¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Quince muertos en ataque de ISIS contra mezquita de las fuerzas de seguridad sauditas en Asir

Asirattack

Imagen de la mezquita luego del atentado en Asir. Captura de pantalla del canal de noticias saudita Al Ekhbariya.

Otro atentado suicida con bomba azotó Arabia Saudita el jueves 6 de agosto, esta vez en una mezquita ubicada dentro del cuartel general de las Fuerzas Especiales en Asir, al suroeste de Arabia Saudita, con el resultado de 15 muertos y nueve heridos. El ataque de ISIS fue ejecutado por Abu Sinan Al Najdi.

Este es el cuarto atentado con bomba contra una mezquita en Arabia Saudita, y el primero contra una mezquita no chiita. En noviembre del año pasado, ocho personas murieron en la provincia oriental de Al Ahsa, en un ataque armado contra un centro comunitario chiita. ISIS, afiliado a Al-Qaeda, se atribuyó la responsabilidad por dos atentados posteriores en la Provincia Oriental, el primero en Qatif donde murieron 21 devotos, y el segundo en Dammam, donde murieron cuatro personas. Un atentado más en una mezquita chiita en Kuwait de junio, donde murieron 27 personas, también fue reivindicado por el ISIS. El 16 de julio, un hombre murió y dos oficiales de seguridad quedaron heridos en un atentado suicida con un auto en Riyad.

“[Todo ocurrió] Mientras un grupo de miembros de las fuerzas especiales de emergencia en la región de Asir estaban reunidos realizando las plegarias Al-Dhuhur (mediodía) en la sede central de las fuerzas”, informó la Agencia Saudi Press, citando a un portavoz del Ministerio del Interior.

Revisa nuestra cobertura sobre el ataque en Global Voices Checkdesk

El ataque ocurrió en la sede central de las fuerzas especiales de emergencia en Asir, cerca de la frontera yemení. El ISIS dijo en un comunicado que el autor había usado un cinturón con explosivos. El atentado fue reivindicado a través de comunicados en línea por un nuevo grupo afiliado al ISIS, en la Provincia Al-Hijaz.

Las fuerzas de seguridad sauditas iniciaron una búsqueda a nivel nacional que tuvo como resultado el arresto de más de 400 personas por presuntos vínculos con ISIS, luego del ataque del mes pasado, dijo el Ministerio del Interior el 18 de julio.

En los medios sociales, la noticia del atentado en Asir llegó a las primeras planas.

Alhadath KSA fue la primera cuenta en informar del atentado diciendo:

Un bombardero suicida detonó una bomba en el edificio de las fuerzas de emergencia en Asir. Varios agentes de las fuerzas de seguridad murieron y otros han quedado heridos.

Esta filmación del interior de la mezquita, que ya fue suprimida por el usuario, mostraba a las fuerzas de seguridad sauditas inspeccionando el lugar de la explosión:

https://youtu.be/wn9ul2SYudc

Saad Alshahrani publicó una fotografía que muestra al príncipe de Asir, Faisal bin Khalid, visitando la mezquita luego del ataque:

El príncipe Faisal bin Khalid asiste a la sede de Asir después de los dolorosos hechos…

Las personas han mostrado respeto y solidaridad con las víctimas en Twitter. Akl Albahli escribe:

Cuando se ve extremismo violento en problemas sociales triviales se dimensiona la extensión del peligro cuando adoptan un programa para aniquilar el país usando a extremistas como herramientas ciegas.

Faeq Muneef reacciona ante la muerte de personas mientras reza:

Esos terroristas se están haciendo expertos en hacer volar personas que están rezando, como si los impulsara una religión satánica que les ordena aterrorizar musulmanes e impedir que la gente ejerza sus deberes religiosos.

El escritor saudita Abdulla Alami agrega:

Cambiar la mentalidad resultado de más de 30 años de terrorismo requiere más que desarrollar el currículo [escolar] y vigilar los púlpitos de las mezquitas y procesar a los criminales.

El ministro de Trabajo, Mufarrij Al-Haqbani, aseguró:

Nos mantenemos unidos contra todo aquel que ofenda a este país, sus hombres, líderes, fuerzas de seguridad y su pueblo.

El clérigo chiita saudita Sayyed Hassan Al Nemer añadió:

El terrorismo negro está derramando sangre injustamente desde Dalalwa [el barrio de Ahsa donde ocurrió el primer atentado] a Qudaih [en Qatif] pasando por Dammam y Qatif, y finalmente la explosión en el cuartel de las fuerzas de seguridad en Asir. Que Dios bendiga este país y sus mártires.

El periodista saudita Adhwan Alahmari pregunta:

Antes del atentado en la mezquita, la dirección general de seguridad sufrió un ataque hace once años en Riyad. ¿Se condenó a muerte a los involucrados? ¿O se les aconsejó [a través del programa de rehabilitación de Arabia Saudita]?

Al Marid dice que todo Arabia Saudita es ahora blanco de ISIS y no solamente una secta:

No queda duda después de este ataque, no es solamente una facción de la sociedad la que está en la mira, sino todo el país como un todo, con todas sus sectas. ¡Despierten!

El escritor saudita Nabeel Almojil anota:

Lo hemos dicho un millón de veces. Hay que agotar las fuentes del terrorismo. Esto no necesita que se espíen las operaciones, pues sus símbolos y fuentes están entre nosotros.

Y el abogado saudita Khalid Abo Rashed concluye:

Ayer bombardearon a los chiitas, hoy a los suníes. Nadie es inmune, ya sea civil o policía. A la larga, el único objetivo es el país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.