¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia dice que Twitter no tiene que acatar su nueva Ley de Localización de Datos

Regulatory Christmas comes early for Twitter in Russia this year. Image edited by Kevin Rothrock.

Las Navidades reglamentarias llegan temprano para Twitter en Rusia este año. Imagen editada por Kevin Rothrock.

Funcionarios del estado han anunciado que Twitter puede ignorar una nueva ley que entrará en vigor el 1 de setiembre que requerirá a los servicios online almacenar los datos de todos los usuarios rusos en servidores localizados en Rusia. El 17 de julio, Alexander Zharov, el director de Roskomnadzor, la agencia del organismo de control de los medios del Kremlin, dijo a la prensa que los censores federales no consideran que el tipo de datos de usuario que almacena Twitter se pueda calificar como “información personal” según la nueva ley de localización de datos.

Según Zharov, hay unos 2,6 millones de compañías en el mundo que almacenan el tipo de datos de usuario identificados en la nueva ley de Rusia. Los negocios de esta lista incluyen AliExpress, Booking.com, Uber, PayPal, Samsung, y Lenovo—todos ellos han aceptado comprar o alquilar servidores dentro de Rusia, asegura Roskomnadzor.

Antes de 2016, los funcionarios dicen que revisarán 317 compañías para comprobar el cumplimiento. Según Petr Birger, de Slon.ru, las revisiones de Roskonadzor se limitarán a la presentación de documentación que demuestre que la compañía ha firmado un acuerdo de servidor con un proveedor ruso doméstico. (Aparentemente, no hay planeadas inspecciones físicas a las instalaciones del servidor).

Además de perdonar a Twitter, Roskomnadzor dice que no planea llevar a cabo inspecciones en Facebook o en Google, con cuyos representantes los funcionarios rusos dicen estar deseando reunirse de nuevo.

En abril de 2015, los medios rusos informaron que Google había alcanzado un acuerdo con Rostelecom, uno de los proveedores de telecomunicaciones más importantes de Rusia, para alquilar espacio en el servidor en Rusia. En abril de 2015, un portavoz de Google contó a Global Voices que estas informaciones eran “inexactas,” negándose a dar más detalles.

Poco se sabe de los esfuerzos de Facebook, o falta de los mismos, por mover los datos de los usuarios rusos a servidores rusos.

El repentino consentimiento de Twitter por parte de Roskomnadzor resulta curioso, especialmente en vista de los pasados esfuerzos del Kremlin por conseguir acceder a los análisis de los usuarios del servicio. De hecho, la desesperación de la agencia con Twitter condujo en diciembre de 2014 a solicitar directamente a los blogueros, y algo embarazosamente, “capturas de pantalla” de sus datos de análisis, que Twitter se ha negado a proporcionar al gobierno ruso. El interés de Moscú en Twitter parece que sólo ha crecido en los últimos años. En la segunda mitad de 2014, las peticiones del gobierno ruso de información de varios usuarios se incrementaron un 40 por ciento, según un informe de transparencia de febrero de 2015.

Petr Birger sugiere que la repentina voluntad de Moscú de dejar en paz a los tres gigantes de Internet (Google, Facebook, y Twitter) puede ser un intento de compensar las señales contradictorias enviadas por las recientes regulaciones de Internet en Rusia. Por ejemplo, la ley de localización de datos exige que las compañías de Internet realicen inversiones serias dentro de Rusia, alquilando servidores y, si fuera posible, estableciendo representación legal. Muchas otras leyes, sin embargo, como las prohibiciones de “la propaganda del suicidio” y “la propaganda de drogas”, quieren decir que hoy las compañías de Internet en Rusia pueden ser singularizadas, penalizadas, e incluso bloqueadas—todo por un comentario errante dejado por un usuario anónimo.

La decisión de Roskomnadzor de aplazar cualquier inspección de Facebook y Google, y su resolución de que Twitter no se vea afectado por la ley de localización de datos, demuestran que el Kremlin mantiene sus opciones abiertas, evitando cualquier cataclismo en Internet que pueda privar al país de estos servicios ultra-populares. Parece que Moscú apuesta por que las compañías de Internet estadounidenses inviertan en Rusia, si se les da un poco más de tiempo y se les quita de encima todo el peso de las muchas leyes represivas recientes del país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.