¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Steven Salaita en la Universidad Americana de Beirut, políticas negras y solidaridad Palestina

Solidarity Poster done by the "Anti War Committee Chicago"

Afiche en solidaridad realizado por “Anti War Committee – Chicago”.

Steve Salaita anunció en Twitter que tendrá la Cátedra Edward W. Said de Estudios Americanos de la Universidad Americana de Beirut (UAB), durante el año académico 2015-2016.

Estoy emocionado al anunciar que tendré la Cátedra Edwar W. Said de Estudios Americanos en la UAB durante el año académico 2015-16.

La carrera de Salaita quedó bajo el escrutinio cuando le ofrecieron un puesto de titular en el programa de Estudios Indo-americanos de la Universidad de Illinois en Urbana/Champaign (UIUC). Pero tras publicar varios tuits criticando los últimos ataques de Israel sobre gaza, en el verano de 2014, la universidad retiró la oferta en agosto de 2014. Esto provocó la condena a nivel nacional entre los académicos estadounidenses calificándolo como un asalto a la Constitución, pues sanciona la libertad de expresión. A pesar de las críticas, incluyendo la del programa de Estudios Indo-americanos de la universidad y su Comité Ejecutivo del programa de Cultura y Sociedad Judía, el rector de la UIUC, Phyllis Wise, se negó a dar una justificación adecuada sobre la cancelación del ofrecimiento a Salaita.

Como consecuencia, muchos académicos han llamado al boicot de la UIUC y varios eminentes catedráticos han cancelado charlas ya programadas en la universidad, entre ellos Taner Akcam, un importante erudito del Genocidio Armenio, y Todd Samuel Presner, director de Estudios Judíos de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) y un investigador del Holocausto. La UIUC finalmente admitió que fue un despido preventivo y fue añadida a la lista de censura de la Asociación Americana de Profesores de Universidad (AAPU). Toda la historia ha sido documentada cuidadosa y constantemente por la Intifada Electrónica y sique siéndolo actualmente.

En un discurso realizado en la Universidad de Chicago el 7 de octubre de 2014 junto a Ali Abunimah de la Intifada Electrónica, Salaita comenzó reconociendo que lo que le pasó “le ha estado pasando a minorías étnicas, sexuales y culturales en el campo académico por décadas, especialmente a los afro-estadounidenses, y actualmente continúa ocurriendo”. Luego señaló que “es una ironía vergonzosa que los judíos fueron marginados largo tiempo en el mundo académico debido a que hipotéticamente suponían un peligro para la “anglo-urbanidad”, víctimas de la racionalización de su exclusión que, tristemente, no es diferente a lo que está siendo utilizado en contra de los que apoyan los derechos humanos de los palestinos. La represión de la “negritud” y del “indigenismo” es anterior a la purga de Palestina y de muchas maneras lo contextualiza y sostiene”.

En una breve conversación con Global Voices, Salaita explicó la relevancia de las políticas negras para las políticas de solidaridad con Palestina.

Palestine solidarity politics have always been in conversation with black politics, especially black nationalist politics, and other ethnic and radical traditions, so it's less a creation of something new than the recovery of very strong and fruitful traditions. First of all, we have a responsibility to those who are mistreated in our own communities. Second, the connections between Israeli and US violence are legion, too many to mention. And finally, these narratives offer tremendous organizing possibilities. We are strongest when we work together, able to listen and self-criticize.

Las políticas de solidaridad con Palestina siempre han mantenido relación con las políticas negras, especialmente con las políticas negras nacionalistas y otras tradiciones étnicas y radicales, por lo que no es tanto la creación de algo nuevo sino la recuperación de tradiciones muy fuertes y fructíferas. Primeramente, tenemos la responsabilidad hacía aquellos que son menospreciados en nuestras propias comunidades. Segundo, las conexiones entre la violencia de Israel y EE. UU. son numerosas, demasiadas. Y finalmente, estos hechos ofrecen muchas posibilidades de organización. Somos más fuertes cuando trabajamos juntos, somos capaces de escuchar y de hacer autocrítica.

Mientras que conseguir el puesto para el que fue originariamente contratado “sigue siendo el objetivo”, Salaita dijo que esperaba enseñar en la UAB:

I'm planning to offer courses in American Indian and Indigenous Studies. I don't think that these areas have had a strong presence on campus, so it will be exciting for lots of us to get started. I have a feeling I'll end up learning much more than I teach.

Estoy planeando ofrecer cursos en Estudios Indo e indígeno –estadounidenses. No creo que estas áreas hayan tenida una presencia muy fuerte en el campus, así que será emocionante para muchos de nosotros comenzar. Tengo la sensación de que terminaré aprendiendo más de lo que enseñe.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.