¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Por qué las personas de tercera edad recolectan cartones en Singapur?

Minister Tan Chuan-Jin interviews an 80-year-old cardboard collector. Photo from the widely shared Facebook post of the minister

Ministro Tan Chuan-Jin entrevista a una recolectora de cartones de 80 años. Foto del post en Facebook del ministro.

La difícil situación de los ancianos recolectores de cartón se ha convertido en un tema popular en Singapur durante las últimas dos semanas, cuando un ministro del gobierno llegó a la conclusión, luego de entrevistarlas al azar, de que algunas personas de edad avanzada, que pasan por dificultades económicas, solo hacen esto como una forma de realizar ejercicio.

Junto con algunos jóvenes voluntarios, el ministro de Desarrollo Social y Familia, Tan Chuan-Jin, habló con algunos de estos ancianos recolectores de cartón hace dos semanas y escribió su reflexión en Facebook. La historia se convirtió en viral, luego de que muchas personas acusaran al ministro de simplificar el problema de pobreza en el país.

¿Qué escribió Tan Chuan-Jin para provocar tantas reacciones en su contra? En primer lugar, expresó sus dudas acerca de que los recolectores de cartón tuvieran problemas económicos:

The normal perception that all cardboard collectors are people who are unable to take care of themselves financially is not really true.

“La percepción lógica de que todos los recolectores de cartón son personas incapaces de cuidar su economía no es realmente cierta.

Segundo, escribió que recolectar cajas es una forma de ejercitarse:

Some prefer to earn extra monies, treat it as a form of exercise and activity rather than being cooped up at home. They do this to remain independent, so that they can have dignity and not have to ask their families for help.

Algunos prefieren obtener dinero extra, lo hacen como una forma de ejercicio y actividad en lugar de estar encerrados en casa. Lo hacen para seguir siendo independientes, de modo que puedan tener dignidad y no tener que acudir a sus familias en busca de ayuda.

Y en tercer lugar, asumió que muchas personas tienen una percepción errónea acerca de los ancianos que colectan cartones:

More often than not, people make judgements without finding out the facts of the matter, in this instance, the stigma surrounding cardboard collectors.

A menudo, las personas emiten juicios sin atender a los hechos que la rodean, en este caso los estigmas que rodean a los cartoneros.

Las reacciones en las redes sociales han sido mayoritariamente críticas con la interpretación que ha hecho el ministro sobre el porqué las personas mayores sienten la necesidad de recorrer las calles en busca de cartón, acusando al ministro de no estar en contacto con la realidad. El sociólogo Daniel PS Goh, señaló el error del funcionario “en representar lo que vio, sin contextualizar y hacer una interpretación más profunda.”

Many seniors are likely collecting cardboards because they want some exercise, desire independence AND so they can survive. That seniors collect cardboards because they seek exercise does not mean that they are not driven to it by poverty.

Muchas personas mayores están recolectando cartones porque quieren ejercitarse, desean la independencia Y es una forma de sobrevivir. Que los mayores recolecten cartones como forma de ejercicio no quiere decir que no se vean obligados a hacerlo por la pobreza.

Ariffin Sha, que tiene experiencia colaborando con recolectores de cartones a través de la fundación Happy People Helping People (Gente feliz ayudando a gente), le recordó al ministro que recolectar cartones no es una actividad física divertida para ancianos:

Slogging it out under the scorching sun while pushing heavy loads is not something many do “for fun” or “to exercise in their free time.” If given a choice not to collect cardboard and rest or work somewhere else, most will take that choice without hesitation.

Soportar el sol abrasador empujando cajas pesadas no es algo que se haga “para divertirse” o “ejercitarse durante el tiempo libre.” Si se les da la opción de no recolectar cartón y descansar o trabajar en otro lugar, la mayoría elegiría alguna de estas dos últimas opciones sin dudarlo.

Mohammed Nafiz Kamarudiz, también parte de la fundación Happy People Helping People, tiene la esperanza de que este hecho va a generar mayor conciencia sobre la existencia de la pobreza en Singapur, que es uno de los países más ricos del mundo:

I think it’s important for us to understand that Singapore is not always as the media portrays us to be, like very glamorous. We think Singapore is very rich and there’s no one poor, but if you come down to these areas you’ll see that some people barely earn enough for a meal in one day.

Creo que es importante para nosotros entender que Singapur no es siempre como los medios lo retratan, no es tan glamuroso. Pensamos que Singapur es muy rico y nadie es pobre, pero si vienes a estas áreas, verás que algunas personas apenas ganan lo suficiente para una comida al día.

Debido a este post viral, muchos se están interesando en aprender más acerca de los recolectores de cartón del país. Algunos recolectores están descontentos con la atención, mientras que otros han descrito sus propias experiencias en la red.

Tan Loy Chai, un recolector de 65 años, narra las penurias de la recolección de cartón:

I can go out around eleven o’clock or midnight, until the next morning. Even now I haven’t slept. In the afternoon, the places might have [cardboard] but we can’t take yet, so mostly we sleep in the afternoon.

Puedo salir alrededor de las 11 o a la medianoche hasta la mañana siguiente. Incluso hoy no he dormido. Durante la tarde, los lugares pueden tener cartones pero no podemos tomarlos, así que la mayoría duerme durante la tarde.

Se ha informado que un kilogramo de cartón usado podría alcanzar unos 10 centavos y que los recolectores ganan unos 4-5 dólares de Singapur (unos 3 dólares estadounidenses) al día.

El Servicio Nacional de la Juventud de Singapur, que es responsable de la polémica entrevista del ministro, se encuentra bastante infeliz ya que muchos han rechazado la pertinencia al proyecto. Reconoce las limitaciones de su iniciativa, pero el grupo ha instado a la población a no ignorar las pequeñas reformas que pueden aliviar el sufrimiento de los recolectores de cartones. Cheng Jun Koh, el líder del proyecto, escribió en Facebook:

We hope that our research will not be swept under the carpet amidst the cacophony of noises and accusations of political posturing, just like how this social issue of cardboard collecting should not be brushed away as irrelevant, but one that inspires more in-depth studies by other interested parties. We hope that more would be encouraged to participate in looking for ways to help and not be put off by the negativities.

We are not political pawns that can be manipulated for reasons other than the genuine desire to serve the community.

Esperamos que nuestra investigación no sea pasada por alto en medio de la cacofonía de ruidos y acusaciones de los partidos políticos, y que este problema social de la recolección de cartón no sea tratado como irrelevante, sino que inspire nuevos estudios de mayor profundidad de otras partes interesadas. Esperamos que más gente se anime a participar en la búsqueda de maneras de ayudar y no se dejen llevar por la negatividad.

No somos peones políticos que pueden ser manipulados por otras razones que no sean el genuino deseo de servir a la comunidad.

El dirigente juvenil destacó que el objetivo del proyecto es responder al menos a dos preguntas:

Why are there still cardboard collectors in our first world country? Who are these people who are slogging away under inclement weather in our neighbourhoods?

¿Por qué hay todavía cartoneros en nuestro país perteneciente al primer mundo? ¿Quiénes son estas personas que están trabajando duro bajo las inclemencias del tiempo en nuestros barrios?

La situación de los recolectores de cartón destaca la persistencia de la desigualdad y el empeoramiento de la pobreza en un país del primer mundo como Singapur. La cuestión es que el debate público continuaba mientras Singapur se preparaba para celebrar el 50 aniversario de su independencia de Malasia el 9 de agosto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.