¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La solidaridad de la gente en acción para ayudar a los refugiados en Grecia

Piraeus, Greece. 21 August 2015 -- Syrian refugees, 2.176 in total, arrive at Piraeus harbor aboard the Eleftherios Venizelos, a special vessel chartered by the Greek government. Photo by Wassilis Aswestopoulos. Copyright Demotix

Piraeus, Grecia. 21 de agosto de 2015 — Refugiados sirios, 2.176 en total, llegan al puerto de Piraeus en el Eleftherios Venizelos, un navío especial del Gobierno griego. Foto de Wassilis Aswestopoulos. Copyright Demotix

Mientras que Grecia sustituye a Italia como principal vía de escape europea para los refugiados que huyen de sus hogares destrozados por la guerra, el país lucha por hacer frente al gran número de personas que llegan en un momento en el que no tiene mucho que ofrecer. La economía griega todavía está gravemente deteriorada. Después de la dimisión del presionado primer ministro Alexis Tsipras, los griegos tendrán que votar nuevamente para elegir al parlamento en la cuarta elección en menos de tres años y medio.

Debido a la inexistencia de una política unificada de la Unión Europea respecto a los inmigrantes, Grecia tampoco encuentra mucho apoyo por parte de sus vecinos europeos.

Casi 1000 inmigrantes llegan a las costas griegas cada día, de los cuales un 60% proceden de Siria, según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados. Las islas Kos, Kalymnos, Leros, Chios y Lesbos, en el del Egeo oriental y septentrional, se han convertido en refugio temporal para miles de personas que llegan en botes por el mar.

Las islas, muchas de las cuales son destinos turísticos, no cuentan con la infraestructura ni los medios necesarios para atender a tanta gente. Además, los residentes locales no siempre se muestran acogedores.

Sin embargo, el deus ex machina en este caso no es el gobierno, sino los residentes locales y activistas que viven en las proximidades o incluso más lejos, que son los que reúnen comida, medicinas, ropa, juguetes y otros artículos para los refugiados. Muchos de ellos utilizan la etiqueta #refugeesGr (refugiados en Grecia) en Facebook y Twitter para difundir las noticias.

“Se lo debo a ellos”

Muchos isleños mayores conservan recuerdos de la catástrofe de Esmirna (la moderna Izmir en Turquía) de 1922, cuando un gran incendio provocó que numerosos refugiados de Asia Menor tuvieran que huir a las mismas islas vecinas en Grecia. La gran mayoría de los residentes locales son descendientes de esos refugiados.

Giorgos Tyrikos-Ergas, miembro de la ONG Agkalia (“abrazo”), publicó en Facebook el 20 de agosto un breve comentario personal sobre lo que presenciaba cada día cuando ayudaba a los refugiados a llegar a la isla de Lesbos. Su post se ha compartido más de 2540 veces y tiene más de 5470 Me gusta:

Nα βάζεις στο χέρι Σύρου πρόσφυγα πενήντα ευρώ και εκείνος να μη τα δέχεται με τίποτα λέγοντας “εγώ είμαι ένας, θα τα καταφέρω, δώσε τα σε μια οικογένεια”. Να συζητάς νύχτα στην Αγκαλιά που δεν έχει ρεύμα για την “Καρδιά του Σκότους” του Κόνραντ παρέα με Πακιστανό καθηγητή Αγγλικής Φιλολογίας από το Πανεπιστήμιο της Λαχώρης. Να σου απαγγέλλει νεαρός Αφγανός στίχους της Σαπφούς και να σου λέει πως λυπάται που ήρθε βρώμικος πρόσφυγας στο νησί της. […] Να σχολάει dj από τη νυχτερινή του βάρδια σε μπαρ, να τον πετυχαίνεις εφτά η ώρα το πρωί ξενύχτη και να σου δίνει εβδομήντα ευρώ, ο,τι έβγαλε ολόκληρο το βράδυ “για να βοηθήσω τους ανθρώπους” και να φεύγει χαμογελώντας κάνοντας και μια σούζα. […] Να έρχεται Έλληνας μετανάστης από Γερμανία και να σου λέει πεταχτά ενώ χάνεσαι πως θα πάει να προπληρώσει φρούτα και να καταλαβαίνεις πως σου πλήρωσε τα φρούτα όλου του επόμενου μήνα και βάλε και να μην ξέρεις καν το όνομά του να πεις ευχαριστώ. Να σου στέλνει μήνυμα ο Σύριος με την υπέροχη οικογένεια που πέρασε από την Αγκαλιά πριν ένα μήνα και να σου λέει “είμαστε Γερμανία, τα καταφέραμε, είμαστε ζωντανοί”. Είπα να μην κάνω άλλη ανάρτηση για αυτήν την εβδομάδα, μα τέτοια πράγματα αν δεν τα μοιραστώ θα σκάσω…Καταστάσεις που δεν είχαμε τη δύναμη να φανταστούμε. Αλήθεια δεν έχω δικαίωμα να μην πω τι ζούμε, τα καλά και τα κακά, δεν έχω το δικαίωμα.

Entregar a un refugiado sirio 50 euros y que no los quiera aceptar diciendo “Solo soy uno. Me las arreglaré. Déselos a una familia”. Comentar “El corazón de las tinieblas” de Conrad con un profesor de literatura inglesa de origen pakistaní de la Universidad de Lahore durante la noche en [el edificio de] Agkalia sin electricidad. Un joven afgano que recita los versos de Safo y te dice que lamentaba haber llegado a la isla como un refugiado sucio. […] Un DJ que termina su turno en una discoteca, lo encuentras a las siete de la mañana, adormilado y te da 70 euros, su paga diaria, “para ayudar a la gente” y se va sonriendo en su motocicleta. […] Un inmigrante griego de Alemania que viene y te dice rápidamente que va a pagar por adelantado para comprar fruta y momentos después te das cuentas de que ha pagado por más de un mes de fruta y ni siquiera sabes su nombre para darle las gracias. Recibir un mensaje de un chico sirio, que pasó por Agkalia con su maravillosa familia hace un mes, que dice “estamos en Alemania. Lo conseguimos. Estamos vivos”. Dije que no iba a publicar nada más durante esta semana, pero no puedo evitar compartir esto… No tenemos el poder de imaginar situaciones como estas. Sinceramente, no tengo el derecho de dejar de contar lo que estamos presenciando, bueno o malo, no tengo ese derecho.

Su abuela, Eleni Pavlou, le había hablado de los lazos de su familia con Siria. Giorgos volvió a contar su historia al periodista Anthi Pazianou de la página web de noticias Efsyn:

Οι δικοί μου, πρόσφυγες στον Β’ Παγκόσμιο Πόλεμο στη Συρία, έζησαν γιατί επί έξι χρόνια βρήκαν ένα πιάτο φαΐ. Είμαι ζωντανή χάρη στην αλληλεγγύη τους. Δεν ξεχνώ, τους το χρωστώ και είμαι εδώ για να βοηθήσω.

Mi familia, refugiados en Siria durante la Segunda Guerra Mundial, consiguió sobrevivir porque tuvo “un plato de comida” durante esos seis años. Estoy vivo gracias a la solidaridad [siria]. No me olvido. Se lo debo a ellos y estoy aquí para ayudar.

En este momento, esta ONG es administrada por cuatro activos voluntarios, encabezados por el sacerdote Papa-Stratis, que aparece en el corto de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados titulado “Un buen samaritano en Grecia”:

“No es una organización benéfica. Es la solidaridad de todos para cualquiera”

También en Lesbos, otro grupo ha aumentado sus actividades en el campo de refugiados de tránsito Kara Tepe, que acoge a 3000 personas y donde se comentó en julio que “la situación es particularmente extrema. Hasta hace unos días solo funcionaban cinco servicios higiénicos y dos duchas”.

El comedor social “O Allos Anthropos” (el otro hombre) distribuye “comida gratis para todos”:

El comedor social O Allos Anthropos cocina para los refugiados de Kara Tepe. 2000 porciones en seis horas ayer

El grupo compartió una colección de fotos en su página de Facebook. Un breve comentario de su blog dice:

Πολλοι το βλεπουν σαν φιλανθρωπια,αλλοι το βλεπουν σαν ελεημοσυνη,αλλοι σαν σισιτιο,αλλοι λυπουντε,αλλοι και τι να κανουμε,αλλοι βριζουν εγω ενα εχω να πω και ας διαφωνητε με αυτο.ΔΕΝ ΕΙΝΑΙ ΦΙΛΑΝΘΡΩΠΙΑ ΕΙΝΑΙ ΑΛΛΗΛΕΓΓΥΗ ΑΠΟ ΟΛΟΥΣ ΓΙΑ ΟΛΟΥΣ ΜΕ ΤΗΝ ΣΥΜΕΤΟΧΗ ΟΛΩΝ ΑΚΟΜΑΚΑΙ ΤΩΝ ΠΡΟΣΦΥΓΩΝ,ΕΙΝΑΙ ΣΕΒΑΣΜΟΣ ΑΠΟ ΟΛΟΥΣ ΓΙΑ ΟΛΟΥΣ ΚΑΙ ΕΙΝΑΙ ΚΑΙ ΑΓΑΠΗ ΑΟ ΑΝΘΡΩΠΟΥΣ ΓΙΑ ΑΝΘΡΩΠΟΥΣ ΧΩΡΙΣ ΔΙΑΚΡΙΣΕΙΣ ΣΤΟ ΧΡΩΜΑ,ΣΤΗΝ ΕΘΝΙΚΟΤΗΤΑ,ΣΤΗΝ ΘΡΗΣΚΕΙΑ.

Muchos la consideran una organización benéfica, para otros es caridad para los pobres, para otros es un comedor de beneficencia, otros sienten pena, otros dicen lo que podemos hacer, otros maldicen. Tengo algo que decir, aunque no estés de acuerdo con esto. No es una organización benéfica. Es la solidaridad de todos para cualquiera: todos participan, incluso los refugiados. Es el respeto de todos para cualquiera. También es el amor de seres humanos hacia seres humanos, independientemente del color de piel, la etnia o la religión.

“La humanidad y la esperanza no tienen fronteras nacionales”

En la isla de Kos, los voluntarios de Symmaxia ofrecieron su ayuda en el hotel abandonado Captain Elias, que es el refugio de muchos refugiados que han llegado a la isla durante las últimas semanas:

Σήμερα Κυριακή οι εθελοντές της συμμαχίας μοίρασαν τρόφιμα στους περίπου 700 πρόσφυγες και παράτυπους μετανάστες που βρίσκονται στο καπετάν Ηλίας.
Ελπίζουμε σύντομα να ενημερωθούν και οι υπόλοιποι πρόσφυγες που βρίσκονται στο λιμάνι και πλέον όλοι να σιτίζονται μόνο στο ξενοδοχείο και να μην χρειάζεται να βρίσκονται σε πλατείες κοντά στο λιμάνι

Hoy, domingo, los voluntarios de Symmaxia distribuyeron comida a casi 700 refugiados e inmigrantes en el hotel Captain Elias. Esperamos que se informe pronto al resto de refugiados que se encuentran ahora en el puerto para que todo el mundo reciba comida en el hotel. No necesitan estar en plazas públicas cerca del puerto.

La cadena británica Channel 4 News invita a los usuarios de Facebook a “conocer a la enfermera británica jubilada que ofrece su ayuda en la creciente crisis humanitaria en la isla de Kos”:

En Tesalónica, la segunda ciudad más grande de Grecia, el Movimiento de Solidaridad para los Refugiados afirma que se trata de “garantizar comida, seguridad y suministros básicos para los refugiados“. Con la reciente violencia que han sufrido los refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia, los voluntarios fueron al pueblo fronterizo griego Eidomeni para suministrar agua, comida, ropa y artículos sanitarios.

Tesalónica. Reunimos comida, medicinas y botiquines de primeros auxilios para los refugiados.

Entregando suministros a los refugiados de la frontera entre Grecia y Macedonia.

Unas 170 personas que se refugiaron el mes de julio en el parque Pedion Areos en Atenas han sido trasladadas al Centro de Acogida a Refugiados en Elaionas. Muchos de ellos solicitarán asilo en otros países europeos además de localizar a amigos y vecinos que ya viven en el extranjero.

En el centro, un niño ilustró la experiencia de los refugiados de cruzar el mar. El usuario de Twitter @epan_e_kinisi compartió el dibujo, lo que nos recuerda que detrás de los números hay miles y miles de seres humanos inocentes que necesitan ayuda:

Dibujo de un niño refugiado en el Centro de Acogida a Refugiados de Elaionas. La humanidad y la esperanza no tienen fronteras nacionales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.