¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El mercado de valores chino, una peligrosa montaña rusa

IMG-20150713-WA0006

Verde, el color de la desesperación. Una pantalla muestra el colapso del mercado de valores el 7 de julio de 2015. Fotografía por Owen.

Para Christine Kong, 2007 fue un año difícil. Una caída del mercado de valores chino afectó tanto la fortuna familiar que, en sus propias palabras, “hasta mi perro había perdido peso”. Sus esperanzas de ganar dinero rápidamente en la bolsa se esfumaron pero aprendió la lección — invertir en acciones es arriesgado y jamás lo haría de nuevo.

O eso pensó.

Cuando a principios de año se produjo una notable alza en el mercado de valores chino, Kong, una gerente de relaciones públicas de 31 años de Beijing volvió al juego, en parte porque “tenía comezón en los dedos” (expresión popular en chino para indicar que no podía resistir la tentación) y en parte por presión de su grupo. Kong le dijo a Global Voices:

My friends and colleagues all invest in the stock market. If I invested in stocks, we would have common things to talk about. I think it’s human nature that if you earn more, you would want to invest more.

Todos mis amigos y colegas invierten en el mercado de valores. Si invertía en acciones, tendríamos temas en común para hablar. Creo que es parte de la naturaleza humana que si ganas más quieres invertir más.

Ella compró acciones cuando el índice de referencia búrsatil chino, Shanghai Composite, alcanzó los 4,000 puntos en abril, un momento que el diario chino controlado por el estado People’s Daily llamó “solo el comienzo de un mercado alcista”.

“Me iba bastante bien esta vez,” ella recordó.

Pero aquello fue pasajero. Una caída precipitada en la cotización de las acciones que comenzó en las últimas semanas ha reducido a la mitad el valor de sus acciones, mientras la euforia del mercado rápidamente se transformó en la peor tragedia bursátil en dos décadas. Después de alcanzar el punto más alto en siete años a mediados de junio, el mercado de valores ha sufrido pérdidas sustanciales, aniquilando un estimado de $3.2 trillones en capitalización bursátil, o 10 veces el PBI de Grecia. Kong señaló:

It’s hard to describe my mentality. When stock prices began to drop, I didn’t take it too seriously. When it began to drop really badly, I felt a lot of pressure. […] But when that trend continued, and when your stock dropped to a point when it got suspended, you no longer feel panic. I feel quite calm now but sometimes that feeling is accompanied by some slight depression.

Es difícil describir mi mentalidad. Cuando la cotización de las acciones comenzaron a bajar, no lo tomé muy en serio. Cuando comenzaron a desplomarse, sentí una enorme presión. […] Pero cuando la tendencia se mantiene, y tus acciones caen a un punto en el que se suspende su cotización, ya no sientes pánico. Me siento bastante tranquila pero a veces esa sensación viene acompañada de una leve depresión.

La dirección que ha tomado el mercado ha causado conmoción por igual entre los inversores y líderes del partido comunista. Mientras los inversores observaban cómo sus fortunas se evaporaban a principios de julio, Beijing intervino para implementar severas medidas, como prohibir la venta de acciones a los grandes accionistas e inyectar liquidez en los mercados, entre otras. Cientos de empresas reanudaron el lunes 13 de julio sus operaciones bursátiles que habían sido suspendidas la semana previa para evitar la volatilidad.

Luego de una serie de intervenciones estatales, el mercado de valores se ha recuperado desde el último jueves 9 de julio. Pero los inversores afectados tendrán que contener la respiración un poco más antes de que puedan recuperarse de sus pérdidas.

Pesimismo y enojo 

El malestar era tangible. El martes 7 de julio, una docena de ancianos estaban reunidos en la entrada de una casa de corretaje cerca del segundo anillo de circunvalación de Beijing. Mientras bebían té, fumaban sin parar y de tanto en tanto hojeaban los diarios, los hombres conversaban acerca del mercado de valores como si hubieran quedado fuera del desfile de carnaval. Un hombre, que se negó a identificarse, dijo:

I am worried the index is going to drop further. All my eight stocks have either been suspended or plummeted, I really want to beat someone up to vent my anger.

Me preocupa que el índice siga cayendo. La cotización de las 8 acciones de mi cartera o se ha suspendido o se ha desplomado. Realmente tengo deseos de golpear a alguien para descargar mi ira.

Los medios están llenos de notas como esta, se lamentó, en referencia a noticias previas en los medios chinos celebrando el auge del mercado. Un hombre sentado junto a él se metió en la conversación, y señaló la historia de la portada del diario Global Times titulada “La medida de China para estabilizar el mercado le brinda confianza al mundo”.

“Esto está dirigido a que lo lean los extranjeros,” suspiró.

La casa de corretaje puede ser fácilmente confundida con un geriátrico. Los ancianos más conocedores de tecnología vienen aquí por la pantalla gigante que muestra las últimas tendencias de las acciones. Algunos forman grupos para jugar al póker mientras otros dormitan en el banco. Casi todas las acciones cerraron en negativo aquel día.

En un momento determinado, una mujer de mediana edad prolijamente vestida recorrió la sala mientras gritaba: “¡Todo está controlado por las iglesias norteamericanas! ¡Norteamericanos! ¡Ellos los atacarán con armas! Gané 3,000 yuans en los últimos 6 años….”

El comportamiento de la mujer no llamó la atención de nadie. “Hemos visto enloquecer al menos a 30 personas en esta sala en los últimos 15 días,” explicó una mujer.

Una investigación del 2013 determinó que el 61.3% por ciento de los inversores chinos experimentaban “persistentes emociones negativas”. Como un nuevo indicador de stress psicológico, una instantánea de un aviso, aparentemente pegado en la pared de un edificio, se difundió ampliamente por Twitter a principios de julio. El cartel decía, “Debido al colapso del mercado de valores la azotea permanecerá clausurada para evitar accidentes”:

“Debido al colapso del mercado de valores, la azotea permanecerá clausurada para evitar accidentes” (en chino simplificado)

La plataforma social china Sina Weibo ha prohibido la combinación de palabras “suicidio bursátil”.

China actualmente tiene 90 millones de inversores en el mercado de valores, aproximadamente el doble de la población de España. Como los precios de las propiedades se han estancado y ahorrar ha perdido atractivo debido al recorte en la tasa de interés, comprar acciones ahora es una opción popular para la clase media. Solo en abril y mayo de este año, se crearon 14 millones de nuevas cuentas bursátiles.

Para las autoridades chinas, un mercado en alza es doblemente beneficioso en una época de economía en recesión. Por un lado, al hacer a la gente más rica aumentará el consumo, mientras Beijing trata de sustituir las industrias tradicionales con los servicios. También les permite a las endeudadas empresas estatales aliviar sus limitaciones económicas.

A diferencia de los mercados occidentales, la mayoría de los inversores en la bolsa china, los llamados “del tipo familiar” son personas con escasa experiencia en inversiones. Para muchos, se trata de un juego de alto riesgo que no se pueden dar el lujo de perder. Y aunque existen opiniones contrapuestas acerca de cuál será el verdadero impacto de esta crisis en el consumo chino, algunos inversores como Christine Kong por ahora dejarán de despilfarrar su dinero:

I was hoping to use the money I earn from the stock market to fly to the US to see my friends. Now I won’t be going. They will come to see me. I’ve also decided not to buy any handbags and not to go on overseas trips in the next two years.

Esperaba poder usar el dinero que gané en la bolsa para viajar a EE. UU. a visitar amigos. Ahora no podré ir. Ellos vendrán a verme. También decidí no comprar valijas y no hacer viajes al exterior en los próximos dos años.

Pero para muchos, es una adicción difícil de abandonar, como el usuario de Weibo Li Dapeng escribió:

最黑暗的时候黎明即将到来,中国不是希腊,相信中国人的智慧!问题总会解决!八周的最小反弹时间会按时到来!没那么悲观!时间会消除一切忧虑,生活不会停止!擦干眼泪继续战斗!

El momento más oscuro significa que el amanecer es inminente. ¡China no es Grecia, y necesitamos creer en la sabiduría del pueblo chino! ¡Se solucionarán los problemas! ….. ¡Seca tus lágrimas y sigue luchando!

1 Comentario

  • Hola amigos.
    Algunos analistas creen ver en tantos vaivenes una jugada bursatil que antiguamente hizo Usa, con muy buenos resultados. Se crea una alarma en el mercado mundial, bajan sus propias acciones,pero limitan la compra al 5% de accionistas,impiden extranjeros comprar.Pero los mercados vecinos;japón,Vietnam,Corea,Singapur se desestabilizan,permitiendo alos chinos comprar barato,hasta donde se permita. Luego esterilizan con excedentes de dolares y recompran ellos mismos,para mantener la alta cuota Gubernamental en esas empresas. Eso se hizo.Pudiera ser que estemos frente a ello.Si no es asi.La cosa es bien grave.Y el Mercado Chino es un bluft

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.