página de Facebook del Grupo de Apoyo a los Abogados Defensores de los Derechos Humanos en China):

The police came to my home at night and warned, “Don't show your support. No online hyping. Be responsible for what you said.” It is absolutely cruel and inhumane to ignore your beloved friends. Even Satan will look down on such person. Caring your friends is not a hype. It is a necessary responsibility. — Lawyer Feng Yanqiang

La policía vino a mi casa por la noche y me advirtió: “No muestres tu apoyo. Nada de exageraciones en la red. Responsabilízate de lo que digas”. Es completamente cruel e inhumano ignorar a tus amigos queridos. Hasta Satanás menospreciaría a una persona así. Preocuparte por tus amigos no es una exageración. Es una responsabilidad necesaria. — Feng Yanqiang, abogado.

In an attempt to strengthen its control on the society, the feature of this type of “New Politics” is to restrict freedom of speech, blackmail the press and intensifying punitive measures. As of now, all the blackmailing and regulating of the human rights lawyers stem from that, with the authority intending to tighten its grip on the social discourse from within and beyond China. — Lawyer Lu Liangbiao

Para tratar de reafirmar su control sobre la sociedad, la característica de este tipo de “nuevas políticas” es restringir la libertad de expresión, chantajear a la prensa e intensificar las medidas represivas. A la fecha de hoy, todo el chantaje y control sobre los abogados de derechos humanos surge de ahí, con la autoridad que quiere reforzar el control sobre el discurso social de dentro y fuera de China. — Lu Liangbiao, abogado.

My e-mail and phone can be monitored, I can be followed and my internet can be hacked. But I can ignore them because I have nothing to hide. I will do fight back and I welcome the monitoring and tracking, because I did nothing to harm this country. Please do not go behind my back, please attack me or arrest me! — Professor Chen Taihe, Guilin University of Electronic Technology Law.

Pueden vigilar mi correo electrónico y mi teléfono, me pueden seguir a mí y pueden hackear mi conexión a Internet. Pero yo puedo ignorarles porque no tengo nada que esconder. Resistiré y recibiré de buena gana la vigilancia y el rastreo porque no he hecho nada para perjudicar a este país. Por favor, no actúen a mis espaldas; ¡por favor, atáquenme o deténganme! — Profesor Chen Taihe, Universidad de Tecnología Electrónica de Guilin.

Punish by way of trampling all over the law is fundamentally destroying the legitimacy of the government. Even though there might be a temporary effect to the stability, but it is a process of sowing hatred. You get temporary peace, but sooner or later the volcano will erupt, the flood will drown all. — Professor He Weifang, Beijing University.

Pisotear todas las leyes para castigar está destruyendo fundamentalmente la legitimidad del gobierno. A pesar de que puede darse un efecto temporal de estabilidad, es un proceso que siembra el odio. Se consigue una paz temporal, pero tarde o temprano el volcán entrará en erupción, la inundación lo ahogará todo. — Profesor He Weifang, Universidad de Pekín.

In the perspective of the public authority, lawyers’ importance are often disregarded and discriminated against, some even alienated the lawyers, this is totally wrong. Lawyers should stand up tall, move forward with courage. Because we have the strength of rule of law. Rule of law cannot do without us.

Desde la perspectiva de la autoridad pública, la importancia de los abogados no se respeta y se discrimina, a algunos incluso les han marginado, lo que resulta totalmente erróneo. Los abogados deberían mantener la cabeza alta, avanzar con valor. Porque tenemos la fuerza del estado de derecho. El estado de derecho no puede prescindir de nosotros.

Activistas defensores de los derechos humanos en el extranjero han protestado ante los consulados chinos en las ciudades más importantes, entre ellas Nueva York, San Francisco, Los Angeles y Hong Kong, exigiendo la inmediata puesta en libertad de los abogados. También han utilizado la plataforma virtual de peticiones del gobierno de EE. UU. para pedir a la Casa Blanca que presione al gobierno chino para que cancele la visita a EE. UU. del presidente chino Xi Jinping:

Since Xi Jinping came to power, China’s human rights record has kept worsening. Under his reign over 1000 dissidents have been arrested. We urge President Obama and the U.S. government to investigate this case of severe human rights infringement, and, on humanitarian ground, take strong measures to intervene. Xi’s state visit to the U.S. scheduled for September this year should be cancelled, and all official exchanges with the Chinese government should be suspended until this matter is resolved.

Desde que Xi Jinping llegó al poder, el historial de derechos humanos de China ha seguido empeorando. Bajo su mandato se ha encarcelado a más de 1000 disidentes. Instamos al presidente Obama y al gobierno de EE. UU. a que investigue este caso de grave violación de los derechos humanos y a que, por razones humanitarias, tome fuertes medidas para intervenir. Se debería cancelar la visita de estado de Xi programada para setiembre de este año y se deberían suspender todos los intercambios oficiales con el gobierno chino hasta que este asunto quede resuelto.

En declaraciones realizadas a través de correo electrónico, Marco Rubio y Chris Smith, representantes de la Comisión Ejecutiva del Congreso de EE. UU. sobre China, han descrito la campaña de represión como un “atrevido desprecio” hacia los derechos humanos y han declarado que la ola de represión representa un innegable revés en las relaciones entre EE. UU. y China.

Mientras tanto, los activistas siguen compartiendo información actualizada sobre la campaña de represión a través de los medios sociales con la etiqueta #freethelawyers.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.