¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mientras Ucrania prohíbe los programas de televisión rusos por ser ‘propaganda’, los canales locales emprenden la lucha

No Russian TV series for Ukrainians… At least not until TV channels find loopholes in the new law. Images mixed by Anna Poludenko-Young

No hay series de televisión rusas para los ucranianos… Al menos hasta que los canales de televisión encuentren lagunas en la nueva ley. Imágenes mezcladas por Anna Poludenko-Young

Ucrania ha prohibido varios programas de televisión rusos que afirma que glorifican al gobierno ruso, al ejército, y el cumplimiento de la ley. Sin embargo, la nueva ley que resume las reglas para prohibir contenido ha encontrado resistencia en los canales de la televisión nacional ucraniana que ya están buscando lagunas en la nueva legislación.

Qué ha sido prohibido
Han pasado casi dos meses desde que entró en vigor la ley que prohíbe programas de televisión rusos “propagandísticos” en Ucrania. Un total de 368 series de televisión y películas que supuestamente glorifican a la policía y fuerzas militares rusas han sido prohibidas. Esto puede no parecer mucho, pero en realidad, la mayoría de estos programas “hechos en Rusia” han ocupado los espacios de mayor audiencia en los principales canales de televisión ucranianos.

Según Pylyp Illienko, director de la Agencia de Cine del Estado Ucraniano, un grupo de expertos revisó las películas y series de televisión previamente preaprobadas para emitirse en Ucrania. Aquellos contenidos que, según los expertos, constituyen “propaganda o discriminatorios en base a origen étnico” fueron prohibidos.

La nueva ley prohíbe películas, series de televisión, documentales, e incluso dibujos animados que “glorifiquen al gobierno ruso,” el ejército, el cumplimiento de la ley y otras “agencias punitivas del Estado agresor” que de algún modo “justifiquen o legitimen la ocupación de cualquier territorio ucraniano.”

Sin embargo, las sanciones por incumplir la nueva ley son apenas intolerables para cualquiera de los canales nacionales ucranianos. Si una emisora es descubierta haciendo trampas, la multa puede variar de 600 a 3150 dólares (13.000 a 68.000 grivnas ucranianas), dependiendo de si es la primera vez o si es una infracción repetida.

La creatividad lo es todo
La nueva legislación deja muchas lagunas a aquellos dispuestos a ser un poco creativos. Por ejemplo, según la nueva ley, las películas y series de televisión hechas en coproducción (por dos o más países) y estrenadas antes del 1 de enero de 2014 no son alcanzadas por la prohibición. Por lo tanto, si en los créditos de una película se menciona a cualquier estudio de producción ucraniano o que no sea ruso, tal producto no está sujeto a la nueva ley. Poner una línea extra en los créditos es fácil, mientras que comprobar si la coproducción realmente ocurrió es mucho más difícil.

Algunos canales de televisión ucranianos ya han intentado beneficiarse de esta laguna. “Ukraina,” el canal nacional con mayores índices de audiencia (según datos de junio de 2015), consiguió una licencia de distribución de la Agencia de Cine Estatal para la serie de televisión rusa “Rastros” (След, parecida a CSI). El truco fue que “Ukraina” presentó la serie con un nuevo título, “Servicio de peritos forenses: Departamento de Investigación Criminal Internacional,” supuestamente producida por el propio canal en 2015.

“En realidad, esta es una vieja serie de televisión, y el canal sólo añadió unas pocas escenas por aquí y por allá en 2015. A los actores que interpretan a los oficiales de los servicios de seguridad rusos se les dio una identidad alternativa y se les cambiaron los uniformes para que ninguna insignia o placa fuesen visibles,” dijo Oleksandr Tkachenko, el consejero delegado del grupo rival “1+1 Media” en una conferencia de prensa en Kiev. “Incluso el nombre de la agencia fue cambiado. En vez de llamarla ‘federal,’ como en la versión original rusa, la llamaron ‘forense.’ Quieren que sea algo similar a una agencia de seguridad, pero esencialmente se parece mucho a una serie de televisión rusa.”

Una cuestión de gustos
Tal “adaptación” es por supuesto conveniente para muchos importantes canales de televisión en Ucrania, ya que la audiencia ucraniana está bastante acostumbrada a consumir productos de los medios rusos. Según la investigación llevada a cabo por el grupo cívico Vidsich, el 33% del contenido televisivo en los canales ucranianos está hecho en Ucrania, el 29% en Rusia, el 33% en otros países, y el 5% son productos más viejos hechos durante la época de la URSS.

Ahora que los canales de televisión ucranianos deben encontrar un reemplazo para el contenido “hecho en Rusia”, algunos de ellos empiezan a mirar a los mercados occidentales, mientras que otros recurren a productos asiáticos, como programas de Corea del Sur. Los críticos televisivos, sin embargo, advierten que las audiencias ucranianas están tan acostumbradas a los valores de producción de Europa del Este de sus programas favoritos, que probablemente los nuevos temas culturales e historias desconocidas “no funcionen”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.