¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Dejémonos de formalidades: cómo hacer negocios en Israel

Gvahim FinTech Event at and with Citi. Taken on November 3, 2014, by Flickr user Gvahim.  CC BY-NC-ND 2.0

Gvahim FinTech Event en colaboración con Citi. Foto del 3 de noviembre de 2014 del usuario de Flickr Gvahim. CC BY-NC-ND 2.0

“A los israelíes, por lo general, les encanta debatir y lo harán acaloradamente sobre cualquier tema”, “es de esperar que se produzcan interrupciones durante una presentación, ya que prefieren plantear sus preguntas y discutir aquello que sea necesario cuanto antes, en lugar de esperar al final”.

Estos consejos, entre otros similares, están incluidos en la guía “Trabajar con israelíes”, creada por el gigante del software Intel, y provocaron algunas risas entre los emprendedores israelíes durante una presentación sobre cómo gestionar las diferencias regionales en el mundo de los negocios en el Herzliya Accelerator Center.

Intel USA's guide to "Working with Israelis." Photo credit: Edy Candel and Meir Dudai, courtesy of Israel21C.

La guía de Intel EEUU “Trabajar con israelíes”. Foto de Edy Candel y Meir Dudai, cortesía de Israel21C.

No es de extrañar si tenemos en cuenta que hablamos de una cultura donde el descaro es más una actitud que un insulto y la chutzpah (en hebreo:osadía, atrevimiento, insolencia), una cualidad admirable. Las implicaciones culturales de lo que supone ser un “desvergonzado”, lo último que alguien desearía ser, se extienden durante una página entera en el diccionario. En vista de ello, no es de extrañar que los israelíes jueguen duro en el ámbito de los negocios.

Meir Dudai, cofundador de Jifiti.com y participante de la conferencia, compartió una foto de la guía en Facebook. Su post se viralizó rápidamente e Israel21C, organización fundada por dos emprendedores israelíes afincados en EEUU, se hizo eco de la historia:

People sharing the post added remarks about Israelis liking good snack foods on hand, the likelihood of businesspeople looking at their smartphones throughout a meeting instead of making eye contact, and the casual dress codes of the high-tech culture (jeans, T-shirt, sandals).

… out-of-towners must feel a sense of relief knowing that it is almost impossible to make a business-etiquette faux pas in Israel.

Aquellos que compartían la publicación añadían comentarios acerca de la afición de los israelíes por tener algo que picotear a mano, la posibilidad de que miren sus smartphones en lugar de intentar mantener el contacto visual durante una reunión de negocios y el código de vestimenta informal (vaqueros, camiseta, sandalias) típico del ámbito de las altas tecnologías.

Los extranjeros deben sentir alivio sabiendo que, en la cultura empresarial israelí, es casi imposible cometer un error con las normas de etiqueta.

Israel debe el ser conocido como “La Nación Start-Up” al bestseller publicado en 2011 por Dan Senor y Saul Singer, quienes dieron su opinión al respecto:

How is it that Israel– a country of 7.1 million, only 60 years old, surrounded by enemies, in a constant state of war since its founding, with no natural resources– produces more start-up companies than large, peaceful, and stable nations like Japan, China, India, Korea, Canada and the UK?

¿Cómo es posible que Israel, un país de 7,1 millones de habitantes, de tan solo 60 años de antigüedad, rodeado de vecinos hostiles, en constante estado de guerra y sin recursos naturales, produzca más start-ups que naciones más grandes y pacíficas como Japón, China, India, Corea, Canadá y Reino Unido?

El mapa Mapped In Israel localiza las empresas israelíes de alta tecnología, recoge 1.435 start-ups en Israel e incluye 65 centros de investigación y desarrollo y 56 aceleradores de empresas.

Uriel Peled, cofundador de la start-up Visualead, explora las razones del éxito económico de Israel en el artículo “Por qué Israel es una nación start-up” en la revista Tech In Asia. Como piedras angulares de su cultura tecnológica, cita las universidades israelíes, algunas de las cuales se cuentan entre las mejores del mundo, así como la financiación gubernamental en las primeras fases de desarrollo, el asesoramiento de la primera generación de emprendedores como mentores, falta de recursos naturales y espíritu pionero.

Una infografía incluida en el artículo revela la particular interpretación que el emprendedor israelí tiene de las normas que rigen el mundo de los negocios:

Some rules are meant to be bent, while others are meant to be broken.

Hay reglas que no hay que seguir al pie de la letra y reglas que están para romperlas.

Para aquellos que no están familiarizados con las normas propias del ámbito laboral, Aylon Slater, de Israel Employ, comparte estos consejos para inmigrantes recién llegados sobre cómo interpretar el lenguaje y comportamiento autóctonos:

Direct communication:
Israelis typically say what is on their minds, and expect people to communicate this way too. They might therefore be perceived as assertive and frank, or alternatively, as aggressive, arrogant, or rude.

Initiative:
In their actions and decision-making, Israelis typically value taking initiative over awaiting direction. They might therefore be perceived as results-oriented, or alternatively, as reckless and hasty.

Improvisation:
Israelis typically value quick action to resolve problems, and tend to choose improvisation over careful planning and process orientation. They might therefore be perceived as quick to act and very flexible, or alternatively, as disorganized and chaotic.

Comunicación directa:

Los israelíes, por lo general, dicen lo que tienen en mente y esperan del resto este mismo estilo de comunicación. Por lo tanto, pueden parecer asertivos y francos, o bien agresivos, arrogantes o maleducados.

Iniciativa:

En sus acciones y toma de decisiones, los israelíes valoran la iniciativa sobre el esperar órdenes. Por lo tanto, pueden parecer muy centrados en conseguir resultados, o bien temerarios y precipitados.

Improvisación:

Los israelíes valoran la rapidez en la resolución de problemas y tienden a la improvisación más que una planificación cuidadosa o la búsqueda de orientación en el proceso. Por lo tanto, pueden parecer rápidos a la hora de actuar y flexibles, o bien desorganizados y caóticos.

Katrina Jacobs, inmigrante británica, explica hasta que punto la naturaleza directa de la comunicación israelí, incluso con desconocidos, permea a todos los niveles:

Conversations with Israeli taxi-drivers tend to follow a distinctly more personal track with questions typically including: reasons for being in Israel, work (and salary), family in Israel, marital status (if you are not married – why, and if you are married but not pregnant – why not!). These questions are not considered particularly intrusive or offensive… In many respects Israelis treat everyone as if they are family and personal questions are viewed as being friendly, showing interest or just making conversation – nothing more, nothing less.

Las conversaciones que tienden a mantener los taxistas israelíes son de un carácter mucho más personal. Suelen interesarse por cuestiones tales como la razón de tu estancia en Israel, trabajo y salario, familiares en Israel, estado civil, llegando a preguntarte por qué no estás casada, si es el caso, o si estás embarazada, ¡e incluso por qué no lo estás aún!. Este tipo de preguntas no se consideran particularmente ofensivas o intrusivas…en muchos aspectos los israelíes tratan a todo el mundo como a uno más de la familia y las preguntas personales se ven como una forma de mostrar interés, ser cercano o simplemente sacar tema de conversación. Ni más, ni menos.

En Quora, un sitio web de preguntas y respuestas que funciona mediante crowdsourcing, este tema se debate en la discusión “¿Por qué es tan duro tratar con israelíes?”, en la que encontramos el otro punto de vista. Los usuarios del foro cargado de humor y anécdotas son israelíes familiarizados con la cultura americana, mucho menos directa en la comunicación profesional.

Ariel Barkan va directo al grano, como era de esperar :

As an Israeli I'd like to add something about how I see it from my point of view. Many times after a call with American firms I'm thinking to myself:  “Why it took them so long to say the ‘NO'?” or “If this is a ‘NO’ then why they have to wrap it with so many positive words?”.

Como israelí me gustaría compartir mi punto de vista. En muchas ocasiones, tras una llamada con una compañía estadounidense no puedo evitar pensar “¿Por qué les ha costado tanto decir ‘NO'? o ¿si esto era un ‘NO’, por qué es necesario suavizarlo con tanta palabra amable?

Sagiv Ofek comentaba en la misma línea:

A real Israeli will answer: That's not the question. The question should be – why are Americans so easily offended?

Un verdadero israelí respondería: “esa no es la cuestión. La cuestión es por qué los americanos se ofenden tan fácilmente”.

Ohad Samet, director ejecutivo de la start-up TrueAccord, vivió en Israel durante 30 años y es el autor de la respuesta más popular del hilo. Compartió un video del psicólogo Gal Szekely, que ha acumulado 30.000 visitas, analizando la serie de televisión israelí “Be'Tipul,” que se adaptó para el mercado de Estados Unidos como “In Treatment” (En Tratamiento). El guión se mantuvo intacto, pero se incluyeron sutiles diferencias en el lenguaje corporal y señas verbales para que resultaran apropiadas en el nuevo contexto cultural.

En otra de las contribuciones de la discusión, Nate Anderson nos cuenta su experiencia de dos años en Israel durante los cuales trabajó como conductor de ambulancia en el turbulento período de la Segunda Intifada, que comenzó en el año 2000, duró varios años y supuso el punto álgido de la violencia entre Palestina e Israel. Explica que trabajar con israelíes requiere “no ser excesivamente sensible o vulnerable”, ya que “en Israel es más importante ser claro y sincero que no herir los sentimientos de alguien”.

When you're in that kind of society, fake politeness is actually offensive… Israelis feel more comfortable if you treat them with the same familial honesty you would treat your brother or sister. Rapport in Israel is not measured by niceties. It's about being comfortable enough to tell someone they're [a jerk] if they're being [a jerk], while knowing they'll have your back if there's a real situation to deal with.

En una sociedad de este tipo, la falsa cortesía resulta más bien ofensiva… los israelíes se sientes más cómodos si les dispensas el trato sincero y la confianza que tendrías con un hermano. Una buena relación en Israel no se mide con sutilezas; consiste en tener suficiente confianza para decirle a alguien que está siendo un imbécil si así es, pero también en que la otra persona sepa que contará con tu apoyo en caso de que lo necesite.

Leah Zakh Aharoni, coach empresarial con experiencia internacional en Rusia, Israel y EE.UU., describe cómo la cultura empresarial tiene sus raíces en valores inculcados en la infancia y, más tarde, en la interdependencia con un país donde el servicio militar no solo es obligatorio sino también muy valorado.

People rely on each other to give critique. If a child does something wrong, someone (either a parent's friend or a total stranger) will correct him, because they feel responsible for him. Everyone is totally fine with that. In the army everything is debriefed right away. The same is true in the business world – people know that if they are doing something wrong someone will call them on it.

La gente cuenta con las críticas de los demás. Si un niño hace algo malo, alguien le corregirá porque se siente responsable de él, ya sea su padre o un total desconocido. Y a todo el mundo le parece bien que así sea. En el ejército se da parte de todo enseguida. Lo mismo ocurre en el mundo empresarial; la gente sabe que si está haciendo algo mal, alguien se lo hará saber.

Por cierto, si alguien se pregunta cómo le va a Intel, la empresa autora de la guía origen de la discusión, no hay de qué preocuparse. Intel cuenta con unos 10.000 empleados en Israel en sus cuatro centros de desarrollo y sus dos plantas de producción y en marzo de 2014 anunció un plan de expansión de 600.000 millones de dólares.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.