- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

La campaña #AtTheEdge desafía la censura de los medios de comunicación en Malasia

Categorías: Asia Oriental, Malasia, Censura, Derechos humanos, Gobernabilidad, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Política, Protesta
Journalists , activists, and concerned citizens gather in Penang, Malaysia to show solidarity to the campaign for the protection of free speech. Photo from Facebook page of 'Malaysians stand in solidarity with The Edge' [1]

Periodistas, activistas y ciudadanos preocupados se reunieron en Penang, Malasia para mostrar solidaridad hacia la campaña para la protección del discurso libre. La fotografía proviene de la página de Facebook de “Malasios en solidaridad con The Edge”

Grupos de medios de comunicación y activistas malasios organizaron [2] una marcha multitudinaria para el 8 de agosto después de que el Gobierno ordenara la suspensión [3] de dos periódicos y el bloqueo de una página web de noticias que informaron acerca de un escándalo de corrupción que involucra al Primer Ministro, Najib Razak.

La alianza por la libertad de prensa se inició cuando cinco grupos de medios de comunicación adoptaron la etiqueta de la campaña #AtTheEdge [4] para destacar el aumento de la censura de medios de comunicación [5] en el país.

Los grupos son el medio de comunicación Gerakan Marah (Geramm), el Instituto de Periodistas, el Club de Corresponsales extranjeros de Malasia, los Corresponsales Sin Fronteras y el Centro para el periodismo independiente.

El 19 de julio, la página web de noticias Sarawak Report fue bloqueada y el 27 de julio dos periódicos locales pertenecientes al multimedio The Edge fueron suspendidos. Estas compañías de medios han revelado transacciones anómalas de 1Malaysia Development Bhd (1MDB), una compañía de inversión dirigida por el estado, que presuntamente contrajo un deuda de más de mil millones de dólares estadounidenses. Han corroborado la investigación del Wall Street Journal, que afirma que el Primer Ministro, Najib, obtuvo 700 millones de dólares estadounidenses en transferencias bancarias [6] a través de 1MDB.

Todas las demandas [7] de la campaña de #AtTheEdge están dirigidas al Gobierno:

1. Lift the suspension of The Edge Financial Weekly and The Edge Financial Daily immediately.
2. Unblock access to whistleblower site Sarawak Report.
3. Respect Malaysians’ right to information about 1MDB.

1. Levantamiento inmediato de la suspensión al semanario financiero y a la edición diaria de The Edge.
2. Desbloqueo del acceso al sitio de denuncias Sarawak Report.
3. Respeto por el derecho de los malasios a obtener información acerca de 1MDB.

El 31 de julio, más de 70 periodistas y activistas se reunieron frente a la oficina de The Edge para mostrar su solidaridad con el periódico asediado:

Manifestación en solidaridad con The Edge frente a su oficina central, 31 de julio, 3 pm ¡Bien!

Solidarity action in front of The Edge office. Photo from the Facebook page of 'Malaysians stand in solidarity with The Edge' [17]

Acción solidaria frente a la oficina de The Edge. PPPA hace referencia a la ley de imprenta invocada por las autoridades para suspender a The Edge. Fotografía de la página de Facebook de “Malasios en solidaridad con The Edge”

La marcha del 8 de agosto, llamada 808 tiene como objetivo movilizar a los malasios preocupados en Kuala Lumpur.

La campaña obtuvo rápidamente apoyo de diversos sectores. La página de Facebook “Malasios en solidaridad con The Edge [18]” ya cuenta con 9,000 “Me Gusta”. Mientras que una petición en línea en apoyo a la campaña #AtTheEdge ha recibido 30,000 firmas. La petición [19] denuncia la orden de suspensión, de tres meses de duración, como una maniobra del Gobierno para esconder la verdad:

At a time when there are more questions than answers available regarding the humongous financial scandal, the Ministry’s action appears to be a self-serving draconian attempt at shutting up inquisitive Malaysians.

En un momento en el que existen más preguntas que respuestas respecto al enorme escándalo financiero, la acción del Ministro parece ser una interesada medida draconiana para silenciar a los malasios curiosos.

La oficina de transparencia internacional de Malasia describió la orden de suspensión contra The Edge como una medida contraproducente e irracional [20]:

Suspending a newspaper which reported on the 1MDB scandal is not going to help the government in any way. In fact it will have more negative impact on Malaysia in terms of its international standing, sovereign ratings and the other ratings including the international perception on our press freedom.

Our government must not go for the ‘overkill’ in suppressing free speech on the pretext of acting against critics. Let’s get our facts right before we carry out more irrational measures.

Suspender un periódico que informó acerca del escándalo de 1MDB no ayudará al Gobierno de ningún modo. A decir verdad, tendrá un mayor impacto negativo en Malasia en términos de prestigio internacional, calificaciones soberanas y otros índices que afectan la percepción internacional sobre nuestra libertad de prensa.

Nuestro Gobierno no debe llegar a la “exageración” de reprimir el libre discurso con el pretexto de actuar contra las críticas. Comprobemos nuestros datos antes de adoptar nuevas medidas irracionales.

Francis Loh, presidente del grupo de defensa de derechos, Aliran, enfatizó la importancia para la sociedad de una prensa libre [21]:

…a democracy must have vibrant mass media and independent press which dare to conduct investigative journalism like what The Edge and Sarawak Report have done. They must make available information to the rakyat [people], especially when the authorities tell the rakyat to wait and wait.

…una democracia debe tener medios de comunicación dinámicos y una prensa independiente que se atreva a incursionar en el periodismo de investigación como lo hacen The Edge y Sarawak Report. Los medios deben facilitar información al pueblo, en especial cuando las autoridades les ordenan esperar y esperar.